Es noticia
Menú
Panrico agota su última oportunidad para reinventarse de la mano de Carlos Gila
  1. Empresas
PLAN DE ACCIÓN PARA EVITAR EL CIERRE

Panrico agota su última oportunidad para reinventarse de la mano de Carlos Gila

Hay poco margen de maniobra. Aun así, Carlos Gila está dispuesto a ser el responsable de gastar el último cartucho de esperanza para salvar Panrico.

Foto: Fábrica de Panrico.
Fábrica de Panrico.

Tiene poco margen de maniobra. Aun así, Carlos Gila está dispuesto a ser el responsable de quemar el último cartucho de esperanza al que se aferra Panrico para sobrevivir. Consejero del fabricante de repostería y panadería en representación del fondo de inversión Oaktree, este directivo experto en reestructuraciones asume todos los poderes ejecutivos en un intento a la desesperada por reconducirun negocio que lleva perdidos más de200 millones de euros en los últimos cuatro años, sin contarcapitalizacionesde deuda.

La decisión de recurrir a Carlos Gila como nuevo primer ejecutivo ha provocado, como es lógico, la salida del actual consejero delegado, Joan Casaponsa, que llevaba en el cargo menos de dos años. Procedente deIndo y con pasadoen Kraft y United Biscuits, el máximo responsable de Panrico presentó la semana pasada el enésimoplan de viabilidadque debía convencer a Oaktree, único accionista y especialista la compra de la deuda de compañías con problemas para hacerse posteriormente con su control.

La sucesión de acontecimientos producidos una semana después, con el cese fulminante de Casaponsa y la elección de Gila para sucederle, hace ver que la opinión de Oaktree sobre el plan de viabilidad era contraria, bien por dudar de su capacidad de ejecución o por considerar incorrecta la línea de actuación. Además, también debe haberjugado en contra del consejero delegado saliente el hecho de que Panrico vaya a cerrar el ejercicio en curso incluso con pérdidas operativas (ebitda).

En este contexto de tensión, Panrico se juega toda sus opciones para seguir adelante a la carta de Carlos Gila, un experto en reestructuraciones que durante su carrera como 'socorrista' de empresas en apuros ha sido vicepresidente ejecutivo de La Seda de Barcelona y consejero de Azucarera Ebro, por citar alguna de las más conocidas. Durante los últimos años, sin embargo, ha sido asesor de Oaktree para evaluar las oportunidades de inversión existentes en Nueva Rumasa, Marsans, Metrovacesa o Darty.

Con un descenso anual de las ventas de casi el 10% desde el comienzo de la crisis, el fabricante de Donuts tiene que reinventar su modelo de negocio, más allá de los despidos, cierre de fábricas o venta de activos que puedan producirse, como ya hizo durante los últimos años. El envite actual va más allá, razón por la que Gila se ha dirigido ya a trabajadores, proveedores, clientes y entidades financieras para reclamar la flexibilidad suficiente que permita "adaptarse a las duras condiciones de mercado".

A sus 40 años de historia, el popular fabricante de rosquillas, bollos y pan de molde de origen catalán corre el riesgo de no superar su último esfuerzo por adaptarse a la crisis. El declive de Panrico llegó antes del desplome delconsumo y de la irrupción deproductos low cost. El principio del fin llegó con la salida de la familia fundadora Costafreda, que en 2005 vendió la compañía al fondo de capital riesgo Apax.Por entonces, la dimensión del problema era grande, pero se le sumó unoinsoportable:la deuda.

Tiene poco margen de maniobra. Aun así, Carlos Gila está dispuesto a ser el responsable de quemar el último cartucho de esperanza al que se aferra Panrico para sobrevivir. Consejero del fabricante de repostería y panadería en representación del fondo de inversión Oaktree, este directivo experto en reestructuraciones asume todos los poderes ejecutivos en un intento a la desesperada por reconducirun negocio que lleva perdidos más de200 millones de euros en los últimos cuatro años, sin contarcapitalizacionesde deuda.

Capital riesgo Oaktree
El redactor recomienda