Es noticia
Menú
La banca española tiene el crédito más caro para las pymes de toda la zona euro
  1. Empresas
SEGÚN EL BOLETÍN MENSUAL DEL BCE

La banca española tiene el crédito más caro para las pymes de toda la zona euro

Que el crédito para pymes en España es carísimo no es sólo una percepción de sus atribulados propietarios. Es una evidencia empírica, según el BCE

Foto: El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. (EFE)
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. (EFE)

Que el crédito para pequeñas y medianas empresas en España es carísimo no es sólo una percepción de sus atribulados propietarios, asfixiados por la imposibilidad de pagar esos tipos. Es una evidencia empírica según el propio Banco Central Europeo, cuyo último boletín mensual señala a nuestro país como el que tiene un diferencial mayor entre el interés que los bancos aplican a las grandes y el que cobran a las pequeñas y medianas, muy superior a la media de la zona euro. No obstante, se ha reducido un poco tras tocar máximos el otoño pasado. Esta situación se explica, según la autoridad monetaria, por factores como la aversión al riesgo, las exigencias de más capital a las entidades o la falta de competencia.

Como se aprecia en los gráficos adjuntos,las condiciones de financiación para las pymes se deterioraron en todos los países en los años de la crisis financiera global, 2008 y 2009, posteriormente se normalizaron y volvieron a empeorar a partir de 2011, cuando el BCE subió los tipos. Pero el caso español es especial, puesto que estas condiciones nunca llegaron a volver a los niveles precrisis, y en 2012 su empeoramiento fue mucho mayor que en los demás países.

Así, el diferencial entre los tipos aplicados a los préstamos por un volumen inferior a un millón de euros y los que superan esa cifra ha llegado a rebasar los 2,50 puntos porcentuales, nivel en que se encuentra actualmente (gráfico de la izquierda). Si tomamos los préstamos empresariales inferiores a 250.000 euros frente a los superiores al millón -es decir, las empresas más pequeñas-, la diferencia es aún mayor y el año pasado llegó a superar los 3 puntos.Actualmente está un poco por debajo(cuadro de la derecha).

placeholder

Y eso que el crédito a las grandes empresas tampoco es especialmente barato. El crédito global a sociedades no financieras en España es el segundo más caro de la zona euro, sólo superado por Italia, aunque en este caso sí se ha relajado significativamente respecto a los momentos de máximo estrés de 2009, siempre según este estudio.

Como publicóEl Confidencialen mayo, las entidades financieras sí conceden crédito a las pymes, pero con unas condiciones de tipos y garantías que lo hacen inasumible para la mayoría, en especial para las que están en una situación más desesperada. Aunqueexiste una enorme amplitud en los diferenciales que se cobran a las pymesen función de su vinculación con el banco, su antigüedad,su historial de cumplimiento, el deterioro de su negocio, etc.,nunca se cobra menos de 5 puntospor encima del Euribor (en la actualidad en torno al 0,5%), mientras que en el otro extremo se pueden llegar a cobrar hasta 9 puntos por encima de esta referencia. Incluso en las líneas ICO se exigen diferenciales de 8,55 puntos a plazos superiores a 10 años.

Competencia, alternativas y aversión al riesgo

El estudio de la autoridad que presideMario Draghiofrece varios factores que explican estas diferencias entre la situación de España (y, en menor medida, de Italia)y la del resto de los grandes países de la zona euro. Uno de ellos es el grado decompetencia y la existencia de un mercado de financiación alternativo a la banca potente; en los países en que se dan estas condiciones, la financiación a las pymes es más barata. En España, la competencia en el sector bancario se ha reducido drásticamente con las fusiones de entidades y las subastas de las intervenidaso nacionalizadas, y el mercado alternativo de deuda de pymes sigue siendo una quimera, aunque ya ha aprobado su reglamentación.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro,se ha negado a conceder a este mercadoventajas fiscales -algo que los expertos consideran imprescindible para su éxito- y Axesor, uno de los impulsores del proyecto, reconocía ayer en el periódicoCinco Díasque el volumen mínimo para que las emisiones tengan demanda será de 20 millones, lo cual deja fuera a las empresas pequeñas y a la mayor parte de las medianas.

Otras causas que identifica el BCE son el marco regulatorio y fiscal de cada país, los procedimientos para adjudicarse las garantías en caso de impago y las prácticas habituales de fijación deesas garantías. También subraya el aumento del riesgo de crédito (derivado de la escalada de la morosidad, que en España se encuentra en máximos históricos) y de la aversión al riesgo de las entidades "en un entorno de crecimiento económico débil, potenciales restricciones de capital -se han elevado muchísimo las exigencias desde el inicio de la crisis, si bien para todos los países-y el impacto de la fragmentación de los mercados mayoristas en que se financian los bancos (los españoles siguen pagando tipos mucho más altos que los del resto de la zona euro en sus emisiones).

Hay que mejorar los márgenes como sea

Entre las propias entidades hay una expresión que justifica también los altísimos tipos del crédito a las pymes: 'ampliación de diferenciales', es decir, subir el tipo de interés del crédito y bajar el de los depósitos para incrementar los deprimidos márgenes actuales del sector. Y como el grueso de las carteras de los bancos son hipotecas con tipos muy bajos y a plazos muy largos, la forma más sencilla de ampliar los diferenciales es subir el interés del crédito a empresas.

Pero esta actitud contribuye a deprimir aún más la economía y el empleo:"Esimposible hacer frente a estos intereses. Con las dificultades para cobrar las facturas que tenemos, en especial de las Administraciones, y el poco negocio que hay, no podemos permitirnos ni un gasto extra. Si los bancos te cobran el crédito al 8% o al 10% no podemos pagarlo de ninguna manera. Pero sin crédito no podemos pagar la nómina.La situación es desesperaday, si no bajan los tipos, muchos tendremos que cerrar y despedir a los empleados que nos quedan", explica un mediano empresario proveedor de un ayuntamiento. Un autónomo añade: "No se entiende que te cobren el 10% cuando el BCE acaba de bajar los tipos al 0,5%; así es como se gana dinero, claro".

Que el crédito para pequeñas y medianas empresas en España es carísimo no es sólo una percepción de sus atribulados propietarios, asfixiados por la imposibilidad de pagar esos tipos. Es una evidencia empírica según el propio Banco Central Europeo, cuyo último boletín mensual señala a nuestro país como el que tiene un diferencial mayor entre el interés que los bancos aplican a las grandes y el que cobran a las pequeñas y medianas, muy superior a la media de la zona euro. No obstante, se ha reducido un poco tras tocar máximos el otoño pasado. Esta situación se explica, según la autoridad monetaria, por factores como la aversión al riesgo, las exigencias de más capital a las entidades o la falta de competencia.

Créditos Banca Mario Draghi Crisis
El redactor recomienda