JOSÉ LUIS MARTÍNEZ-ALMEIDA, CANDIDATO DEL PP

"Al votante triste por el 28-A, le digo que con su abstención Carmena puede ser alcaldesa"

El hombre elegido por Casado para recuperar la alcaldía de Madrid pide al centro derecha una movilización absoluta y advierte: si se quedan en casa, Carmena puede volver a Cibeles

Fue uno de los últimos en saber que sería el candidato del PP para el Ayuntamiento de Madrid —la plaza en la que los populares llevan ganando más de dos décadas, aunque en 2015 la izquierda consiguió sumar—. José Luis Martínez-Almeida (Madrid, 1975) recibió la llamada de Pablo Casado 'in extremis' y solo piensa en recuperar la confianza perdida frente a otras opciones políticas.

Reconoce "errores" en la campaña de las generales, "tuvimos un muy mal resultado", y entiende que los votantes del centro derecha estén decepcionados con lo que ocurrió el 28-A. Pero alerta de que la desmovilización de este bloque podría entregar la alcaldía a Manuela Carmena de nuevo. Si gobierna, promete bajar los impuestos, revocar Madrid Central y suprimir los nuevos carriles bici. Aunque apuesta por un entendimiento con Ciudadanos y Vox, considera que un pacto a la andaluza puede ser el camino. Este San Isidro solo le pidió una cosa al santo: "Que los políticos estemos a la altura".

PREGUNTA. ¿Esperaba ser el candidato del PP en Madrid?

RESPUESTA. No esperaba ni ser el portavoz municipal cuando entré en el año 2015 como concejal. Y cuando fui portavoz no esperaba ser candidato, pero tengo que reconocer que seis meses antes de las elecciones me ilusioné con poder serlo. Y eso que me enteré casi el último. Cuando me llamó Pablo Casado casi a la hora límite, me hizo una extraordinaria ilusión.

José Luis Martínez-Almeida, en la redacción de El Confidencial. (Carmen Castellón)
José Luis Martínez-Almeida, en la redacción de El Confidencial. (Carmen Castellón)

P. Ya estamos en campaña después de unas generales complicadas para su partido. ¿La remontada es posible?

R. Bueno, creo que no han sido complicadas. Hemos sacado un mal resultado. Las cosas son como son y hay que reconocerlas. Pero estamos convencidos de que la remontada es posible. Hemos perdido 70.000 votos hacia Ciudadanos en la ciudad de Madrid y se nos han ido 230.000 hacia Vox respecto a las últimas generales. Ahora, no es menos cierto que durante muchos años nos votaron a nosotros. Y lo hicieron porque se identificaban con una política 'made in Madrid' del PP muy clara de aumento de espacios de libertad —ya fuera educativa, sanitaria, con la menor presión fiscal o la mayor obra de transformación de infraestructuras—. Estaban convencidos de que nuestras políticas eran buenas y ahora tienen que tener motivos para pensar que tenemos el mejor proyecto de gestión para Madrid.

P. La candidata de Ciudadanos dijo aquí que ve posible el sorpaso al PP. ¿Qué le responde?

R. Que el PP fue la fuerza del centro derecha más votada en las pasadas generales. Sufrimos un grave quebranto electoral, sí, negarlo sería estúpido. No hicimos lo que teníamos que hacer. También es cierto que el centro derecha ganó por 180.000 votos a la izquierda y que ese bloque en la ciudad de Madrid lo lideraba el PP.

Si Ciudadanos dice que habrá sorpaso, yo digo que la fuerza del centro derecha más votada en las generales fue el PP

P. ¿Ofrecería a Vox entrar en el Gobierno municipal si necesita su apoyo para gobernar?

R. Nosotros lo que tenemos que hacer es convencer a los madrileños de que el voto de centro derecha liberal debe ir a nuestro partido. No apelo al voto útil de vota al PP porque no tienes más opciones. Eso está pasado. Sí pienso que tenemos más capacidad de aglutinar si hay que conformar acuerdos, porque desde nuestro programa podemos llegar a votantes de Ciudadanos y de Vox. El centro derecha necesita una amplia mayoría y eso lo puede identificar el PP.

Después hablaremos de pactos. Lo que tengo claro es que ningún votante de centro derecha entendería que los partidos de este espectro ideológico no llegáramos a un acuerdo de gobernabilidad. Y creo que quienes hemos estado en la oposición y mejor conocemos la gestión del ayuntamiento somos PP y Ciudadanos.

P. No sé si eso significa que es más partidario de un pacto a la andaluza con Vox dando apoyo, pero fuera del Gobierno.

R. Lo que tengo claro es que es imprescindible que haya un modelo de cambio. Madrid no puede tener cuatro años más de izquierda. La pregunta en pactos habría que hacérsela a Carmena. ¿Pactaría con Carlos Sánchez Mato? Porque en esta legislatura, ese Gobierno de coalición ha sido una sucesión de disparates y guerras internas. Y eso los madrileños tienen que saberlo. Se habla mucho de las tres derechas, como dicen ellos. Yo voy a hablar de las tres izquierdas. Carmena, el PSOE —que no es Pepu Hernández, es Pedro Sánchez, porque el candidato socialista todos sabemos que no tiene autonomía— y Carlos Sánchez Mato con IU, anticapitalistas y Ganemos.

Respecto al pacto que nosotros podamos conformar, creo que el modelo andaluz es bueno. Lo estamos viendo.

El candidato del PP al Ayuntamiento de Madrid. (Carmen Castellón)
El candidato del PP al Ayuntamiento de Madrid. (Carmen Castellón)

P. Y para llegar a ese acuerdo, ¿qué líneas rojas pondría? ¿A usted qué le parece lo de cambiar el Orgullo de sitio, como propone Vox?

R. No lo comparto, por varias razones. Creo que el señor Ortega Smith ignora que la manifestación del Orgullo Gay es una competencia de la Delegación del Gobierno. Además, el Orgullo se identifica mucho con una zona de Madrid que es donde nació, donde se ha desarrollado y donde, valga la redundancia, tienen el orgullo de celebrar esas fiestas. Y además, la Casa de Campo—que la conozco bien porque la declaré bien de interés cultural cuando era director general de Patrimonio Histórico— es un pulmón verde y cultural, y cualquier actuación que se pretenda llevar a cabo con miles de personas allí afectará al equilibrio ambiental.

P. ¿Se cree el último CIS, en el que la izquierda sumaría?

R. Me creo el resultado de las elecciones del 28 de abril, que es la encuesta más fiable. No voy a entrar a descalificar el CIS ni a Tezanos, solo digo que esa encuesta es anterior a las generales. Pronosticaba que la izquierda ganaría en la comunidad y el día 28 vimos que ganaba el centro derecha, igual que en la ciudad de Madrid. Lo que sí quiero es lanzar un mensaje claro: movilización. Solo puede hacer que Carmena siga siendo alcaldesa de Madrid la abstención del votante del centro derecha. Entiendo que ese votante se siente triste por el 28-A. Y creo que ningún votante de ese espectro, y menos del PP, tiene motivos para celebrar lo que ocurrió. Pero eso no quiere decir que el 26 de mayo con nuestra abstención o desmovilización permitamos la hegemonía total y absoluta de la izquierda.

Madrid Central y el plan de movilidad

P. Vamos con su programa. ¿Revocaría Madrid Central? Se lo pregunto porque el PP es el padre de las APR que existían antes de que llegara Carmena.

R. Es que son dos modelos completamente distintos, aunque la izquierda nos quiera confundir. Las APR son ámbitos muy localizados que se establecieron con el acuerdo de vecinos y comerciantes. No generaban problemas y estaba garantizado el acceso a los 'parkings' de todos los aledaños. Siempre hemos dicho que vamos a revocar Madrid Central, que no quepa ninguna duda, porque es un fracaso. No ha reducido el uso del vehículo privado —sí en el distrito Centro, pero no en el cómputo de la ciudad—. No ha reducido la contaminación, según 22 de las 24 estaciones de medición.

