EN PIÑUÉCAR-GANDULLAS, DE 198 VECINOS

El alcalde madrileño que menos cobró busca tabernero para el único bar del pueblo

Juan José Suárez del Pozo, 54 años, ha recibido 250 euros en dietas. "Yo pongo dinero por ser alcalde". Se presenta a la reelección y quiere sacar en concesión el único bar que hay en el municipio

Foto: Juan José Suárez, el alcalde de Piñuécar-Gandullas.
Juan José Suárez, el alcalde de Piñuécar-Gandullas.

Juan José Suárez del Pozo, 54 años, encabeza un curioso listado: fue el alcalde madrileño que menos cobró por desempeñar su cargo: 240 euros en dietas en 2017, los últimos datos oficiales que maneja el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, que se encarga de supervisar que los ayuntamientos españoles cumplen con los límites salariales impuestos por ley. Regidor de Piñuécar-Gandullas, dos pequeños pueblos separados por tres kilómetros que decidieron unirse hace años y donde hoy residen 198 vecinos. "Yo pongo dinero por ser alcalde. Si valorara las horas que echo... Pero lo hago con satisfacción".

No le queda más remedio. En la política municipal, los sueldos están regulados por ley en función del número de habitantes de cada localidad. La legislación impide así a los cargos electos de las localidades de menos de 1.000 habitantes tener una retribución fija por formar parte del consistorio, de ahí que los únicos ingresos que puedan percibir sean las dietas por asistir a los plenos municipales. En el caso de Juan José, los 240 euros son los gastos por los viajes que ha tenido que hacer como alcalde para representar al pueblo. "Aprobamos, por ejemplo, que la dieta por ir y venir a Madrid es de 60 euros". Piñuécar-Gandullas está a 84 kilómetros de Madrid.

Juan José es alcalde solo desde esta legislatura, aunque lleva en la vida pública casi 20 años: "He estado ocho años de concejal en la oposición y otros ocho años como concejal de Gobierno". Aunque en 2015 se presentó como independiente, en una agrupación de electores formada por tres vecinos, ahora el 26 de mayo encabeza la candidatura del PP, un partido en el que ya estuvo en el pasado. "Nunca cobré sueldo público", recalca. ¿De qué vive entonces el alcalde de Piñuécar-Gandullas? Juan José es mecánico del Canal de Isabel II, la mayor empresa pública de la Comunidad de Madrid. "En noviembre, haré 30 años. Soy mecánico y me encargo del mantenimiento de una estación de tratamiento de agua potable".

Como cargo público, puede destinar hasta un máximo de un 20% de su jornada laboral en el Canal a los quehaceres de regidor, más luego todo el rato de su tiempo libre que le quiera echar. "El trabajo de un alcalde en un pueblo tan pequeño es, sobre todo, ayudar a los vecinos, y gestionar subvenciones y ayudas que sirvan para mejorar el pueblo". Piñúecar-Gandullas maneja un presupuesto anual que varía entre los 400.000 y los 500.000 euros, y la localidad vive sobre todo del turismo, la ganadería y algo de agricultura.

Uno de los accesos a Piñuécar.
Uno de los accesos a Piñuécar.

El consistorio tiene cuatro trabajadores. "Todos tienen un sueldo, menos yo", señala Juan José, que insiste en que le "compensa ser alcalde" y que su objetivo "es mantener con vida el pueblo y que la gente vuelva por el turismo". Un importante porcentaje de la población del municipio es infantil. "Tenemos unos 25 niños. Ya quisieran muchos pueblos de estas dimensiones tener tantos jóvenes como nosotros", recalca. "La clave son los buenos precios de los alquileres". El municipio, que en realidad son dos, tiene dos instalaciones deportivas, un centro polivalente para que parados de larga duración impartan cursos y un bar municipal que de momento no tiene dueño.

"Ahora queremos sacar los pliegos del bar para licitar un concesión y que alguien se haga cargo. Un pueblo sin bar es un problema, es el punto de reunión de los vecinos, si te descuidas es más importante que el ayuntamiento", señala Juan José. El alcalde se presenta a la reelección y espera ganar: "Mi campaña es modesta. Los vecinos ya te conocen y explico mi programa puerta a puerta. Mi medida estrella es un plan para rehabilitar viviendas y poner en marcha más actividades para niños y mayores". Lo curioso de Piñúecar-Gandullas es que, a pesar de que es un pueblo pequeño, hay muchas candidaturas para este 26 de mayo.

"Eso digo yo. Para ser un pueblo tan pequeñito esta vez se presenta mucha gente. Creo que son muchas listas". Aparte de la de Juan José Suárez, del PP, está a candidatura del PSOE, de Unidos Piñuécar-Gandullas, la de Ciudadanos y la de Izquierda Unida Madrid en Pie. Es decir, cinco. "No todos los candidatos viven en el pueblo", señala el del PP. Esta legislatura, el consistorio está formado por tres ediles del partido independiente por el que se presentó Suárez, uno del PSOE y un edil del Partido Castellano-Tierra Comunera, una formación que defiende la unidad política de Castilla. "No nos hemos tirado de los pelos, pero ha habido de todo este curso político", explica el alcalde.

Suárez no tiene dedicación exclusiva. Para encontrar el regidor madrileño con exclusividad que menos ha percibido en Madrid, tenemos que irnos hasta la localidad de Colmenar de Arroyo, de 1.700 habitantes. Ana Belén Barbero, del PP, ingresó en 2017 dietas por valor de 3.485 euros, según los datos del ministerio. Seguramente la situación de Barbero sea engañosa, ya que cobró tan poco porque tiene otro salario como diputada autonómica en la Asamblea de Madrid, donde el sueldo es de 3.503 euros mensuales. Ella, además, ha sido vicepresidenta de una comisión, por lo que tiene derecho a un complemento de 508 euros.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios