MITIN CENTRAL EN BARCELONA

Sánchez atiza a independentistas y derechas en el final del 26M: "Siempre vetan al PSOE"

El presidente recuerda cómo soberanistas, PP y Cs tumbaron los PGE de 2019, igual que hicieron imposible la nominación de Iceta. "Representamos lo que ellos no quieren para Cataluña"

Foto: Pedro Sánchez, con el candidato por Barcelona del PSC, Jaume Collboni, y la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, este 23 de mayo. (EFE)
Pedro Sánchez, con el candidato por Barcelona del PSC, Jaume Collboni, y la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, este 23 de mayo. (EFE)

Pedro Sánchez no quiere que se olvide que, a la hora de la verdad, quienes confluyen en el voto son los independentistas y las derechas, por mucho que sean estas, las derechas, las que le acusen a él de pactar con los independentistas. Un trabalenguas que adquiere más sentido todavía si se tiene en cuenta que España se conduce ya al ultimísimo tirón de su segunda campaña electoral en un mes y que el PSOE busca apuntalar su mensaje de que no hay pactos bajo la mesa con el secesionismo. Unos y otros, al final, "siempre vetan al PSOE".

El presidente del Gobierno aterrizó este jueves en Barcelona después de pisar Madrid —el barrio de Usera, con Pepu Hernández— y Baleares (Palma) y de apurar las últimas bocanadas de este viaje hacia las urnas del 26 de mayo. Lo hacía tras la constitución de las Cortes Generales el pasado martes y con la presión del conflicto institucional entre el Tribunal Supremo y el Congreso por la suspensión de los parlamentarios soberanistas encarcelados. Sánchez no se refirió a ellos en ningún momento de su mitin, ante unas 1.800 personas, según la organización, en la Fábrica de Creació Fabra i Coats, acompañado del líder del PSC, Miquel Iceta, y del candidato de la capital catalana, Jaume Collboni, pero sí quiso deshacer (de nuevo) la acusación recurrente que le lanzan las derechas de entendimiento con los separatistas.

Sánchez invocó lo ocurrido con los Presupuestos del Estado de 2019, "los más sociales en siete años", que fueron tumbados en febrero por ERC y JxCAT, PP y Ciudadanos, rechazo que desencadenó el fin de la legislatura y el anticipo de las generales. Y se remitió al capítulo más reciente: el veto a Iceta como senador autonómico, paso previo para convertirse en presidente de la Cámara Alta. Impidieron su designación, la de un dirigente que "siempre ha apostado por el diálogo y la convivencia", los mismos protagonistas: los republicanos y los neoconvergentes, y se abstuvieron populares y naranjas.

"¿Sabéis por qué vetan siempre al PSOE? Porque representamos lo que ellos no quieren para Cataluña —remarcó—. Representamos una Cataluña que quiere a España y una España que quiere a Cataluña, una sociedad inclusiva, integradora, que no segrega, que no fracciona. Es lo que nos separa a nosotros de ellos. Todos queremos a España. No vamos a dar lecciones de quién es buen español, de quién es buen catalán o de quién es buen barcelonés. Todos queremos a España, Cataluña y Barcelona. La diferencia es que nosotros creemos que este es un hogar en el que cabemos todos y todas". Así que "el planteamiento" con el que concurrió el PSOE el 28 de abril, y que contó con el "refrendo" mayoritario de Cataluña y el resto de España "sigue más vivo que nunca".

"Representamos una Cataluña que quiere a España y una España que quiere a Cataluña, una sociedad inclusiva [...]. Es lo que nos separa de ellos", dice


Así que "vetaron la justicia social y vetaron también a Miquel Iceta", lamentó. Claro que el presidente encontró un sustituto "extraordinario" para relevar al líder del PSC en la jefatura de la Cámara Alta: el catedrático de Filosofía Manuel Cruz.

La vía entre Maragall y Colau

Sánchez volvió a defender la "convivencia" como parte de su proyecto. Un valor, recordó, que también reivindicó el fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba, que como líder de la oposición y ante el "embate independentista" hizo del PSOE, junto con el PSC, la organización que "defendió el autogobierno, el Estatut, la Constitución y la convivencia" puestos en cuestión por el separatismo.

Sánchez llama a ejercer un "voto de coherencia" con el 28-A y carga contra la derecha "desubicada", Vox, la "desconcertada", el PP, y la desaforada, Cs

Ahora se trata de ejercer un "voto de coherencia" con lo ocurrido el 28-A. Y ambién se trata de proteger Barcelona, que siempre ha dado su mejor cara cuando la han gobernado los socialistas, apuntó. En Cataluña no hay autonómicas este domingo, pero sí locales y europeas. El liderazgo de la capital catalana se lo disputan ERC y Ada Colau, pero el PSC está al acecho. "Queremos una Barcelona que vuelva a ser esa ciudad que nos albergó a todos y no la de los intereses personales y el 'procés' independentista", enfatizó, refiriéndose al candidato republicano, Ernest Maragall, y a la propia alcaldesa, a la que criticó por su "inoperancia". Entre esas dos opciones, se abre una "gran avenida de justicia social y convivencia" que, a su juicio, encarna Collboni.

Sánchez atiza a independentistas y derechas en el final del 26M: "Siempre vetan al PSOE"

El jefe del Ejecutivo, mientras, continuó cargando (y ridiculizando) contra las derechas por su juego de "parchís", viendo quién se come a quién. El PSOE, en cambio, "sí tiene un proyecto para Europa, para España", para los municipios. "El resto solo tiene un proyecto de supervivencia personal".

A continuación enlazó con la imagen de la sesión constitutiva de las Cortes, el pasado martes, cuando se vio, para empezar, una "derecha desubicada", Vox, que forzó la imagen de sus 24 diputados justo detrás de la bancada del Gobierno. Solo rompía esa foto el diputado del PSC José Zaragoza, que se sentó al lado del líder de la formación de ultraderecha, Santiago Abascal, para defender el espacio de los socialistas en la Cámara Baja, y que espetó a los de Vox "¡os tenemos rodeados!". La otra derecha, la del PP, sigue "desconcertada por la derrota" de las generales. Y la última, la de Ciudadanos, está "desaforada", porque continúa reprochando al PSOE haberse salido del marco del constitucionalismo. En ese punto, Sánchez recordó, como hiciera en Mérida el domingo pasado, que la Carta Magna "no es patrimonio de nadie, sino la patria de todos los españoles".

Cuidado con confiarse

"No nos confiemos, no nos relajemos. Vayamos todos a votar el 26-M", dijo el presidente, quien insistió en que pese a la victoria de hace menos de un mes las urnas están vacías.

"El sectarismo de los independentistas y la complicidad de la derecha no nos pararán", subraya Iceta, para elogiar a los presidentes Batet y Cruz

También Iceta hizo referencia al veto que le impusieron en el Parlament y que le impidieron convertirse en presidente del Senado. "El sectarismo de los independentistas y la complicidad de la derecha no nos pararán", clamó, recordando que el objetivo está cumplido, porque al frente de las dos Cámaras hay ahora dos personas "dialogantes, catalanistas y federalistas" como Manuel Cruz y Meritxell Batet. Su nombramiento ha demostrado que "se abre paso una fuerza serena e imparable". Además, "se ha acabado el monopolio que algunos querían al hablar en nombre de toda Cataluña cuando solo representan a una parte. Cataluña tiene otros portavoces y otros protagonistas, y un peso creciente en la política española", mantuvo.

Sánchez atiza a independentistas y derechas en el final del 26M: "Siempre vetan al PSOE"

El primer secretario también lanzó otra bofetada a la alcaldesa. "Solo el voto a Collboni impide que Barcelona siga secuestrada, subordinada y fracasada. Todo acaba en 'ada', como 'nada", señaló Iceta, antes de recordar que los socialistas aspiran a que se ponga al frente de la Ciudad Condal un alcalde de los suyos, que embellecieron y promocionaron la urbe. El candidato del PSC continuó con esa argumentación: representa el "catalanismo moderado" que quiere que Barcelona sea de nuevo "modélica" y se ponga fin a cuatro años de gobierno "fracasado". Collboni cargó contra sus dos rivales más fuertes: "No dejaremos que el independentismo someta la ciudad; ni por la puerta de delante, como quiere hacer Maragall, ni por la de detrás, como quiere hacer Colau".

Sánchez atiza a independentistas y derechas en el final del 26M: "Siempre vetan al PSOE"

En el mitin en la capital catalana también intervinieron la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marin; el candidato de los socialdemócratas europeos, el holandés Frans Timmermans, y, por supuesto, el cabeza de cartel del PSOE a las europeas, el ministro Josep Borrell. Él, como en otras ocasiones, comparó las dificultades que están teniendo los británicos para salir de Europa con la pretensión de los soberanistas de romper con España de manera fulminante. "¿Cómo se pudo pensar aquí, en Cataluña, que se podía salir de España de la noche al día cuando estamos viendo lo complicado que le está resultando a Reino Unido?", clamó. También Timmermans echó una mano: "Fuera del marco legal, del Estado de derecho, no hay democracia. No hay solución a nada. Las leyes garantizan nuestros derechos y se cambian a través del diálogo para sumar mayorías", y siempre dentro de la Constitución. "Para eso está la política", reivindicó.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios