CONDENADO A INHABILITACIÓN POR EL SUPREMO

Santander recurrirá ante el Constitucional para mantener a Alfredo Sáenz en el cargo

El Banco Santander pretende recurrir la condena de Alfredo Sáenz ante el Tribunal Constitucional con el fin de que su consejero delegado pueda mantenerse en el cargo, según

Foto: Santander recurrirá ante el Constitucional para mantener a Alfredo Sáenz en el cargo
Santander recurrirá ante el Constitucional para mantener a Alfredo Sáenz en el cargo

El Banco Santander pretende recurrir la condena de Alfredo Sáenz ante el Tribunal Constitucional con el fin de que su consejero delegado pueda mantenerse en el cargo, según fuentes cercanas a la entidad. Sáenz ha sido condenado por el Tribunal Supremo a ocho meses de prisión, multa e inhabilitación para ejercer como banquero por denuncia falsa y estafa procesal.

Según las fuentes citadas, el banco "agotará todas las vías posibles y siempre se puede encontrar una fórmula para presentar un recurso ante el Constitucional". Lo cual implica que Sáenz no va a dimitir a pesar de la condena y va a esperar, al menos, hasta que el TC se pronuncie sobre si admite o rechaza el recurso.

Una sentencia del Supremo es firme y no admite recurso por principio, y sólo se puede apelar al Constitucional alegando la vulneración de derechos fundamentales durante el proceso, pero no se puede entrar en los hechos que motivan la condena, que se consideran probados.

Así pues, el abogado del banco, que para este caso es Gonzalo Rodríguez Mourullo, tendrá que buscar un argumento para justificar esta vulneración de derechos. Fuentes jurídicas apuntan que este argumento puede basarse en la tardanza de la sentencia (los hechos se remontan a 1994) o bien en que no pueden juzgarse dos veces los mismos hechos, algo que podría alegarse en este caso dado que hubo una primera querella de los empresarios perjudicados por Sáenz que fue archivada. La sentencia conocida hoy se refiere a una segunda querella.

Un portavoz del Santander se acoge al desconocimiento de la sentencia -todavía no está redactada, aunque el fallo ha sido adelantado por el periódico El Mundo- para no hacer comentarios.

La nueva sentencia, que todavía no está firmada, endurece la ya dictada en 2009 por la que la Audiencia Provincial de Barcelona condenó a Saénz, que cometió esos delitos cuando era presidente de Banesto, y a otros dos ex directivos de la entidad a seis meses de prisión. Según el Supremo, los hechos se produjeron con “el conocimiento y beneplácito” del actual consejero delegado de Santander.

En 1994 Banesto presentó una querella por estafa y alzamiento de bienes contra cuatro empresarios a sabiendas de que eran completamente inocentes. La querella dio lugar a que los empresarios fueran detenidos y tres de ellos fueron enviados unos días a la cárcel. La querella falsa se utilizó como medida de presión para intentar cobrar una deuda de 3,8 millones de euros que había contraído con Banesto un grupo en el que los querellados tenían una participación minoritaria.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios