el partido de abascal EXIGE UNA MESA A TRES

Cs cree que Vox va de farol: negociará con el PP primero la capital y luego la comunidad

Todos los partidos juegan sus cartas. Cs solo quiere pactar con el PP los futuros gobiernos en ayuntamiento y comunidad. La primera prueba de fuego, el 15 de junio en la capital

Foto: Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en Madrid. (EFE)
Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en Madrid. (EFE)

Las negociaciones se asemejan cada vez más a una partida de mus. Ciudadanos cree que las amenazas de Vox son un farol y confía en negociar solo con el PP el futuro Gobierno de la Comunidad de Madrid, que pasa por un Ejecutivo en el que solo estén populares y naranjas. De momento, los encuentros a nivel autonómico han sido escasos, ya que las directrices generales se están marcando desde las direcciones nacionales. Lo que está claro es que el calendario marcará el desarrollo de la partida. El primer envite se verá en el Ayuntamiento de Madrid, que tiene que estar constituido para el 15 de junio. En función de las exigencias que marque Vox en el Palacio de Cibeles (sede del consistorio), el camino hacia la Casa de Correos (sede de la comunidad) tomará una dirección u otra.

Cs cree que Vox va de farol: negociará con el PP primero la capital y luego la comunidad

Porque todo depende de Vox, factor clave en la ecuación. Los de Santiago Abascal insisten en que la vía andaluza "está destruida" y en que quieren ser protagonistas mucho más activos en las negociaciones de las dos plazas fuertes de Madrid: la comunidad y el ayuntamiento de la capital. Vox quiere una "mesa a tres" en la que poder tener voz, sin renunciar a formar parte de hipotéticos ejecutivos. Una mesa en la que haya "cesiones de todas las partes" y en la que se determinará si Vox quiere su parte del pastel o se conforma con acuerdos programáticos.

Ciudadanos, por su parte, cree que Vox va de farol, y de momento solo quiere negociar con el PP con tres frentes abiertos: la Mesa de la Asamblea, un amplio acuerdo de gobierno y finalmente el reparto de sillones dentro de la Comunidad de Madrid. Lo primero que se avecina es la constitución de la Mesa del Parlamento madrileño, que se votará el 11 de junio. Ciudadanos quiere presidir la Cámara madrileña, pero para eso necesita los votos de Vox, según el artículo 52 del Reglamento de la Asamblea, que regula que el candidato requiere la mayoría absoluta en una primera votación.

El acuerdo (antes de la votación) para que Ciudadanos presida la Asamblea, y que el PP no ve con malos ojos sea quien sea el candidato naranja, se tiene que cerrar también con Vox, por lo que la formación naranja se ve obligada a reunirse con los de Rocío Monasterio esta misma semana. "De momento no hay fecha, pero tarde o temprano tendremos que tener la primera reunión con ellos", explican desde la dirección madrileña de Ciudadanos. Lo que está claro es que negociar la Mesa no tiene nada que ver con negociar un acuerdo de gobierno, que vendrá después. "A lo primero se puede llegar fácilmente, a lo segundo no".

La candidata de Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio. (EFE)
La candidata de Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio. (EFE)

Y aquí habrá que ver si Vox va de farol o no. Las posturas están claras. Ciudadanos solo quiere negociar con el PP el futuro Gobierno, pero acepta que habrá que hacer algún tipo de concesión programática a Vox. Por su parte, Vox quiere hacer valer sus 12 diputados e insiste en negociar a tres bandas, sin dejar claro por el momento si sus aspiraciones pasan por formar parte del Ejecutivo autonómico o le bastan amplios acuerdos de programa. Y en tercer lugar está el PP, que espera que haya un "espacio de entendimiento" entre Ciudadanos y Vox, ya que lo que quiere es que Isabel Díaz Ayuso presida la comunidad. Le da igual que sea solo con Ciudadanos (la opción que más le gusta) o que haya que sumar también a Vox. No hay que olvidar que en muchos ayuntamientos de la comunidad habrá que repetir este acuerdo a tres.

La sesión de investidura, haya o no un candidato pactado, será el 3 de julio. La ventaja, señalan desde Ciudadanos, es que antes de pasar por la Asamblea de Madrid se deben constituir los ayuntamientos, concretamente el 15 de junio. Y para entonces Vox se tiene que retratar. Ciudadanos también quiere para la capital un acuerdo solo con el PP y espera que Javier Ortega Smith apoye este Gobierno local con sus cuatro ediles, ya que es "impensable" que dé la alcaldía a Manuela Carmena. "El camino que entonces se marque en el ayuntamiento servirá para negociar luego en la comunidad, con 15 días más de margen", explican.

En el PP son más precavidos y señalan que Vox "tiene un punto de locura 'trumpiana' que no sabes hasta qué punto puede ir de farol". No hay que olvidar que en Andalucía acaban de amenazar con tumbar los primeros Presupuestos pactados por el PP y Ciudadanos. "Espero que al final se llegue al acuerdo. La alternativa es que gobiernen el PSOE con Errejón y Carmena en el ayuntamiento". Desde Ciudadanos insisten en el farol de Vox. "Tendrían que explicar a sus votantes por qué han apretado en la sesión de investidura el botón de Ángel Gabilondo si se abstienen".

De momento, las reuniones entre Ciudadanos-PP y PP-Vox (no así entre Cs y Vox) se están realizando con calma en Madrid. Los populares tienen previsto reunirse este jueves con Ciudadanos y Vox (por separado) para empezar a negociar los puestos de la Mesa. "No hay un acuerdo cerrado, pero queremos llegar a uno. Lo que pase en la Mesa nos dará pistas de la posibilidad de acuerdo en otros ámbitos, será un buen termómetro", explican desde el PP. Mientras, Rocío Monasterio eleva el tono y juega su partida. Vox espera que el PP también medie ante Ciudadanos. Monasterio se preguntó este martes en una entrevista en Telemadrid si Isabel Díaz Ayuso quiere "seguir a las órdenes de Aguado" o si asumirá el "liderazgo" para exigir al líder naranja que se siente con Vox.

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, con los candidatos del partido al Ayuntamiento de la capital y a la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
El presidente nacional del PP, Pablo Casado, con los candidatos del partido al Ayuntamiento de la capital y a la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

"Si alguno se arriesga a tomar decisiones sin Vox, deberá asumirlo. El PP tiene que demostrar que puede liderar esa negociación y sentar a todos a la mesa", señaló Monasterio. El farol de Vox se puede convertir en un órdago, ya que deja entrever que si Ciudadanos no transige puede presionar y vincular su apoyo a que el PP gobierne en solitario y que ni Ciudadanos ni ellos formen parte de ningún Ejecutivo, que solo se firmen acuerdos de programa. PP y Vox están obligados a entenderse, ya que los últimos resultados electorales han hecho que el PP necesite solo a Vox (y no a Ciudadanos) en los municipios del oeste de la región, tradicionales bastiones del PP.

El objetivo de Díaz Ayuso y de Martínez Almeida es gobernar y todo pasa por tender puentes entre Cs y Vox. "Hemos ofrecido todos los escenarios posibles y todas las opciones para que el resto de interlocutores se sientan cómodos", señaló este martes el vicesecretario de Organización, Alfonso Serrano, después del primer Comité Ejecutivo Autonómico que se celebra tras las elecciones del 26-M. El PP, de momento, se muestra partidiario a hacer concesiones a ambos.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios