LOS SECRETARIOS MUNICIPALES AVISARON

El informe que adelantó los fallos del recuento: "Es impropio de un país avanzado"

El Ayuntamiento de Baza (Granada), uno de los afectados por los errores en el escrutinio provisional, avisó a Interior de los problemas de la empresa contratada con un demoledor escrito

Foto: Recuento en la Junta Electoral de Cantabria. (EFE)
Recuento en la Junta Electoral de Cantabria. (EFE)

Los fallos en el recuento de votos la noche electoral entraban dentro de lo previsible. Los simulacros realizados las semanas previas revelaron problemas graves en la formación de los trabajadores y en la transmisión de datos. Tanto, que el Ayuntamiento de Baza (20.000 habitantes, en Granada) envió un demoledor informe [aquí en PDF] al Ministerio del Interior avisando del caos y "advirtiendo de las consecuencias que la falta de capacitación profesional de las empresas adjudicatarias del servicio pueden provocar durante el recuento de la jornada electoral". El informe, de la secretaria municipal, es durísimo y señala que el recuento "es impropio de un país avanzado". Baza ha sido uno de los muchos pueblos afectados por los fallos. La web de Interior dio la victoria al PSOE pero sin mayoría absoluta y finalmente la Junta Electoral se la ha dado al sumarle otro concejal.

El socialista Pedro Fernández tiene experiencia en elecciones. Es alcalde de Baza desde 2007 y el pasado domingo concurrió por cuarta vez aspirando a revalidar la mayoría absoluta. Recuerda cómo fue la accidentada noche electoral. "Teníamos interventores en las 25 mesas que iban mandando los datos por WhatsApp y los metíamos en un programa. Peleábamos en la penúltima mesa por mantener los 11 concejales que suponen la mayoría absoluta. En ese momento, IU estaba más cerca de lograr su segundo concejal y nos la quitaba. En la última mesa, San José de Calasanz, se jugaba todo. Cuando nos llegaron los resultados, vimos que llegábamos a 11 concejales y lo celebramos en la sala".

Baza advirtió "de las consecuencias que la falta de capacitación profesional de las adjudicatarias pueden provocar durante el recuento electoral"

En la sede del partido en Baza había cerca de 300 personas y estaban abrazándose y a punto de encender los fuegos artificiales que esperaban en el balcón cuando un militante avisó a Fernández de que algo no iba bien. "Justo cuando estábamos celebrando con la euforia, me toca por detrás un compañero y me dice que el ministerio nos da 10 en la web. 'Coño, ¿cómo va a ser eso?', le pregunté". Como el PSOE tenía interventores en todas las mesas y copias de las actas chequearon todo y les seguía saliendo mayoría absoluta. Pero por si acaso la fiesta se disolvió antes de empezar y sin llegar a descorchar el champán. Era casi medianoche. Baza es feudo histórico del PSOE y perder la mayoría absoluta no es motivo de orgullo.

Durante tres días, han estado pendientes de la Junta Electoral para que hiciera el recuento oficial y finalmente el miércoles por la noche, y después de varios intentos fallidos para elevar los resultados definitivos por nuevos fallos informáticos, celebraron con champán la victoria y lanzaron los fuegos artificiales. Ya de noche y ante un pequeño grupo de fieles, el alcalde salió a hombros por la puerta del partido. "Hasta que no tuvimos la copia sellada, no quisimos hacer nada y fue bastante bajón", explica el alcalde. En la web de Interior el resultado sigue dándoles 10 concejales.

El alcalde de Baza, Pedro Fernández, celebrando el triunfo electoral tres días después de las elecciones.
El alcalde de Baza, Pedro Fernández, celebrando el triunfo electoral tres días después de las elecciones.

En el caso de Baza, una de las mesas tenía los votos mal asignados. Habían bailado los votos de cuatro partidos: IU se llevó los votos del PP, el PP los de IU, Ciudadanos los de Vox y a Vox le asignaron los de Ciudadanos. Uno de los problemas que se han repetido en muchas localidades es que el orden de los partidos en las actas oficiales y en la plantilla que usaban quienes debían transmitir los datos eran distintos. Así, al copiar rápido, hubo representantes de la Administración que erraron de fila. Además, ha habido quejas de la escasa formación de los trabajadores que recogían esos datos en Madrid.

Baza es de los muchos pueblos que han visto cambiar el resultado desde el recuento provisional que ofrecía Interior en su web al definitivo. Algo que no solía ocurrir en España y por lo que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pidió explicaciones en una reunión de urgencia a las empresas que habían ganado el concurso, una UTE entre Scytl y Vector. Como Baza, León, Ibiza, Villanubla, Chipiona, Torrelavega, Allariz, Sabiñán, Corçà... Lo normal es que en circunscripciones grandes no suponga un problema en el reparto de concejales, pero en algunos puede ser clave. Los recuentos oficiales de las actas, celebrados estos días en las juntas electorales, están desvelando la magnitud del problema.

El informe que adelantó los fallos del recuento: "Es impropio de un país avanzado"

Cuando vieron bailar el concejal, en Baza recordaron lo que habían vivido dos semanas antes, el 11 de mayo. Entonces se celebró el tradicional simulacro de recuento electoral. Fue tan desastroso que la secretaria municipal envió un demoledor informe a la subdelegación del Gobierno avisando de los errores detectados y del caos que se podía generar el 26-M. El informe apunta a "la UTE formada por las empresas Scytl-Vector ITC".

El documento de dos folios no ahorra adjetivos: "A lo largo del día, a partir de las nueve de la mañana, los representantes de la Administración del municipio de Baza (al igual que muchos otros de la provincia de Granada y de toda España a tenor de lo comentado por los secretarios respectivos) vivieron una jornada caracterizada por una profunda irresponsabilidad, una absoluta falta de profesionalidad, una incapacidad de organización y solución de problemas de la empresa encargada y del personal (supuestamente capacitado para el desarrollo correcto de la jornada electoral) que rayó el caos más absoluto, impropio de un país avanzado donde se llevan celebrando jornadas electorales desde hace más de 40 años y que últimamente incluso ha sido puesto como ejemplo ante otros países europeos por su rapidez y fiabilidad en los recuentos".

El informe enumera cómo a lo largo de la jornada los fallos fueron continuos, "la atención telefónica era escasa o nula", el sistema se colgaba... El documento fue elevado a la subdelegación del Gobierno en Granada "con el ánimo de que la situación sea subsanada de manera inmediata por el responsable del contrato administrativo", es decir, Scytl-Vector. Añade una última frase a modo de profecía. La queja advierte "igualmente de las consecuencias que la falta de capacitación profesional de las empresas adjudicatarias pueden provocar durante el recuento de la jornada electoral en lo referido a comunicación y demoras".

La subdelegación del Gobierno en Granada contestó al informe señalando que lo había elevado al ministerio y a las empresas. Además, comunicaba que habría un segundo simulacro electoral el 18 de mayo. Ese no estaba previsto inicialmente pero se planteó para subsanar errores.

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en el centro del recuento electoral. (EFE)
El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en el centro del recuento electoral. (EFE)

El aviso de Baza no fue el único que llegó a Interior. Incluso antes del simulacro fallido, la asociación de secretarios municipales repartió un modelo de escrito entre estos funcionarios por si habían detectado problemas y querían avisar de ellos. En el escrito se advertía de las "numerosas y graves irregularidades que ha presentado la jornada de formación efectuada a los representantes de la Administración", los que se encargan de enviar los datos. "Yo mandé un correo a la subdelegación del Gobierno de Cádiz diciendo que el proceso de formación había sido un desastre. Tan desastre que la persona que llegó a dar el curso salió huyendo directamente porque nadie le había explicado nada. Nos tuvimos que poner en contacto con la subdelegación y nos mandaron alguien para bastante después y quien vino tampoco sabía cómo funcionaba la aplicación", explica un secretario municipal.

Interior ha exigido cambios en la web para aclarar los problemas. Scytl recuerda la complejidad del recuento al coincidir tres elecciones, algo que pasa una vez cada 20 años, y minimiza los problemas. La unión temporal de empresas entre Scytl y Vector logró en enero el contrato para el escrutinio provisional con una oferta de 8,7 millones de euros, un 20% por debajo de lo que ofertó Indra. Arrebataron así el recuento a la empresa que ha realizado todos los recuentos salvo en las generales de 2015, cuando también ganó Scytl.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios