EL CABALLO DE BATALLA DE LA LEGISLATURA

Cinco meses de Madrid Central: caída del tráfico y pérdidas en comercios y 'parkings'

Madrid Central ha eclipsado buena parte de la legislatura y, junto a la Gran Vía, es el legado de Manuela Carmena. Con los datos en la mano y las distintas versiones, este es el balance

Foto: La nueva Gran Vía, uno de los ejes de Madrid Central. (Foto: Enrique Villarino)
La nueva Gran Vía, uno de los ejes de Madrid Central. (Foto: Enrique Villarino)

A escasos días de las elecciones municipales, Madrid Central sigue siendo uno de los caballos de batalla de la campaña y ha sido el principal en materia de movilidad y contaminación esta legislatura. Con sus luces y sus sombras. Ningún partido ha dejado pasar la oportunidad de decir lo que hará si gobierna el ayuntamiento la próxima legislatura. Más Madrid, con Manuela Carmena a la cabeza (impulsora de la iniciativa), confía en el éxito de Madrid Central y no descarta extenderlo a otras zonas de la ciudad, también el PSOE se muestra partidario de continuar en esa línea; mientras que Ciudadanos considera que habrá que evaluar lo que funciona y cambiar lo que no da fruto, y PP y Vox se mantienen firmes es que si llegan al Palacio de Cibeles darán marcha atrás por completo.

Por ahora, cinco meses después de su implantación (entró en vigor más allá del periodo de pruebas en el mes de enero), hay datos objetivos para hacer un balance de cómo le ha sentado a la ciudad la iniciativa de este Gobierno, que pretendía reducir drásticamente los niveles de contaminación en la capital. Los más afectados, según dicen ellos mismos, son comerciantes y propietarios de aparcamientos. Todos señalan como culpable la "mala campaña de información" y no la creación de Madrid Central como tal.

Reprochan al consistorio la manera en que se han trasladado a los ciudadanos las restricciones. Entienden que los paneles informativos no explican suficientemente que entrando a un aparcamiento nadie sufrirá sanciones y que el "temor a cruzar las dos líneas rojas" (las que señalan el inicio del perímetro) ha provocado una desbandada de gente que acudía al centro a comprar y a consumir ocio y cultura. Los residentes en la zona, por su parte, aplauden la puesta en marcha.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)

El tráfico baja mucho en el perímetro

Parece una evidencia, pero la verdad es que el tráfico en Madrid Central ha disminuido notablemente. Donde más se nota es en la Gran Vía: en días laborables, el tráfico en esta gran arteria ha caído un 24,2%, cifra que sube hasta el 33,8% en fines de semana y festivos. Según los datos del ayuntamiento, en la calle San Bernardo el descenso acumulado es también del 5,7% de lunes a viernes y del 19,7% sábados y domingos. En cuanto a la calle Toledo, la intensidad del tráfico cayó un 9,6% en el primer caso y un 19,7% en el segundo. También en la M-30 ha disminuido, aunque en menor cantidad. El 0,54% en días laborales y el 6,2% en fines de semana.

Los 'parkings' sufren pérdidas

Era uno de los colectivos llamados a beneficiarse de la puesta en marcha de Madrid Central, ya que los vehículos con etiqueta medioambiental que quieran acceder al perímetro y no sean residentes no tienen ningún problema si aparcan en uno de los 'parkings' de la zona. Sin embargo, Joaquín Puldáin, portavoz de la asociación de garajes y 'parkings' de Madrid (Amega) —que aglutina 500 en toda la ciudad y en torno a 40 en Madrid Central—, insiste en que los ciudadanos no son conscientes de que no resultarán multados si utilizan un aparcamiento.

Prohibiciones de aparcamiento durante episodios de alta contaminación. (EFE)
Prohibiciones de aparcamiento durante episodios de alta contaminación. (EFE)

"Lo llamamos temor a las líneas rojas. La gente ve esas líneas y se asusta. Lo que entiende es que ya no puede pasar o le caerá una multa sí o sí". Las primeras semanas desde la entrada en vigor, vieron que las pérdidas alcanzaban de media un 20% en estos aparcamientos, pero confiaban en que poco a poco los ciudadanos entendieran el funcionamiento. No parece haber sido así. Uno de los 'parkings' más afectados, situado en la calle Piamonte —entre Chueca y Recoletos—, asegura que en este momento las pérdidas alcanzan el 30%. "No hay un solo cliente que entre y que al coger el tique no te pregunte que si con esto ya no te multan. Es evidente que la gente sigue sin entender cómo funciona".

El comercio, el más preocupado

Como explican distintos portavoces del comercio de la ciudad, el "mejor indicador de que las ventas caen" es que llega mucha menos gente a los aparcamientos. "La gente que va con su coche a un 'parking' es para hacer compras, ir al teatro o porque va a un restaurante. Si no deja el coche, es que probablemente no se ha desplazado al centro", explica José Manuel Fernández, coordinador de comercio de Madrid Foro Empresarial. Aunque las caídas dependen del sector, Fernández señala que en el caso de los electrodomésticos —igual que en otros productos, como los muebles, para los que necesariamente se necesita un coche como método de transporte—, las pérdidas rondan el 10%.

Lo notan mucho también en los comercios de ropa. Acotex, la patronal, realiza encuestas mensuales en las que ha ido viendo cómo las pérdidas continúan. Su presidente, Eduardo Zamacola, asegura que más allá de que las formas de consumo han cambiado (entre otras cosas, por la irrupción de las nuevas tecnologías y el uso del comercio 'online'), los datos demuestran que las tiendas que se encuentran fuera de Madrid Central registran crecimientos del 1% o del 2% frente a la caída que experimentan los negocios de dentro del perímetro, que alcanza el 18% o 20%.

Rebajas en el centro de Madrid. (EFE)
Rebajas en el centro de Madrid. (EFE)

Las encuestas realizadas por Acotex —que comparan los mismos metros de tiendas para conseguir los datos más fiables posibles— plasman que en el mes de enero, las ventas cayeron un 1,9% en las tiendas que están fuera de Madrid Central y hasta un 19,3% en las que están dentro. En febrero, los datos fueron todavía peores: subieron un 2,8% en los negocios de fuera del perímetro y cayeron las ventas un 17,5% dentro. La preocupación, explica Zamacola, va en aumento, teniendo en cuenta que los márgenes "son ya muy reducidos" en una época continua de rebajas como la que se ven obligados a realizar en la mayoría de estas tiendas.

Aparcamiento en SER: baja un 54%

Los datos que maneja el consistorio de los tiques en el interior de Madrid Central que emiten las máquinas del SER (parquímetros) son coherentes con la bajada de tráfico en la zona. De hecho, en el interior de Madrid Central hay un descenso de esos tiques que alcanza el 54,5%, mientras que en las zonas colindantes también ha caído la emisión de los mismos un 7,4%.

Las 4.460 multas y los fallos

Desde que las multas comenzaron el 16 de marzo, el ayuntamiento asegura que se han abierto hasta el 1 de abril un total de 4.460 "expedientes sancionadores". Aunque el acceso a Madrid Central está completamente vigilado por 115 cámaras que el consistorio ha defendido que funcionan durante todo el día, las asociaciones de conductores aseguran que no están a pleno rendimiento y que en esta época preelectoral no se está multando conforme a las infracciones que se cometen.

El consistorio sí reconoció que se han dado algunos problemas en el volcado de las multas después de que Automovilistas Europeos Asociados (AEA) emitiera un informe con cifras de las denuncias en el mes de marzo. AEA señala, en todo caso, que los conductores afectados no han recibido las notificaciones y que no hay multas desde el mediodía hasta la medianoche, dejando entrever que en algunos momentos del día las cámaras sufren un apagón. Algo que el ayuntamiento desmiente tajantemente.

¿Y la contaminación baja?

Dentro de Madrid Central, como no podía ser de otra manera, baja. En la estación de medición de plaza del Carmen (la única en su interior) disminuyó entre diciembre y abril un 14% respecto a la media histórica. El consistorio asegura que también descendió la concentración de NO2 en Tres Olivos, Retiro, plaza Castilla y Méndez Álvaro. Como publicó este diario, en la gran mayoría de estaciones de la ciudad la contaminación, sin embargo, ha continuado subiendo, y de forma notable. Es cierto que este año ha sido especialmente desfavorable a nivel meteorológico, algo muy negativo para la acumulación de partículas contaminantes.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios