REUNIÓN EN ZARAGOZA

Cs avanza "a buen ritmo" con PP en Aragón, invita a unirse al PAR y no cuenta con Vox

Los candidatos regionales de Cs y PP lo tienen claro: lo de hoy ha sido más que una toma de contacto. La negociación en Aragón podría avanzar incluso más rápido de lo previsto

Foto: El candidato de Ciudadanos a la presidencia de Aragón, Daniel Pérez Calvo (c). (EFE)
El candidato de Ciudadanos a la presidencia de Aragón, Daniel Pérez Calvo (c). (EFE)

Los comités negociadores de PP y Ciudadanos se reunieron este martes en Zaragoza por primera vez con el pacto en la comunidad autónoma y en el ayuntamiento de la capital encima de la mesa. Y las percepciones fueron más que buenas. El candidato a la presidencia del partido de Rivera, Daniel Pérez, no titubeó: "Estamos muy satisfechos de cómo evolucionan las cosas. No ha sido una primera toma de contacto, ha sido algo más, y vamos a un ritmo muy razonable", confirmó en un receso del encuentro. De hecho, el dirigente naranja insistió en que la constitución de la mesa programática (para avanzar en un posible acuerdo de programa de gobierno) comenzará este mismo miércoles.

En el PP las cosas las vieron con el mismo entusiasmo. Luis María Beamonte, candidato popular, insistía justo a continuación: "Hemos avanzado y mucho, se lo puedo asegurar". Al mismo tiempo aseguraba no tener inconveniente en reconocer que los populares han mantenido contactos con Vox, pero que no ha habido avances. Una cuestión de pura "cortesía", zanjó, recordando que también mantuvo un encuentro con Podemos. "¿Por qué no me puedo reunir con otras personas que representan a otras formaciones?", dijo.

La cuestión relativa a Vox, sin embargo, tiene su enjundia dado que Ciudadanos continúa con su veto expreso al partido de Santiago Abascal. Ya la ejecutiva nacional que este lunes aprobó por unanimidad tener al PP como socio preferente, dejó por escrito también su objetivo de evitar "populismos" (incluido expresamente el partido de ultraderecha) en los gobiernos. Y en Aragón fue exactamente igual. El candidato naranja dejó claro que "no cuentan" con Vox porque hay "una incompatibilidad genética clara en los planteamientos políticos". Eso sí, Pérez no dudó en devolver la pelota a su tejado: "La pregunta habrá que hacérsela a Vox a medida que avancemos con la mesa programática".

La negociación continúa mañana una vez que el PP ha dado el "visto bueno" al decálogo aprobado por el comité ejecutivo de la formación naranja, que en Aragón se completará con las aportaciones de los populares. Así lo decidieron los candidatos regionales en este encuentro, en el que también participaron el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, y el secretario de Acción Política de la formación naranja, José María Espejo. Este último respaldó las declaraciones de su candidato de manera tajante: "Ha sido una reunión muy productiva y va a ser el inicio de unas negociaciones para un gran acuerdo para el Gobierno de Aragón".

En su comparecencia, Pérez insistió en varias ocasiones en la necesidad de abrir este acuerdo inicial al espacio "de centro, liberal y moderado", en alusión expresa al PAR. En la misma línea, Luis María Beamonte ha pedido "generosidad" a los regionalistas aragoneses, incidiendo en que se trata de articular "un proyecto político" con "mucho diálogo" para "presentar una oferta a las sociedad aragonesa".

El presidente del PP aragonés y candidato a la presidencia del gobierno autonómico, Luis María Beamonte (i). (EFE)
El presidente del PP aragonés y candidato a la presidencia del gobierno autonómico, Luis María Beamonte (i). (EFE)

En Ciudadanos aseguraron que el punto de partida de la negociación serán los diez puntos aprobados en la ejecutiva que recogen la defensa de la unidad de España, la bajada de impuestos o políticas destinadas a las familias y que el PP respalda. "Creemos que pueden ser compartidos por cualquier fuerza política moderada, centrada y liberal", insistió Pérez poniendo el foco en el PAR.

Fuentes del partido de Rivera insisten en que el órdago con Vox va en serio y que no se sentarán a negociar con el partido de Abascal en las comunidades autónomas. En Ciudadanos insisten en que será la formación de ultraderecha la que deba decidir "si prefiere un gobierno de Cs y PP o que gobierne el PSOE". Aseguran que no es un "desprecio" como les reprochan dirigentes de Vox, sino que no ven viable pactar gobiernos o medidas contradictorias con postulados "básicos" para su partido. En todo caso, tras este primer contacto satisfactorio, populares y naranjas están condenados a entenderse y contar con los votos del PAR y Vox.

Lo que aún no han puesto encima de la mesa es el supuesto reparto de instituciones. Pérez aseguró que las conversaciones aún no se han centrado en esa cuestión, aunque inevitablemente la negociación será para la presidencia del Gobierno autonómico y del ayuntamiento zaragozano. El candidato naranja es uno de los más promocionados dentro de Ciudadanos y aunque sería complicado que se hiciera con la presidencia, el candidato popular más cercano a Pablo Casado es justamente el aspirante al consistorio: Jorge Azcón.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios