CON UN PACTO DEL CENTRO DERECHA

Madrid Central, Castellana Norte, Airbnb, multas, okupas... ¿Así cambiará Madrid?

Lo que parece claro es que el nuevo Gobierno municipal modificará políticas e iniciativas puestas en marcha: Madrid Central está en el aire y los semáfotos de la A-5 desaparecerán

Foto: Los candidatos a la alcaldía de Madrid del PP y Ciudadanos, José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís. (EFE)
Los candidatos a la alcaldía de Madrid del PP y Ciudadanos, José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís. (EFE)

PP y Ciudadanos empezarán a negociar esta misma semana el próximo Gobierno municipal de la ciudad de Madrid. Las encuestas —e incluso los sondeos a pie de urna— apuntaban a una victoria indiscutible de Manuela Carmena y de la izquierda. Lo primero se cumplió: la candidata de Más Madrid ganó en votos, pero lo segundo se quedó a dos escaños de la mayoría absoluta. La caída del PSOE imposibilitó la suma de ese bloque, mientras la derecha se hizo fuerte en la capital. El candidato del PP, José Luis Martínez-Almeida, cosechó el peor resultado en la historia del partido en el consistorio (24% del voto y 15 concejales, frente a los 21 de 2015), pero será alcalde con el apoyo de Ciudadanos y Vox. Y lo que está claro es que muchas políticas e iniciativas municipales cambiarán.

¿Fin de Madrid Central?

Madrid Central, uno de los caballos de batalla de esta legislatura y legado de Carmena, podría desaparecer. O no. Martínez-Almeida ha repetido en innumerables ocasiones que si gobernaba revocaría la superárea de prioridad residencial del centro. La cuestión es cómo lo hará. Propone un "modelo de alternativas que se fundamente en que el problema del tráfico no lo tenemos en el Distrito Centro, sino los vehículos que entran y salen de fuera del perímetro de la M-30", donde actuará con transporte público.

El popular entiende que Madrid Central "no ha servido" para bajar los niveles de contaminación ni ha reducido el tráfico rodado en la ciudad, por lo que entiende que las actuaciones deben mirar hacia otras partes de la ciudad. Su futura socia en el Gobierno, Begoña Villacís, no habla de revocar Madrid Central, sino "mejorarla" en lo que sea necesario. Si en algo coinciden ambos partidos es en reforzar el transporte público (para, entre otras cosas, que todos los itinerarios no pasen necesariamente por el centro) y cumplir con la construcción de aparcamientos disuasorios. El tercero en discordia, Vox, al que ni PP ni Cs tienen intención de incluir en el Ejecutivo local, sí habla de acabar del tirón con todas las medidas incluidas en Madrid Central.

Reducción de multas del SER y APR

Fue una de las medidas anunciadas por el candidato popular en los días previos a las elecciones. Terminar con el "afán recaudatorio" de la anterior corporación con el compromiso de rebajar de 90 a 50 euros las multas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) y de las Áreas de Prioridad Residencial (APR). Almeida explicó que a partir de la tercera sanción en un año por cualquiera de estas infracciones leves, la multa pasará de los 50 a los 100 euros. Si durante dos años no se tiene ninguna sanción, al cometer alguna infracción leve, se recibirá solo un apercibimiento, "pero sin multa".

El popular insistió en que en una ciudad "con los salarios medios de Madrid" no se puede permitir que "por un despiste se cobren 90 euros". La otra novedad incluye una bonificación del 30% en el impuesto de vehículos de tracción mecánica (IVTM) si un conductor logra tres años consecutivos sin infracción.

Soterramiento de la A-5

Tanto PP como Ciudadanos lanzaron serias críticas al Gobierno de Carmena cuando comunicó la semaforización que proponían en el paseo de Extremadura. Las dos formaciones son partidarias del soterramiento de la A-5, obra que probablemente podría desarrollarse en la próxima legislatura. "Por supuesto, eliminaría los semáforos de la A-5. No tienen ningún sentido, solo generan más atascos y contaminación", aseguraba Almeida a este diario hace apenas unos días. Ya en el mes de febrero, Almeida confirmaba su compromiso de soterrar el tramo entre la avenida de Portugal y el cruce con la avenida de los Poblados (en torno a 3,8 kilómetros). Un proyecto que sería muy similar al de Madrid Río.

Unidad 'antiokupación'

La propuesta no es nueva. El grupo municipal popular la llevó al ayuntamiento hace meses. En concreto, la creación de una "unidad específica" dentro de la Policía Municipal dedicada a "detectar" y "erradicar" casos de okupación ilegal y una oficina municipal de atención y asesoramiento a los vecinos afectados por situaciones de esta índole en los inmuebles donde viven.

PP, igual que Ciudadanos, ha dedicado buena parte de su labor en la oposición a asegurar que Madrid sufre un "problema de okupación" que se ha "agravado" por culpa del Gobierno de Carmena, al que acusan de "complicidad" con "colectivos okupas" y de no haber adoptado "medidas que son imprescindibles". La formación de Villacís, por su parte, también llevó al pleno del ayuntamiento una modificación de la Ley de Bases de Régimen Local para que las administraciones "puedan ejercer la ejecución sustitutoria de las acciones judiciales que procedan en caso de okupación con problemas de convivencia".

Edificio okupado por el centro social La Ingobernable. (EC)
Edificio okupado por el centro social La Ingobernable. (EC)

Pisos turísticos

Aunque todavía está por ver la apuesta del —previsible— nuevo Gobierno de Madrid, PP y Ciudadanos darán marcha atrás, con toda seguridad, al plan especial para la regulación de uso terciario-hospedaje. Esto es, el que afecta a las viviendas de uso turístico (VUT) y que con su última aprobación prácticamente enterraba la posibilidad de que continuaran con su proliferación. Como medidas generales, advertía el consistorio, deberían contar con entrada y ascensor independientes para los turistas. Algo casi imposible en cualquier edificio del centro de Madrid.

Populares y naranjas votaron en contra de este plan en el consistorio y siempre han mantenido que el imparable ascenso de los precios en el alquiler de la capital poco tenía que ver con el auge de los 'airbnb' en Madrid. "Puede tener que ver en un pequeño porcentaje. Pero no olvidemos que los pisos turísticos, utilizando la medida que usa el propio ayuntamiento, representan el 0,8% del parque inmobiliario. Afectan además a la zona centro, y se da la circunstancia de que los tres distritos en los que más han subido los precios son Carabanchel, Latina y Puente de Vallecas. No parece que haya esa relación causa-efecto", manifestaba Villacís a este diario.

¿Y la Operación Chamartín?

Tanto Almeida como Villacís se comprometieron a poner en marcha la operación del desarrollo del norte de Madrid después de casi 20 años esperando en un cajón. El candidato del PP aseguró en una entrevista en este diario que lo que tenía claro es "la necesidad de ponernos a trabajar por cerrar el norte", poniendo en duda que Carmena pudiera poner la primera piedra de la operación en los próximos años dependiendo del apoyo del PSOE —crítico con el proyecto— y Sánchez Mato, que al final ni siquiera obtuvo representación. Villacís, por su parte, muy crítica con la inacción del PP en las últimas dos décadas, afirma que "lo llevará a cabo", aunque apuesta por "mejorar" el proyecto actual, lo que conllevaría nuevos retrasos. "Creo que Madrid Nuevo Norte tiene que ser el 'downtown' de Madrid", afirmó a este diario.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios