LA CRISIS DEL CAVA HACE QUE CODORNÍU ENTRE EN PÉRDIDAS

Freixenet pone a la venta su filial francesa de vino Burdeos

Es tiempo de desapalancar. El líder español en el sector del cava, Freixenet, suelta lastre y pone a la venta su filial francesa de vino Burdeos, Yvon Mau, según

Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Es tiempo de desapalancar. El líder español en el sector del cava, Freixenet, suelta lastre y pone a la venta su filial francesa de vino Burdeos, Yvon Mau, según han confirmado fuentes financieras cercanas a la operación. La salida al mercado de esta filial demuestra hasta qué punto el sector del cava ha sufrido en 2012 un año difícil, por la combinación de una sequía que ha encarecido la uva y una caída del consumo interior producida por la crisis.

    Freixenet pretende vender Yvon Mau para reducir su estructura de costes y rebajar el endeudamiento. La operación se plantea cuando los resultados del fabricante de cava reflejan unas ventas en España prácticamente estancadas en 367 millones y con un beneficio muy ajustado, de apenas 473.000 euros. Estas cifras de Freixenet corresponden al cierre contable a 30 de abril de 2012 y no incluyen las filiales en Francia ni en otros países. Las ventas globales de Freixenet superarían los 500 millones si consolidase todas sus empresas en el extranjero.

    Portavoces de Freixenet han negado que Yvon Mau se encuentre a la venta, pero las fuentes financieras antes mencionadas han explicado que la empresa que preside Josep Lluís Bonet ha encargado la venta de su filial de vinos en Francia al banco galo BNP. Yvon Mau tiene un volumen de negocio que ronda los 110 millones de euros. En este proceso, Freixenet también ha encargado una valoración de esta empresa gala.

    Su intención, según han explicado estas fuentes financieras conocedoras de la operación, pasa por vender las bodegas pero mantener la distribuidora vinculada a la empresa francesa, ya que la misma vehicula buena parte del negocio del grupo en el país vecino, donde la compañía fundada por Josep Ferrer vende tres millones de botellas.

    Yvon Mau tiene más de cien personas en plantilla. El grupo inició en 2009 un plan para rentabilizar sus marcas de vino Burdeos, donde es la segunda bodega de la región. La operación en Francia no afecta al fabricante de champagne Henri Abelé, también propiedad de la empresa catalana.

    Freixenet compró Yvon Mau en 2001 por un total de 23,6 millones. El precio de la venta será superior, a pesar de no incluir la distribuidora, por lo que el grupo catalán se asegura obtener plusvalías.

    Cambio de tendencia

    La puesta a la venta de Yvon Mau es un giro estratégico importante porque, hasta ahora, el grupo Freixenet había estado siempre apostando por la internacionalización y abriendo en nuevos países. De hecho, un 80% de su negocio está fuera de España, gracias a lo cual ha registrado beneficios en un año malo para el sector del cava como ha sido 2012. 

    Freixenet está controlado por la familia Ferrer, no cotiza en bolsa y tiene 18 bodegas en siete países diferentes, incluyendo Australia y Estados Unidos.

    El sector del cava está viviendo un momento delicado. Las ventas en España han caído más de un 6%, pero resulta difícil discernir qué parte corresponde a un supuesto 'boicot', a causa del movimiento independentista en Cataluña, y qué parte a la caída del consumo en España. Hay que tener en cuenta que en Navidad no hubo paga extra para funcionarios y resto de empleados públicos. 

    Pérdidas de Codorníu

    La mala situación del cava es generalizada. Codorníu ha entrado en pérdidas, según las cuentas entregadas en el registro mercantil. En el ejercicio de 2011, el último disponible, la empresa perdió 9 millones de euros y las ventas, como las de Freixenet, también reflejan un estancamiento. En este caso la facturación se quedó en 181 millones de euros.

    Codorníu es el principal competidor de Freixenet, pero está mucho menos internacionalizado que el conglomerado de la familia Ferrer, que la triplica en tamaño. Los malos resultados, en buena parte, se explican por su mayor dependencia del mercado español.

    La marcha del sector del cava ha provocado que algunos grupos cambien radicalmente de apuesta. Es el caso de Raventós i Blanc, que recientemente ha apostado por salirse de la denominación de origen cava y apostar por la internacionalización de la compañía para no depender del mercado local.

    Empresas
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios