Peligra la fusión: Cajasur pretende seguir como entidad diferenciada bajo el paraguas de Unicaja
  1. Empresas
HOY REUNIONES CLAVE EN LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO DE AMBAS CAJAS

Peligra la fusión: Cajasur pretende seguir como entidad diferenciada bajo el paraguas de Unicaja

El Cabildo catedralicio cordobés está tensando tanto la cuerda que podría llegar a romperse. En efecto, las negociaciones que mantienen Braulio Medel (Unicaja) y Santiago Gómez

Foto: Peligra la fusión: Cajasur pretende seguir como entidad diferenciada bajo el paraguas de Unicaja
Peligra la fusión: Cajasur pretende seguir como entidad diferenciada bajo el paraguas de Unicaja

El Cabildo catedralicio cordobés está tensando tanto la cuerda que podría llegar a romperse. En efecto, las negociaciones que mantienen Braulio Medel (Unicaja) y Santiago Gómez Sierra (Cajasur) para fusionar las entidades que presiden, han puesto de manifiesto la pretensión del deán del Cabildo cordobés de que Cajasur continúe en esta nueva etapa como entidad diferenciada de Unicaja, manteniéndose prácticamente intacta e independiente dentro de la nueva Caja de Ahorros resultante de la fusión, obteniendo, además, más dimensión y ámbito territorial, y el respaldo de la fortaleza financiera de Unicaja.

Una historia de analogías: convencidos que la eternidad está al alcance de todos los creyentes, el Cabildo cordobés intenta perpetuar la existencia de Cajasur, a pesar de que el Banco de España (BdE) ha certificado su fallecimiento como entidad de crédito 130 años después de su nacimiento. Para lograr esa “vida eterna”, Gómez Sierra ha planteado una plataforma de mínimos para negociar, respecto de la cual el Cabildo de Córdoba no está dispuesto a transigir, lo que amenaza con cargarse la fusión y provocar la intervención del BdE.

De acuerdo con fuentes próximas a la marcha de las negociaciones consultadas por este diario, la Iglesia se había fijado en principio tres grandes objetivos a conseguir con esta fusión:

1.   Una vicepresidencia ejecutiva, con competencias sobre la Obra Social que Cajasur actualmente mantiene en los territorios en los que actúa, para ocupar la cual se postulaba el propio Gómez Sierra.

2.   Una representación del 8% del Cabildo cordobés en los órganos de gobierno de la nueva Caja, como entidad fundadora, lo que, para mantener la representación de las otras entidades que en su día constituyeron Unicaja, elevaría la de todas ellas al 18% de los puestos de estos órganos de gobierno. Tal demanda exige una modificación de la Ley de Cajas de Andalucía (que establece para las entidades fundadoras sólo un 9%), cambio que el presidente de la Junta andaluza, José Antonio Griñán, está dispuesto a abordar para facilitar la fusión.

3.   Una fundación que mantenga la actual Obra Social que realiza Cajasur y en cuyo patronato el Cabildo tenga una mayoría del 70%. Esta fundación debe dotarse con diversos inmuebles de Córdoba, Sevilla y Jaén, y con una asignación del 10% de la dotación anual que a este fin destine la nueva Caja, con un mínimo de 6 millones de euros anuales.

Pero las pretensiones con las que inicialmente se conformaba Cajasur han resultado superadas en cuanto ha empezado a discutirse la letra pequeña. En efecto, asesorado por sus hombres de confianza, Santiago Cabezas (director del Área de Banca Minorista) y José Rafael Rich (responsable de la Obra Social y Cultural), Gómez Sierra ha reforzado sus peticiones para perpetuar Cajasur.

El Cabildo cordobés pretende mantener una Caja dentro de otra.

A tal efecto ha solicitado una co-sede radicada en Córdoba, con un Director General Adjunto que, con total autonomía e independencia, se encargaría de gestionar el negocio financiero en las provincias de Córdoba, Sevilla, Huelva, Madrid, Badajoz y Cáceres, incluyendo en ello tanto los riesgos como los demás servicios financieros, y responsabilizándose de las actuales participaciones empresariales que mantiene Cajasur.

En esta línea, el propio Santiago Cabezas sería designado como Director General Adjunto, y José Rafael Rich, Director de la Fundación de Obra Social del Cabildo de Córdoba. En definitiva, y al igual que ocurre con las famosas matrioskas (muñecas de madera) rusas, el Cabildo cordobés pretende mantener una Caja dentro de otra Caja, un esquema de funcionamiento casi imposible de gestionar, como cualquier experto en management empresarial sabe.  

Hoy lunes se reúnen el Consejo de Cajasur y la Comisión Ejecutiva del Consejo de Unicaja, a fin de aprobar las ayudas del FGD que se solicitarán al BdE. De acuerdo con las fuentes consultadas por este diario, la impresión existente es que el Cabildo de Córdoba podría negarse a formular esa petición de ayudas en tanto en cuanto antes no se formalice un documento en el que se acepten sus condiciones para la fusión. Un planteamiento rupturista que amenaza con acabar con la fusión Unicaja-Cajasur antes de nacer, y que forzaría la intervención del Banco de España.

Noticias de Unicaja Braulio Medel Banco de España