LOS CONSEJOS APRUEBAN HOY LA OPERACIÓN

Morgan Stanley, Deloitte y Uría crean el nuevo banco de La Caixa, con Nin de CEO

La Caixa anunciará previsiblemente este viernes un hito histórico desde su creación hace casi 107 años. El grupo financiero traspasará su negocio minorista a un nuevo

Foto: Morgan Stanley, Deloitte y Uría crean el nuevo banco de La Caixa, con Nin de CEO
Morgan Stanley, Deloitte y Uría crean el nuevo banco de La Caixa, con Nin de CEO

La Caixa anunciará previsiblemente este viernes un hito histórico desde su creación hace casi 107 años. El grupo financiero traspasará su negocio minorista a un nuevo banco que quedará bajo el paraguas de Criteria. Juan María Nin será el nuevo consejero delegado de la entidad financiera resultante de la segregación, para cuyo diseño se ha contratado a Deloitte, Morgan Stanley y Uría y Menéndez. Los consejos de administración de ambas entidades se podrían reunir hoy para aprobar la operación.

 

De esta manera, la caja catalana da un paso adelante para adecuar su estructura a las nuevas exigencias de capital decididas por el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero y, sobre todo, a la rigurosa normativa contable incluida en Basilea III. Un cambio que afectará a la naturaleza societaria de La Caixa y a la cúpula ejecutiva. Juan María Nín, director general de la caja, pasará a ser además el consejero delegado del banco, cuyo presidente será Isidro Fainé. El resto del organigrama está por decidir.

 

La Caixa, que ha declinado hacer ningún comentario, tendrá la mayoría del capital de ese banco, que será uno de los tres pilares de Criteria. El holding, que ya cotiza en bolsa, tendrá otra sociedad a través de la cual mantendrá las participaciones industriales. La tercera será la Fundación La Caixa, institución que se encargará de continuar desarrollando la Obra Social.

 

Con esta fórmula, la segunda caja española por activos y la primera por depósitos matará dos pájaros de un tiro. El primero es evitar la penalización que sufrirá cuando entren en vigor las nuevas normas internacionales de solvencia, que le obligarían a aumentar de forma significativa sus provisiones por sus inversiones en bolsa. La Caixa es dueña del 35% de Gas Natural, del 14% de Repsol, del 25% de Abertis y del 5% de Telefónica. Estos paquetes se segregarán en una sociedad cuya función principal será hacer de tenedora de acciones y cuyo máximo ejecutivo puede ser Gonzalo Cortazar. El actual consejero director general de Criteria es un experto en fusiones y adquisiciones.

 

Los que tiene en bancos extranjeros, como el chino Bank of East Asia (15% del capital), el portugués BPI (29%), el mexicano Inbursa /20%) y el austriaco Erste Bank (10%) se traspasarán al nuevo banco, que ya dispone de ficha bancaria autorizada. Con esta medida, La Caixa consigue el objetivo de cotizar directamente en bolsa, a través de Criteria, con lo que se adecua al futuro real decreto sobre cajas de ahorro que previsiblemente aprobará el Gobierno este mismo viernes. De esta manera podrá acceder a los mercados mayoristas con más facilidad para levantar capital. Una estructura que le permitirá continuar con su expansión internacional, uno de los retos del Plan Estratégico 2011-2014 que se anunciará a finales de semana.

 

Para este hito histórico, La Caixa se ha apoyado en Morgan Stanley, entidad de la que fue fichado Cortazar a principios de 2009. También ha contratado los servicios de Deloitte, que se ha encargado de los trabajos de auditoria, y de Uría y Menéndez, que ha hecho las labores de asesor legal. Ninguna de las tres firmas ha querido confirmar su participación en esta operación.

 

Una transacción que sin duda será una de las más importantes del sector financiero español y que marcará el camino para el resto de entidades que tendrán que adaptarse a las nuevas exigencias normativas. El volumen de negocio bancario de La Caixa ascendía hasta el tercer trimestre del pasado año a 421.338 millones, de los que 181.995 eran créditos y 239.343 recursos totales de clientes. Su beneficio fue de 1.228 millones, tras realizar saneamientos por 1.543 millones.

 

A 30 de septiembre de 2010, La Caixa disponía de un core capital del 8,7%, un Tier-1 del 9,9% y un Tier total del 11,7%. Por tanto, por encima del listón marcado por el Gobierno. El nivel de liquidez era de 22.102 millones, uno de los más altos del sector. La caja todavía disponía de 1.835 millones del fondo genérico para insolvencias.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios