CIFRA RÉCORD EN LAS DOS CAMPAÑAS

Sánchez llena la plaza de Mérida y recuerda que la Constitución es "la patria de todos"

El presidente y Vara congregan a unas 8.000 personas en la capital extremeña. Ambos llaman a la máxima movilización y se dirigen a mujeres e indecisos, para que "paren los pies" a las derechas

Foto: La plaza de toros de Mérida, llena, este 19 de mayo durante el mitin de ecuador de campaña del PSOE para el 26-M. (Inma Mesa | PSOE)
La plaza de toros de Mérida, llena, este 19 de mayo durante el mitin de ecuador de campaña del PSOE para el 26-M. (Inma Mesa | PSOE)

"Hay momentos en la vida de un partido que son mágicos, y este día de hoy lo es. Quedará en nuestra memoria". Probablemente sí, este 19 de mayo sí permanecerá en la retina de los socialistas, como decía el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara. Una plaza de toros de Mérida llena. Unas 8.000 personas. Una cifra de récord en las dos campañas consecutivas que ha vivido España en un mes, la de generales del 28-A y la de autonómicas, municipales y europeas del 26-M. Una prueba, para el PSOE, de que su fortaleza sigue viva. Ahora ambiciona que esa "ola" a su favor, que ya fue "grande" en las legislativas, se agigante en una semana, porque la victoria no será tan "rotunda" y plena si no se tiñe todo el mapa de nuevo de rojo.

Pedro Sánchez llegaba este domingo al ecuador de la campaña del 26-M, al acto central, ante un público entregado, acompañado de Vara, en una tierra que siempre ha funcionado como un granero fiel para el partido y que se espera que también lo sea ahora. Las encuestas apuntan a que será allí, en Extremadura, donde el PSOE obtenga un mejor dato, superior incluso al 40%, por lo que no extrañó que el jefe de la Junta se lanzara a pedir a los suyos un último esfuerzo para conseguir la mayoría absoluta. Tanto él como Sánchez demandaron a las mujeres que, como hicieron el 28-A, paren "los pies" a las derechas —Vara cargó contra los "machos de mierda" de Vox que piensan que son dueños de ellas, de las mujeres—, y que ayuden a una altísima participación. Similar a la de las generales, dijo el presidente en funciones, para "construir el sueño" de un proyecto político que haga que España avance. Y siga unida, claro, siempre dentro de la ley, porque la Constitución es "la patria de todos", y no de unos pocos.

La reivindicación de la Carta Magna era también la derivada del recuerdo de Alfredo Pérez Rubalcaba, fallecido hace apenas una semana de un terrible infarto cerebral. El exvicepresidente del Gobierno ha estado muy presente en los mítines del PSOE de este viaje hacia el 26-M. Y también este domingo. Vara era un gran amigo del exministro del Interior, y de hecho había apalabrado con él que cerraran campaña juntos el próximo viernes en Olivenza.

Sánchez reivindica el "compromiso inquebrantable" del PSOE y de Rubalcaba con la nación y con la justicia social, la convivencia y la limpieza


Fue él quien primero evocó su figura. "Querido Pedro, ¡aquí está el PSOE! ¡Aquí está el PSOE de ayer, de hoy, de siempre, el que siempre estuvo al lado de la gente que lo necesitaba!", exclamó enfático. En primera fila estaba sentado su antecesor, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, uno de los barones más icónicos de ese viejo PSOE. "Y aquí está el PSOE recordando a un compañero muy querido, a Alfredo Pérez Rubalcaba. ¡Aquí está su PSOE!", gritó. La grada respondió poniéndose en pie para ovacionar al exlíder del partido, mientras unos simpatizantes agitaron una pancarta con su nombre (reciclada de una campaña anterior). El jefe de la Junta remarcó que "el mejor homenaje" que ahora se puede hacer a Rubalcaba es que los socialistas venzan en las elecciones del 26-M, "y ganarlas bien".

El legado de González y Zapatero

Sánchez retomó ese hilo en su turno. Reivindicó el legado de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. "Con ellos hubo una persona que estuvo a su lado siempre, Alfredo Pérez Rubalcaba", el hombre que "ejemplifica como nadie" lo que el PSOE "ha representado en sus 140 años de vida", la "contribución" al país, a la "paz, la libertad y la seguridad", la "justicia social y la igualdad de oportunidades". El exministro es también, subrayó, el arquitecto del sistema educativo. Es "el gran orgullo de este partido", elogió.

"¡Paradles los pies!", llama Vara a las mujeres, cargando contra Vox: "Siguen creyendo estos machos de mierda que son vuestros dueños"

Pero hay otra "lección" que deja Rubalcaba, apuntó el presidente en funciones: "La Constitución no es patrimonio de nadie, es la patria de todos". Suyo era, por tanto, ese "compromiso inquebrantable" con la nación y con la "justicia social, la convivencia, la regeneración democrática y la limpieza", las banderas que ahora él, con su Gobierno, también enarbola, recordó. Ahora el PSOE plantea reanudar ese legado, "avanzar, caminar hacia delante", frente a unas derechas que quieren "restar" derechos y libertades.

Sánchez llena la plaza de Mérida y recuerda que la Constitución es "la patria de todos"

Y enseguida Sánchez individualizó su mensaje hacia esa "derecha de tres siglas". A Pablo Casado hay que decirle, arrancó, "limpieza", porque "basta ya de corrupción". A Albert Rivera le pidió "justicia social" —"¡basta ya de desigualdad y de exclusión social!"—. Y a la ultraderecha, hay que dejárselo "ultraclaro", "feminismo, convivencia y ni un paso atrás", proclamó.

Una victoria que ha de culminarse

Las mujeres fueron muy protagonistas en el mitin en Mérida. Sánchez les demandó que hagan "como el 28 de abril, ponerle tarjeta roja a la crispación, la involución y la desigualdad de la derecha y sus tres siglas". Vara, por su parte, recordó las declaraciones del aspirante de Vox a la alcaldía de Madrid, quien dijo que las mujeres "tienen derecho a comer más o menos, a cortarse el pelo o las uñas", pero no a "acabar con la vida del niño" que llevan en sus vientres. "¡Paradles los pies, mujeres de España, de Extremadura, paradles los pies! Porque lo grave no es que lo digan, es que lo piensan. Y lo piensan porque siguen creyendo estos machos de mierda que son vuestros dueños", chilló.

El presidente pide "limpieza" al PP, demanda "justicia social" a Cs, y "a la ultraderecha" se lo deja "ultraclaro": "¡Feminismo y convivencia!"

Llamamiento a las mujeres... pero no solo a ellas. También a los que dudan. El presidente en funciones recuperó de su campaña de generales la advertencia de que ganar en los comicios "no significa gobernar", por lo que la apelación es a "ganar y gobernar". Y aunque ahora los ciudadanos respiren "aliviados con una sonrisa en la cara", las urnas del 26-M están "vacías" y toca movilizarse. Así, reclamó a los "indecisos" a que den su voto al PSOE, porque es "el único partido que puede derrotar a las tres derechas" y el único que puede "garantizar el avance" en todo el país. Porque ese avance del 28-A no será "tan rotundo" si no cuenta con ayuntamientos, diputaciones provinciales y comunidades con los socialistas al frente.

Sánchez llena la plaza de Mérida y recuerda que la Constitución es "la patria de todos"

En resumidas cuentas, Sánchez pide un "voto coherente" con lo que ocurrió el 28-A. Porque además el PSOE es "el único" partido que habla de lo que importa a los ciudadanos, subrayó. De sanidad, educación, vivienda, reindustrialización, servicios sociales, dependencia... La derecha, a su juicio, sigue embobada con su "partida de parchís", y el 26-M no está en juego el futuro del liderazgo de la derecha —en realidad, sí lo está—, sino el Estado del bienestar.

"La tómbola de El Maño"

El mitin central de esta campaña transcurrió bajo un intenso calor. Tanto que uno de los simpatizantes tuvo que ser atendido por los médicos, como reclamó Sánchez. Los comicios del próximo domingo, dijo Vara, son el "partido de vuelta", que también se presenta bien para un PSOE que despierta "afecto y simpatía", que es cercano a la gente y que es "fiel y leal" a España. El presidente extremeño pidió entonces "no una mayoría suficiente" sino, directamente "mayoría absoluta", y para alcanzarla no se puede "perder ni un voto". Vara alegó que no necesita un Ejecutivo en minoría para acercarse a los demás grupos, pues cree que con el resto de grupos hay que hablar "siempre".

Vara da las gracias a Sánchez por haber "unido" al PSOE y situar a España en el mundo. Ahora le toca "unir a España uniendo a los españoles"

El dirigente extremeño, como Sánchez después, subrayó que los socialistas sí hacen "campaña electoral", y los otros partidos están más en la "tómbola de El Maño, que siempre toca". Frente a promesas como una bajada de impuestos masiva, el PSOE oferta un programa "equilibrado". Un ejemplo: aquellos alumnos de primer curso de universidad que aprueben todo el curso tendrán matrícula gratuita el segundo, con lo que se premia así la "cultura del esfuerzo". Para Vara, es "importante construir una sociedad" no solo a base de derechos, sino también de obligaciones. Su Ejecutivo, presumió, ha combinado la justicia social con el rigor presupuestario, pues las cuentas de Extremadura, dijo, están "cuadradas".

Sánchez llena la plaza de Mérida y recuerda que la Constitución es "la patria de todos"

Antes que Vara, intervinieron la número 29 de la lista del PSOE a las europeas, Leonor Martínez-Pereda, y el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, que cargó contra la izquierda "estética", que "siempre da lecciones y nunca se compromete cuando llega la hora", una frase que era la única crítica verbalizada hacia Unidas Podemos, prácticamente ausente de la campaña socialista.

Pedro Sánchez, en la plaza de toros de Mérida, este 19 de mayo, en el ecuador de campaña del 26-M. (Inma Mesa | PSOE)
Pedro Sánchez, en la plaza de toros de Mérida, este 19 de mayo, en el ecuador de campaña del 26-M. (Inma Mesa | PSOE)

Juntos somos invencibles!", proclamó el presidente extremeño. El mitin en Mérida fue una reivindicación de la fraternidad socialista. Vara apoyó en las primarias de 2017, pero en cuanto las urnas de los militantes concedieron la victoria indiscutible a Sánchez, se alistó en sus filas y ha sido desde entonces un barón fiel. Hizo hincapié en que el PSOE ha vuelto a convertirse en "el gran partido de referencia de los hombres y mujeres de España y de Extremadura".

Sánchez abraza al expresidente Juan Carlos Rodríguez Ibarra este domingo en Mérida. (Inma Mesa | PSOE)
Sánchez abraza al expresidente Juan Carlos Rodríguez Ibarra este domingo en Mérida. (Inma Mesa | PSOE)

"Por eso te doy las gracias, por haber unido a este partido", y por haber situado a España "en el mapa de Europa y del mundo", le dijo a Sánchez. Ahora toca al mandatario socialista una labor "muy compleja", que es unir España "uniendo a los españoles", al contrario que las derechas, que quieren unir al país "dividiendo" a sus ciudadanos entre malos y buenos.

El PSOE quiso exhibir músculo y fortaleza en la recta final de la campaña del 26-M. Y, como decían algunos veteranos, lo consiguió, al llenar la plaza de toros de Mérida (no reventarla) y ofrecer una imagen "espectacular", como no se veía desde los ochenta. "Mágica", en palabras de Vara. No solo por los miles de personas que se acercaron —8.000, según la organización—, sino por "el ambiente, la actitud, las ganas" de las bases. Quizá sea un buen preludio para las elecciones del próximo domingo. Pero Extremadura no es el termómetro del partido en toda España. Es un bastión siempre socialista. Y hoy ejerció ese papel. Sobradamente.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios