Un fondo fantasma internacional levanta 1.500 millones para invertir en las cajas
  1. Empresas
IMPULSADO POR RIPPLEWOOD Y KLEINWORT BENSON

Un fondo fantasma internacional levanta 1.500 millones para invertir en las cajas

Las cajas de ahorros siguen estando en el punto de mira de los inversores internacionales. Uno de los últimos interesados de participar en la reestructuración del

placeholder Foto: Un fondo fantasma internacional levanta 1.500 millones para invertir en las cajas
Un fondo fantasma internacional levanta 1.500 millones para invertir en las cajas

Las cajas de ahorros siguen estando en el punto de mira de los inversores internacionales. Uno de los últimos interesados de participar en la reestructuración del sistema financiero español es el millonario estadounidense Tim Collins, fundador del fondo de capital riesgo Ripplewood Investments, que prepara el cierre de un vehículo de cerca de 1.500 millones de euros para desembarcar en España, según varias fuentes informadas del proceso.

El fondo en cuestión es una especie de sociedad de inversión de marca blanca, constituida ad hoc para comprar alguna caja de ahorros. Según las fuentes financieras consultadas, el vehículo tiene una estructura similar a Liberty Adquisition Holding, el fondo creado por el financiero Nicolas Berggruen y su socio Martin Franklin para participar en la restructuración y reflotamiento de Prisa, compuesto por la elite de los hedge funds de Wall Street.

Para esta estructura, el financiero estadounidense Tim Collins se ha asociado, entre otros, con Kleinwort Benson, la gestora británica de patrimonios y banca privada (ex Commerzbank), que ha ofrecido a sus clientes sumarse a esta inversión de alto riesgo. Otros de los inversores que participarán en esta iniciativa son los fondos soberanos de Qatar y Abu Dhabi, que recientemente comprometieron desembolsos de 300 y 150 millones, respectivamente, para recapitalizar las cajas.

Así lo anunció José Luis Rodríguez Zapatero en su reciente viaje por Oriente Medio. El presidente del Gobierno indicó el pasado 1 de marzo que el emirato de Abu Dhabi destinaría 150 millones de euros para ayudar en la reestructuración de las entidades financieras española en problemas. Un día antes hizo lo mismo con motivo de su visita a Qatar, pero aunque dijo que la inyección de capital se concretaría en diez días, no explicó cómo se ejecutaría ni en qué plazos.

Sin embargo, según las fuentes consultadas por El Confidencial, estas aportaciones, comprometidas por el príncipe heredero del emirato de Abu Dhabi, el jeque Mohamed bin Zayed al Nahyan, y el primer ministro del emirato qatarí, Hamad bin Jassim bin Jaber bin Muhammad al Thani, se van a materializar a través del fondo que está levantando el inversor Tim Collins junto a la firma Kleinwort Benson, en el que participarán otras grandes fortunas e inversores sofisticados.

Experto en reflotar compañías moribundas

Collins no es un inversor cualquiera. Este estadounidense de 55 años tiene una amplia experiencia en resucitar entidades en situaciones al borde del abismo. Junto a su socio Christopher Flowers (JC Flowers) compró en 2000 la entidad Long Term Credit Bank of Japan, operación que les convirtió en el primer grupo extranjero en tomar el control de un banco nipón, que adquirieron por 1.000 millones de euros en un proceso de privatización tras declararse insolvente en 1998.

En 2004, sólo seis años después, esta entidad rescatada fue bautizada como Sinshei Bank, nuevo nombre para salir a bolsa con una valoración de más de 2.000 millones, lo que generó unos beneficios del 100% para los inversores que creyeron en la apuesta. Curiosamente, Collins y Flowers tuvieron durante esa época relaciones profesionales con Emilio Botín, ya que Banco Santander llegó a tomar una participación del 11% en este grupo financiero japonés.

Fundada en 1995, Ripplewood gestiona unos 4.000 millones de dólares a través de cuatro fondos de capital riesgo. Desde hace años, este licenciado en filosofía que se formó como banquero en Lazard, forma parte de la élite financiera de Nueva York. Además de sentarse en el consejo de administración de Citigroup, el año pasado Collins participó en la reunión del Club Bilderberg celebrada en Sitges (Barcelona) y es uno de los principales donantes del Partido Democráta liderado por Barack Obama.

A pesar de su trayectoria, todas las apuestas realizadas desde su private equity no han salido bien. En 2009, por ejemplo, Ripplewood tuvo que asumir la quiebra de la editorial Reader´s Digest después de haberla comprado en alianza con otros fondos por 2.800 millones. En cualquier caso y aunque sus cifras apenas se conocen por el secretismo de la firma, distintas fuentes sitúan el retorno para sus inversores en 9.500 millones de dólares, más de tres veces lo invertido.