Es noticia
La empobrecida burguesía catalana 'pasa' de puntillas en el auxilio del Sabadell
  1. Empresas
SÓLO ACUDE CON LA MITAD DE LOS DERECHOS

La empobrecida burguesía catalana 'pasa' de puntillas en el auxilio del Sabadell

El núcleo duro del grupo, con pérdidas de 1.000 millones y rescatados por la banca, apenas suscribirá la mitad de los derechos de la ampliación de capital.

Foto: El presidente de Mango, Isak Andic. (EFE)
El presidente de Mango, Isak Andic. (EFE)

La nueva ampliación de capital de Banco Sabadell ha pillado con las alforjas medio vacías al núcleo de la entidad financiera, compuesto por otrora lo más granado de la burguesía catalana. Como ya acudió a la anterior emisión de 913 millones, realizada en el primer trimestre de 2012, los principales accionistas del banco han decidido no suscribir todos los derechos que están en sus manos.

Según han declarado fuentes próximas al grupo presidido por Josep Oliu, José Manuel Lara, propietario del Grupo Planeta, Isak Andic, dueño de Mango, Joaquín Folch-Rusiñol (Pinturas Titán), Miguel Bosser (Textil Bosser) y Héctor Colonques (Porcelanosa) no se han comprometido a respaldar en su totalidad la ampliación de capital de 1.400 millones aprobada este lunes por el consejo de administración.

En la reunión del órgano de gobierno de la institución financiera, los consejeros representantes del grupo de accionistas, que llegaron a tener el 15% del Sabadell, tan sólo dieron el visto bueno a la operación, sin aventurarse a apoyar financieramente la segunda parte de la transacción, ya que los primeros 425 millones los aseguran los dos nuevos socios internacionales. Según otras fuentes, lo más probable es que sólo acudan a la ampliación de forma parcial, tal y como hicieron en la inyección de capital de hace año y medio.

En aquella ocasión, los miembros del consejo sólo adquirieron el 47% de los títulos a los que tenían derecho. En el folleto informativo de la ampliación de capital, operación por la que Banco Sabadell incrementó sus recursos propios en un 42%, explicaron que los consejeros del grupo financiero, así como el secretario y el vicesecretario no consejeros, dejarían sin suscribir el 53% de las acciones que les corresponden por ser accionistas actuales.

El presidente del grupo Planeta, José Manuel Lara y su mujer (EFE).En el órgano de gobierno de la institución se encuentran el presidente, Josep Oliu, Folch Rusiñol, Héctor Colonques, Sol Daurella (Coca-Cola), la familia Lara e Isak Andic, todos ellos firmantes del pacto de accionistas que blinda al banco de posibles ofertas hostiles. En ese grupo están también Inversiones Hemisferio, holding de los Lara, y Famol Participaciones, una sociedad instrumental compartida por los anteriores accionistas.

Rescatados con pérdidas de 1.000 millones

Aquella decisión puso de manifiesto que no sólo el banco estaba justo de capital, sino que los propios consejeros y máximos accionistas de la institución catalana también tenían sus apreturas financieras. La mayoría de ellos entraron en el capital de Sabadell a 8 euros por acción, muy por encima de los 1,8 a los que cotiza en la actualidad el banco. Con la salvedad de Andic, que ha aprovechado la caída de la acción para reforzar su posición, el resto se ha diluido a consecuencia de las recientes operaciones corporativas, como la de Banco Guipuzcoano.

Al haber comprado casi un 400% por encima de los precios actuales y en su mayoría con créditos bancarios, las pérdidas latentes han sido de cerca de 1.000 millones. Esta situación les ha llevado a tener que refinanciar en tres ocasiones sus deudas personales, tal y como informó El Confidencial el pasado mes de abril. Curiosamente, uno de los principales prestamistas era el Banco Popular.

Uno de los más afectados es José Manuel Lara, que llegó a tener cerca del 7% de la entidad barcelonesa cuando en la Navidad de 2006 adquirió, junto con otros empresarios, un 12,45% del capital de Sabadell a La Caixa. El mayor accionista de Antena 3, Andic, Folch-Rusiñol, Miguel Bosser y Héctor Colonques compraron esa participación por casi 1.300 millones de euros.

Ese paquete, diluido al 10,2% por las reiteradas ampliaciones de capital del banco presidido por Josep Oliu, vale hoy apenas 530 millones. El problema es que aquella inversión se hizo con préstamos bancarios (634 millones) y participativos (de los propios socios) en su totalidad, la mayoría de los cuales vencían durante el pasado mes de marzo.

Grupo Planeta Josep Oliu Mango
El redactor recomienda