"Revocaría Madrid Central, retiraría los carriles bici y, por supuesto, eliminaría los semáforos de la A-5"


P. ¿Y la solución para la contaminación, entonces?

R. El enfoque es erróneo, porque Madrid Central actúa sobre un ámbito que no es donde se generan los problemas de movilidad. Sobre el distrito Centro circula el 1,5% de los vehículos. Actúemos allí donde de verdad se genera el problema, los 400.000 vehículos que todos los días entran y salen del perímetro de la M-30. Hay que dar alternativas a esas personas para que dejen el vehículo privado. Intensificar la capacidad del transporte público que, aunque en Madrid es una bendición, tiene un problema al ser radial y te suele llevar al centro siempre. Si quieres ir de este a oeste, las conexiones son complicadas. Otra clave, aparcamientos disuasorios. Muy importante también, incentivar el recambio de flota que circula por Madrid.

Y otra cosa que nos parece determinante y que incluimos en nuestro programa: 50 millones de euros para la renovación definitiva del parque de calderas.

P. ¿Qué más revocaría de lo que ha hecho el actual equipo de Gobierno?

R. Hay que echar un vistazo a los carriles bici. Soy partidario de la bicicleta como un medio de transporte más sostenible, pero los carriles bici que se han hecho no nacen con la vocación, en general, de mejorar la movilidad ciclista, sino de generar inmovilidad desde el punto de vista de la circulación. Habría que retirarlos. Por supuesto, eliminaría los semáforos de la A-5. No tienen ningún sentido, solo generan más atascos y contaminación.

También revertiría las subidas fiscales, 340 millones de euros que se han subido en impuestos, queremos bajarlos en 466 millones de euros. Y soy partidario de dar una vuelta de los mecanismos de participación. No pueden servir para legitimar una decisión ya tomada, y no hay nada más desalentador que no ejecutar ni un 10% de los presupuestos participativos. Hay que desmontar también la red clientelar de Ahora Madrid que Errejón denominó instituciones populares de resistencia.

Martínez-Almeida insiste en que el PP remontará el 26 de mayo. (Carmen Castellón)
Martínez-Almeida insiste en que el PP remontará el 26 de mayo. (Carmen Castellón)

Operaciones urbanísticas y vivienda

P. Puede ocurrir que Carmena tampoco ponga la primera piedra de la Operación Chamartín. Se quedaría a un paso, como le ocurrió a Ana Botella. Si Almeida es alcalde, ¿puede asegurar que saldrá adelante?

R. Carmena estaría encantada de poner la primera piedra. Pero todos sabemos que aunque se aprobara antes de que acabe esta legislatura, la primera piedra no llegará hasta dentro de tres o cuatro años. Y no creo que tenga interés en llevarlo al pleno porque por su izquierda, donde está Carlos Sánchez Mato, no quiere perder un solo voto. Además, aunque lo apruebe, no lo podrá ejecutar. Necesita el apoyo de sus socios de Gobierno. Yo lo que tengo claro es que tenemos que ponernos a trabajar por cerrar el norte.

P. La vivienda es uno de los temas que más preocupan en Madrid. ¿Cuánto tiene que ver el auge de los pisos turísticos con la subida del precio del alquiler?

R. La proliferacion de la vivienda turística es una excusa para Carmena. Cuando pasa algo que no es de su agrado, nunca es culpa suya. Si Madrid está sucio, culpa de los madrileños. Sube el precio de la vivienda, culpa de la vivienda de uso turístico. No puede ejecutar el presupuesto, culpa de la burocracia administrativa. Se incendia Lavapiés pero no es culpa del equipo de Gobierno, a pesar de que lo alienta.

Con el alza del precio del alquiler lo que ocurre es que mientras ha aumentado la demanda —fruto de la recuperación de la crisis económica— se ha estrangulado la oferta. Este ayuntamiento ha ido estrechando el suelo en carga y ha bloqueado las operaciones urbanísticas. Los pisos turísticos son un elemento coadyuvante, pero no determinante. En el distrito Centro, el alquiler ha subido de media menos que lo que ha subido en otros distritos.

Ninguno de nuestros votantes entendería que PP, Ciudadanos y Vox no llegáramos a un acuerdo de gobernabilidad

P. En una entrevista reciente, dijo que si gobierna pondría la mayor parte del suelo patrimonial disponible del ayuntamiento a disposición de promotores privados. ¿Es así?

