INTEGRA MONEYTOPAY EN CAIXACARD

Caixa engorda sus tarjetas con la filial prepago antes de su venta

CaixaBank ha concentrado su negocio de tarjetas de crédito bajo CaixaCard, donde ha integrado la empresa de tarjetas prepago MoneyToPay

Foto: El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)

CaixaBank ha concentrado todo su negocio de tarjetas de crédito bajo el paraguas de CaixaCard, donde ha integrado la empresa de tarjetas prepago MoneyToPay, según han informado fuentes financieras. Aunque un portavoz oficial ha declinado hacer comentarios, la integración se ha llevado a cabo recientemente para dotar de mayor sentido y valor a esta área.

Precisamente, la operación se produce después que el banco de negocio Nomura ya haya abierto el libro de venta del 50% de CaixaCard, en busca de socios internacionales para este negocio, básicamente en Estados Unidos, según señalan fuentes financieras. Técnicamente, CaixaCard ha comprado MoneyToPay. Pero, en la práctica, para Caixa la operación es neutra porque ambas compañías son propiedad del banco que preside Isidre Fainé en un 100%.

Tampoco es que MoneyToPay engorde mucho el balance de CaixaCard, que tras esta operación operará 12,5 millones de tarjetas, de las que cerca de un millón corresponden de MoneyToPay. Sin embargo, fuentes financieras señalan que la integración da mayor sentido a estratégico a CaixaCard, en especial por la alta previsión de crecimiento de las tarjetas prepago.

Para 2017, MoneyToPay, que ya es ahora la primera empresa de España del sector, espera tener tres millones de tarjetas prepago, en especial porque en tiempos de crisis las familias utilizan este tipo de dinero de plástico como una forma de control del gasto.

Simplificación

Con esta operación se culmina la simplificación de los negocios de pago electrónico que está llevando a cabo el director general adjunto de CaixaBank, Antoni Massanell. Así, en 2010 se segregó el negocio de terminal de puntos de ventas TPV en la sociedad Comercial Global Payments, que se vendió en un 51% al grupo norteamericano Global Payments, que aportó en la transacción 112 millones de euros.

Luego, en octubre de 2011, también segregó MoneyToPay y en noviembre de ese año ya se creó CaixaCard, la filial operativamente más valiosa y que ahora ha absorbido a su hermana de prepago, también en un proceso de separación de negocio.

En ambos casos, estaba previsto buscar un socio, con lo que ahora este proceso se simplifica al mismo tiempo que se pone en valor el negocio del dinero de plástico de CaixaBank.

Para CaixaCard, fuentes financieras barajaban una valoración que superaría ampliamente los 1.000 millones de euros cuando se encargó la venta a Nomura a principios de año. Ahora, al integrar MoneyToPay, esta cifra podría ser superior.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios