El fondo soberano de Abu Dhabi pincha en hueso en su inversión en Santander Brasil
  1. Empresas
PIERDE MÁS DE UN 17% POR LA CAÍDA DE LA ACCIÓN

El fondo soberano de Abu Dhabi pincha en hueso en su inversión en Santander Brasil

Aabar Investment, uno de los brazos inversores del Gobierno de Abu Dhabi, no ha tenido suerte en su inversión en Santander Brasil. El fondo soberano, cuyo

Aabar Investment, uno de los brazos inversores del Gobierno de Abu Dhabi, no ha tenido suerte en su inversión en Santander Brasil. El fondo soberano, cuyo mayor accionista es IPIC, la compañía que ha comprado Cepsa, se ha visto obligado a refinanciar un préstamo con el que invirtió 328 millones de dólares (unos 235 millones de euros) en la filial latinoamericana del grupo español.

 

El fondo tomó esta participación en Santander Brasil a mediados de octubre de 2009, al calor de la Oferta Pública de Venta (OPV) del banco español en la Bolsa de Sao Paulo. Santander fijó un precio de 23,5 reales por acción, justo en el punto medio de la banda orientativa de una colocación por la que la entidad española levantó 14.100 millones de reales, unos 4.700 millones de euros.

Las acciones también comenzaron a cotizar en la Bolsa de Nueva York a través de los llamados American Depositary Shares (ADS), títulos de renta variable a través de los cuales cotizan las empresas extranjeras en Wall Street. Aabar compró acciones representativas de casi el 1% del capital. Khadem Al Qubaisi, presidente del fondo soberano, indicó en su momento que “estamos encantados con haber tenido la oportunidad de invertir en una entidad tan fuerte y con tanto éxito”.

El inversor añadió que “confiamos en continuar fortaleciendo y desarrollando la relación existente con Banco Santander y deseamos trabajar con ellos en el futuro”. Pero ese futuro está en duda. Según un comunicado remitido a la Bolsa de Londres por Internacional Investment Petroleum Company (IPIC), el mayor accionista del fondo, Aabar ha vendido recientemente su participación en Santander Brasil. No obstante, el brazo inversor de Abu Dhabi emitió ayer un comunicado en el que anunciaba que lo que había refinanciado un préstamo vinculado a los ADS de la filial del banco español

Las acciones de la subsidiaria brasileña han caído cerca de un 17% desde la salida a bolsa en octubre de 2009, por lo que Aabar acumula unas minusvalías de unos 55 millones de dólares. Pese a que Brasil es el mercado de mayor crecimiento de Santander, con incremento de más del 20% en el volumen de créditos, la banca local ha sufrido mucho en bolsa en los últimos meses porque el Banco Central del país latinoamericano ha decidido elevar los requisitos de capital para frenar el boom crediticio.

Santander Brasil, que llegó a cotizar por debajo de los 19 reales, acumula un descenso del 12% en 2011 y del 5% en los últimos doce meses. El índice Bovespa, el principal del parqué de Sao Paulo, ha perdido un 1,2% en los cuatro primeros meses del ejercicio. La cúpula directiva de la filial, liderada desde diciembre del pasado año por Marcial Portela, mantuvo una reunión con analistas el pasado miércoles para explicar la estrategia del banco en un país donde los tipos de interés rozan el 12%.

En la cartera de Aabar hay inversiones significativas en Atlantia, la empresa italiana de autopistas que intentó comprar Abertis; en Daimler, dueña de Mercedes; en Virgin Galactic, la empresa de viajes espaciales de Richard Branson, y en el banco privado suizo Falcon Private Bank. También tiene un paquete de una sociedad –Tesia- que fabrica coches eléctricos.

Racing de Santander Banco Central de Brasil Abu Dhabi Qatar