R. Sí. Nosotros creemos que todo el suelo que es titularidad del ayuntamiento —salvo aquellas reservas para dotaciones como centros culturales, bibliotecas, instalaciones deportivas o escuelas infantiles— se tienen que destinar a la iniciativa privada. Un ejemplo: solo en el ámbito de Valdebebas tenemos 950.000 metros cuadrados procedentes de cesiones. Esos terrenos son improductivos, solo generan gastos y ninguna rentabilidad para el ayuntamiento.

Conociendo al candidato Almeida

P. ¿Qué rival es más fuerte, Carmena o Villacís?

R. Creo que en estos momentos hay dos opciones para la alcaldía: Carmena o Almeida.

P. ¿Le dio pena despedirse de Íñigo Henríquez de Luna?

R. Me dio pena la forma en la que finalmente todo se produjo. Íñigo ha dedicado muchos años al PP, ha hecho un trabajo acertado. Y creo que el PP también tiene la legitimidad para tomar las decisiones que mejor corresponda para sus listas electorales. Él entró hace 28 años y 28 años después el partido considera más acertados otros perfiles. Esto no quiere decir que la salida no debió producirse de otra manera.

P. ¿Le ha dado algún consejo Esperanza Aguirre para afrontar la campaña?

R. No. No me ha dado ningún consejo.

P. ¿Pero porque no hablan o...?

R. Sí. Yo tengo buena relación con Esperanza. Pero desde que fui nombrado portavoz, ella ha deslindado perfectamente el tema político de lo que es una buena relación.

José Luis Martínez-Almeida. (Carmen Castellón)
José Luis Martínez-Almeida. (Carmen Castellón)

P. ¿Cuánto tiempo lleva en política?

R. Entré en 2007 en la Comunidad de Madrid de casualidad. Desde que aprobé la oposición de abogado del Estado en 2001, ejercí como tal hasta ese año. Fui director general de Patrimonio Histórico, secretario general del Consejo de Gobierno y en 2013 me fui. Después me llamó Esperanza en 2015 para su lista y piqué el anzuelo.

P. ¿Y qué echa de menos de su anterior vida? Opositar no creo...

R. Mi profesión es la de abogado del Estado. Eso está claro. Y en el fondo uno echa de menos estar encerrado entre sumarios, papeles y expedientes administrativos. La oposición es difícil echarla de menos. Es un ejercicio tan brutal en términos de tiempo, de esfuerzo y de concentración...

P. Mejor y peor momento en política.

R. El mejor no lo circunscribo a un momento. Para mí han sido estos dos años que he sido portavoz y la oposición que hemos hecho. No lo digo por mí, sino por el trabajo del grupo municipal. El momento más duro, igual: esta legislatura. Para el PP ha habido un cúmulo de situaciones muy complicadas de gestionar.

P. Ya que fue San Isidro, ¿qué le pidió al santo este año? Está cantado con el 26-M a la vuelta de la esquina...

R. Pues no. Tuve una petición agoísta: que los políticos sepamos estar a la altura de los madrileños. No le pedí por los resultados electorales.

P. Por el Atleti ya tenía poco que pedirle.

R. Nada, ya nada. Ha sido una legislatura complicada en lo político y en lo futbolístico, para los del Atleti, también.

P. Ya que en esta campaña se habla de binomios de candidaturas. Errejón-Carmena, Monasterio-Ortega Smith... En el caso del PP, ese binomio con Díaz Ayuso, ¿resta o suma?

R. Suma, suma. El binomio con Isabel está funcionando frente a lo que son otras parejas electorales. Vemos a Carmena y Errejón, que claramente abusan del sentimentalismo. Cuando recuerdo que Carmena decía que le molestaba la infantilización de la política, pienso que los carteles de ambos juntos sí que son infantiles. Y respecto al cartel Monasterio-Ortega Smith, lo que veo es que es más el cartel Monasterio. A él lo vemos poco por la ciudad. Nosotros formamos un buen tándem e ideológicamente creo que somos los que más puntos tenemos en común.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios