ELECCIONES MUNICIPALES Y AUTONÓMICAS

Preocupación en Podemos por el aumento de participación "en barrios más pudientes"

La división del espacio a la izquierda del PSOE en las elecciones municipales se simboliza con el hecho de que Unidas Podemos, Más Madrid e IU seguirán la noche electoral por separado

Foto: El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, durante su votación en esta jornada electoral de municipales, autonómicas y europeas. (EFE)
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, durante su votación en esta jornada electoral de municipales, autonómicas y europeas. (EFE)

Unidas Podemos afronta en esta jornada electoral varias batallas cruzadas, que van desde conservar el mayor número posible de "Ayuntamientos del cambio", medirse a la plataforma escidinda que lidera Íñigo Errejón en la Comunidad de Madrid, el reto de que la candidatura de izquierdas alternativa a Manuela Carmena el Ayuntamiento de la capital, Madrid en Pie, supere la barrera del 5% tras las muestras de apoyo de Pablo Iglesias a esta lista, o que en las comunidades los votos morados sumen con el PSOE para formar gobiernos de coalición que impulsen las negociaciones de cara a pactar un cogobierno con Pedro Sánchez. En las elecciones europeas se pondrá a prueba la resistencia de las marcas de confluencia. De todo ello dependerá no solo la estrategia de palanca para escalar pactos autonómicos al Gobierno estatal, sino también que se abra con más o menos intensidad el debate interno de cara a una hipotética renovación de liderazgos e, incluso, de recomposición del denominado espacio del cambio.

La incertidumbre que acompaña estas elecciones europeas, municipales y autonómicas en doce comunidades, se ha ido transformando en un temor nada disimulado al conocer las cifras de participación, sobre todo en Madrid y Barcelona donde los feudos donde ganó la izquierda en 2015 el número de sufragios se ha reducido. "Importante: La participación aumenta más en los barrios más pudientes de Madrid y Barcelona. Si eres una persona trabajadora y no has votado, te quedan 3 horas para hacerlo. Anímate, ve a votar y pasa este mensaje a tus amigos y familiares". Este era el mensaje de urgencia que lanzaba el secretario de Organización, Pablo Echenique, a través de las redes sociales para movilizar a los suyos. "Mañana será tarde", remataba el dirigente de Unidas Podemos.

Está por comprobar la factura de la división, no solo en Madrid, sino en otros lugares como Zaragoza, donde Podemos ha presentado lista propia al margen del actual alcalde, Pedro Santisteve. La encuesta preelectoral del CIS anticipaba que esta división provocaría que los socialistas fuesen primera fuerza en la capital aragonesa. El aguante de las mareas en Galicia, donde Iglesias solo recaló en Ferrol de las tres ciudades donde gobiernan, es otra de las grandes incógnitas. Solo en Cádiz las encuestas otorgan una victoria holgada al alcalde de Podemos José María González 'Kichi', mientras que en Barcelona Ada Colau, con quien sí ha hecho campaña Iglesias y donde se mantiene la unidad en la candidatura de Barcelona en Comú, la mayoría de casas demoscópicas apuntaban un empate técnico con el candidato de ERC, Ernest Maragall.

La división del espacio a la izquierda del PSOE en las elecciones municipales se simboliza con el hecho de que Unidas Podemos, Más Madrid e Izquierda Unida seguirán la noche electoral por separado. Podemos lo hará en el Teatro Goya del madrileño barrio de Carabanchel, espacio donde tradicionalmente sigue las noches electorales. Lo hará con una expectación mediática menor que en las generales, principalmente por la ausencia de medios internacionales. De los 300 medios que se acreditaron el 28-A, un mes después solo han repetido 180.

La candidata a la Comunidad de Madrid, Isabel Serra ha sido de las primeras en llegar al recinto, acompañada de su equipo pasadas las 19:20 horas. Desde su entorno no escondían su nerviosismo respecto a los resultados, pero dando muestras de optimismo sobre la posibilidad, decían, de que el bloque progresista se imponga sobre el conservador para desalojar al PP del Gobierno autonómico. La propia Serra ha incidido al llegar que se encontraba "esperanzada" sobre la posibilidad de alcanzar este objetivo. La cabeza de lista en las elecciones europeas, María Eugenia Rodríguez Palop, ha llegado al teatro Goya minutos antes de las 20:00 horas.

La batalla interna entre las izquierdas en Madrid medirá la fuerza de la apuesta política propia de Íñigo Errejón, y las posibilidades de extenderla a otros territorios e incluso escalarla al plano estatal, como ya deslizaba durante una entrevista de campaña con este diario. Más Madrid es la posibilidad de mantener un Ayuntamiento que le ha sentado muy bien a Madrid y que le conviene a la vida de los madrileños, y hermanarlo con un gobierno progresista en la Comunidad. Aspiro a que eso sea un ejemplo en toda España. De que podemos liderar la transición ecológica o tomar medidas valientes para que la burbuja del alquiler deje de expulsar a la gente de sus barrios. Si hacemos que eso sea posible en Madrid damos un paso de gigante porque demostramos que eso es posible en toda España", respondía a la pregunta sobre su voluntad de extender este proyecto, ahora de carácter regional, a otros territorios.

El futuro político de Pablo Iglesias se fía a conseguir entrar en un Gobierno de coalición, y aunque se limitaría a tener un peso proporcional a los escaños de Unidas Podemos, que son un tercio de los obtenidos por el PSOE, se defiende que sería crucial para llevar a cabo un programa de transformación y garantizar la implantación de una agenda social favorable a las mayorías sociales. De no consumarse este objetivo, todos los escenarios están abiertos, desde la amenaza de un bloqueo de la investidura que deje la pelota en el tejado de otras formaciones, principalmente Ciudadanos, hasta la apertura de un proceso interno en la formación de renovación del liderazgo.

Los resultados de los líderes territoriales críticos, que ya encabezaron la denominada 'Declaración de Toledo', determinarán en buena medida si se abre o no un proceso interno si finalmente Podemos no entra en el Gobierno del Estado. Algunas voces, como la del dimitido Ramón Espinar, que sigue militando en el partido, anticipaban tras las generales que "hay que cuidar Podemos para disputar en mayo unas elecciones en que nos jugamos el Estado del bienestar. Después, con calma y compañerismo, habrá que evaluar el tránsito de disputar la victoria electoral a solo poder decidir si apoyar la investidura de Sánchez".

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios