LAS PLUSVALÍAS EN BOLSA SUMARÁN PARA CUMPLIR LOS REQUISITOS

El Gobierno desautoriza al BdE: la banca tendrá que apuntarse las pérdidas en bonos

La derrota de las tesis del Banco de España sobre la solución del sector financiero frente a las del Gobierno se extiende a niveles alejados de

Foto: El Gobierno desautoriza al BdE: la banca tendrá que apuntarse las pérdidas en bonos
El Gobierno desautoriza al BdE: la banca tendrá que apuntarse las pérdidas en bonos

La derrota de las tesis del Banco de España sobre la solución del sector financiero frente a las del Gobierno se extiende a niveles alejados de los focos mediáticos pero muy importantes para las entidades. Concretamente, al cómputo de las minusvalías que las entidades tienen en sus carteras de deuda: el Banco de España permitió en noviembre que no se restaran de los fondos propios, pero el Real Decreto-Ley exige que vuelvan a deducirse.

A cambio, bancos y cajas también podrán sumar a su capital las plusvalías que tengan, no sólo en bonos -donde son escasas por la crisis de la deuda periférica- sino también en bolsa y en cualquier tipo de activos. Por tanto, el efecto de la norma es incierto. "Pero es seguro que vamos a ver variaciones, al alza y a la baja, respecto al capital publicado por las entidades al cierre del año", señalan en una de ellas.

El Banco de España cambió la normativa contable, con efecto en diciembre, respecto a lo que se conoce como cartera de activos disponibles para la venta (también hay una cartera a vencimiento cuya valoración es independiente de los movimientos de mercado). Estamos hablando de pérdidas latentes, que, hasta esta modificación, debían restarse del capital mediante una figura llamada ajustes por valoración sin pasar por la cuenta de resultados (cuando se venden los bonos y se materializan las pérdidas sí van a resultados).

De forma recíproca, tampoco podían sumar al capital las plusvalías latentes, cosa que también hacían antes. Pero este cambio les vino muy bien a bancos y cajas en ese momento porque tenían 300.000 millones de euros en esta cartera y las pérdidas en lo más duro de la crisis eran muy importantes, estimadas en torno al 8% del core capital del sector (sin incluir a los dos grandes).

Ahora, las entidades tendrán que reformular sus cálculos para volver a incluir estas minusvalías y las plusvalías que tuvieran en otros activos, ya que el Decreto tira por tierra esta norma. "Habrá entidades con mucha deuda pública a las que les reducirá el capital -aunque las pérdidas actuales son menores que en noviembre-, mientras que otras verán incrementado el suyo, sobre todo las que tienen participaciones históricas en empresas", señalan desde la dirección financiera de otra entidad.

Nueva derrota del banco de España

Más allá del impacto en las entidades, esta marcha atrás supone una nueva desautorización del Banco de España por parte del Gobierno. La misma aprobación del Real Decreto ya cuestiona la actuación del supervisor desde el comienzo de la crisis, porque reconoce implícitamente que no ha servido para nada, a pesar de los esfuerzos del gobernador Fernández Ordóñez por presentarlo como una continuación natural de sus medidas anteriores. Y los cambios en la comisión ejecutiva del FROB también restan poder al Banco de España en favor de Economía.

La definición de capital que se adopta en el Decreto también se salta las normas del Banco de España al permitir la inclusión como core capital de las ayudas ya concedidas por el FOB, por ejemplo. Y a eso hay que unir esta rectificación en los ajustes por valoración. El problema es que las reglas del Banco de España adoptan estándares internacionales que en teoría son obligatorios para las entidades españolas. "Podemos acabar con dos ratios de capital para cada banco o caja: uno según los criterios del decreto y otro según los estándares internacionales, algo ridículo", señala una de las fuentes consultadas.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios