CRECE LA PRESIÓN SOBRE ZAPATERO PARA ACELERAR LAS REFORMAS

España vuelve a los PIGS: miedo en el mercado al contagio de Grecia

España había conseguido distanciarse del resto de periféricos europeos, pero en los últimos días ha vuelto al grupo de los llamados PIGS en la percepción de

Foto: España vuelve a los PIGS: miedo en el mercado al contagio de Grecia
España vuelve a los PIGS: miedo en el mercado al contagio de Grecia

España había conseguido distanciarse del resto de periféricos europeos, pero en los últimos días ha vuelto al grupo de los llamados PIGS en la percepción de los inversores, y lo ha hecho acompañada de Italia. Así se refleja en la primas de riesgo, pero también en las presentaciones y conference calls de la banca de inversión con sus clientes, en las que el tema estrella es el posible contagio de la crisis griega a nuestro país.

De hecho, el Financial Times abría ayer con estos temores y Alphaville daba la bienvenida de vuelta (welcome back) a España e Italia al 'Club Med'. Algo que está justificado a la vista del subidón de los diferenciales de los dos países con el bono alemán. El español se relajó ayer un poco tras la escalada del lunes, pero en todo caso se mantuvo en 2,40 puntos.

Asimismo, los bancos de inversión están muy preocupados por este asunto. JP Morgan mantuvo una conference el lunes y ayer hizo lo propio Crédit Suisse, y en ambas el tema principal fue el posible contagio de la crisis a España. "Si sólo fuera Grecia, a todo el mundo le daría lo mismo dejarla caer; el problema es que, si cae Grecia, España va detrás, y luego Italia, y entonces el euros sí que saltaría por los aires", explica uno de los asistentes a estas conferencias.

Estos miedos renovados obedecen a tres circunstancias: la primera es el intenso debate internacional sobre la resolución de la crisis griega y la cada vez mayor evidencia de que tendrá que reestructurar su deuda; la segunda es la rebaja de la perspectiva de Italia por S&P, que ha encendido las alarmas sobre ese país; y la tercera es la desesperación del mundo económico con la lentitud de las reformas de Zapatero, agravada por la inestabilidad política que emerge de las elecciones del domingo.

España tiene que hacer las mismas reformas que Grecia

"Las exigencias del mercado a España son parecidas a las de Grecia: que acometa de una vez las reformas que tiene que hacer inevitablemente, porque si no la situación va a ser insostenible; en el caso de Grecia por la deuda y en el de España, por el déficit público", opina un gestor de fondos. 

Eso explicaría la dureza con que el gobernador del Banco de España se empleó el lunes para reclamar un cambio radical de la legislación laboral y un recorte del gasto público estatal y autonómico. Fue mucho menos contundente respecto a la reforma del sector financiero, a la que los extranjeros dan la misma -o mayor- importancia que a las anteriores.

Sin embargo, casi nadie confía en que Zapatero vaya a acometer estas reformas en los meses que quedan de legislatura, a pesar de no presentarse a la reelección. Por eso, la opinión generalizada en el mundo de la inversión es que lo mejor sería convocar elecciones anticipadas y tener un gobierno con mayoría suficiente para adoptar estas medidas impopulares.

A esto se añade el movimiento del 15-M, que, aunque ha perdido mucha fuerza tras las elecciones, sigue creando desconfianza fuera de España, donde hay quien se sigue preguntando si esto puede acabar como Egipto.

No se puede descartar un rescate

En todo caso, como publicó El Confidencial la semana pasada, España está al borde del abismo, y si no se encuentra rápidamente una solución satisfactoria para Grecia, lo más probable es que nos arrastre.

A este respecto, Europa vive un duro debate entre los partidarios de reestructurar de inmediato la deuda griega porque no hacerlo supondrá poner más dinero público para rescatar el país y porque sólo así podrá volver al crecimiento, y los que pretenden retrasarlo todo lo posible con el argumento de que, si se les concede una quita, no aplicarán las reformas requeridas.

JP Morgan y Crédit Suisse consideran que la opción más probable es que se aplace la reestructuración al menos hasta el verano, para dar tiempo a que se acometan las reformas. Eso implica que España tendrá hasta el otoño para hacer lo propio. O de lo contrario, nos podemos enfrentar a un rescate a pesar de las evidentes diferencias con Grecia y Portugal.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios