“LOS CONTACTOS PODRÍAN AVANZAR RÁPIDAMENTE LA PRÓXIMA SEMANA”

La fusión entre Unicaja y España-Duero, pendiente del texto final del decreto sobre cajas

Aunque ambas entidades lo han desmentido, lo han hecho con la boca pequeña. El presidente de Unicaja, Braulio Medel, en su peregrinar por toda la geografía

Foto: La fusión entre Unicaja y España-Duero, pendiente del texto final del decreto sobre cajas
La fusión entre Unicaja y España-Duero, pendiente del texto final del decreto sobre cajas
Aunque ambas entidades lo han desmentido, lo han hecho con la boca pequeña. El presidente de Unicaja, Braulio Medel, en su peregrinar por toda la geografía española en busca de un partner con el que asociarse bajo la fórmula de un SIP, recaló hace un par de semanas en Castilla y León con una oferta concreta para los rectores de España-Duero. Las conversaciones están hoy paradas en espera del texto del Real Decreto-ley que debería aparecer en el BOE del próximo lunes, por lo que “los contactos podrían reanudarse y avanzar rápidamente la próxima semana”, en opinión de una fuente cercana a la negociación.

Fue el Diario de León el que el pasado sábado dio la noticia del “inicio de conversaciones entre Caja España-Duero y Unicaja para una posible fusión o un SIP” entre ambas entidades. “Sería una operación adecuada en lo que a dimensión empresarial se refiere”, asegura una fuente cercana a la andaluza. “Ellos tienen necesidad de fondos propios y Unicaja capacidad sobrada para cubrir con amplitud ese déficit. Otra cosa son las expectativas de negocio que para la malagueña tendría su entrada en un territorio tan deprimido como el de Castilla y León”.

Como de costumbre, la operación debería contar con el visto bueno de las autoridades autonómicas respectivas, y no parece que la Junta castellano-leonesa esté muy por la labor, como ya ha dejado claro el consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva. Para los rectores de la entidad resultante de la fusión entre Caja Duero y Caja España, sin embargo, la operación es posible. “La de Unicaja sería una alianza que tendría mucho sentido para España-Duero”, aseguran en León, “aunque no sería la única alternativa disponible. De momento habrá que esperar al lunes para ver cómo ha quedado en el BOE el texto del Real Decreto sobre Cajas, saber qué compromisos se van a exigir en cuanto a core capital, qué plazos se imponen, etcétera”.

“Oficialmente no ha habido contactos con Medel”, prosigue la fuente, poniendo el énfasis en el adverbio. “La verdad es que después de las operaciones que se dieron a finales del pasado año, los candidatos a nuevas fusiones somos muy pocos, pero hay varias alternativas además de Unicaja. En todo caso será a partir del lunes cuando podamos iniciar conversaciones en serio. Nuestra situación se ha aliviado mucho, porque hemos hecho los deberes: hemos saneado el balance y declarado los riesgos inmobiliarios; hemos prejubilado a más de 800 personas y cerrado 235 oficinas, de modo que estamos en una cierta posición de ventaja frente a entidades que aun no han dado estos pasos”. 

El enésimo intento de Braulio Medel

Este es el enésimo intento de Braulio Medel para encontrar “pareja de baile”, descartada Cajasol y el tantas veces intentado acercamiento a Ibercaja -que ha preferido esperar en solitario unos meses más, convencido Amado Franco y su director general, José Luis Aguirre, de que habrá muy interesantes oportunidades en la segunda mitad de año-, así como la mucho más reciente de Novacaixagalicia. El problema, además del político ya aludido, es el reparto de poder en la fusionada, algo consustancial cuando de Braulio Medel se trata.

En este sentido, pocas dudas caben de que una operación con España-Duero podría dar al malagueño cierta posición de ventaja, acorde la fortaleza de la institución que preside, que con un core capital de más del 13% supera ampliamente el 10% que pretende imponer Economía. Según la prensa leonesa, el Consejo de España-Duero dio carta blanca al presidente, Evaristo del Canto, y a su director general, Lucas Hernández, para que eligieran la estrategia a seguir en orden a lograr ese core capital necesario -a falta de las negociaciones finales que están teniendo lugar entre Isidro Fainé y Elena Salgado-, para evitar ser convertidos en banco o nacionalizados.

Los contactos mantenidos hasta ahora entre ambas partes han sido, en todo caso, muy preliminares. La celebración ayer de la  asamblea anual de CECA podría haber propiciado algún acercamiento adicional, aunque las fuentes no consideraban el escenario como el más idóneo para ello. Será a partir del lunes, como se ha dicho, cuando la verdadera negociación tome cuerpo. No hay mucho tiempo que perder porque, aunque la calma parece haber regresado a los mercados, al menos en lo que a la deuda española se refiere, no sería de extrañar que las tensiones volvieran por sus fueros y con ellas los nervios del Gobierno metiendo prisa.
Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios