EL CIS AHONDA LA CAÍDA DEL PP PARA EL 26-M

El PSOE ganaría en 10 de las 12 CCAA, retendría sus gobiernos y sumaría Madrid

Los socialistas vencerían en todas las regiones que celebran comicios, salvo Cantabria y Navarra, y además podrían hacerse con CCAA como Madrid o Canarias. También se imponen en las europeas

Foto: El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, este 9 de mayo en Cuacos de Yuste. (EFE)
El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, este 9 de mayo en Cuacos de Yuste. (EFE)

De cumplirse los pronósticos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el PSOE mantendría su ya amplio poder autonómico y podría ampliarlo, haciéndose con comunidades como Madrid. Los pactos posteriores determinarán los gobiernos, pero por lo pronto los socialistas, que ya vencieron con holgura en las generales del 28 de abril, se impondrían en votos este próximo 26 de mayo en 10 de las 12 regiones que celebran comicios. En todas, pues, menos en Cantabria y Navarra, en las que vencen el Partido Regionalista de Cantabria de Miguel Ángel Revilla y la coalición de derechas Navarra Suma. El PSOE sería la formación con más respaldo en cinco comunidades que ahora gobiernan otros partidos, cuatro hoy en manos del PP (Madrid, Castilla y León, Murcia y La Rioja) y una en poder de los nacionalistas (Canarias, liderada por Coalición Canaria desde 1993). Además, el partido de Pedro Sánchez está al borde de la mayoría absoluta en Sevilla, podría recuperar Zaragoza y cogobernar la capital de España con Manuela Carmena. La cara B de este sondeo sería protagonizada por el PP de Pablo Casado, que continuaría hundiéndose y que se expondría a perder bastiones históricos. La sangría sería total. Su crisis se ahondaría.

El macrobarómetro del CIS, hecho público pasadas las 13:30 de este jueves, y a escasas horas del arranque de la campaña electoral de las autonómicas, municipales y europeas del 26-M, pintan España de rojo, como ya ocurrió de hecho el 28-A. Y eso que el estudio es previo a las generales, ya que el estudio de campo se extendió desde el 21 de marzo al 23 de abril. El PSOE también ganaría los comicios al Parlamento Europeo, con entre 17 y 18 escaños, frente a los 11-12 del PP, los 8-9 de Ciudadanos, los ocho de Unidas Podemos, los 4-5 de Vox, los tres de Ahora Repúblicas —la alianza liderada por ERC y EH Bildu— y el diputado que conseguirían la Coalición por una Europa Solidaria —entente encabezada por PNV y Coalición Canaria— y Junts per Catalunya, el partido del 'expresident' Carles Puigdemont.

[Consulte aquí en PDF las estimaciones de voto del CIS para las elecciones autonómicas y municipales del 26-M]

Este 26-M se celebran elecciones autonómicas en 12 de las 17 comunidades. El PSOE firmaría su mejor resultado en Extremadura, uno de sus feudos históricos. Obtendría el 45,6% de los votos, con entre 30 y 32 diputados —tuvo 30 en 2015—, cerca de la mayoría absoluta, fijada en los 33 escaños. Los populares, que tenían 28 parlamentarios en la Asamblea regional, pasan a 19-21, y Ciudadanos, que solo disponía de un representante en la última legislatura, crece hasta los 5-6 asientos. Unidas Podemos se movería entre los 7-8 (tenía seis) y la ultraderecha de Vox no conseguiría colar a ninguno de los suyos. Con estos resultados, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, podría continuar sin problemas al frente del Gobierno. Él mismo defendía este jueves que los pactos los darán las urnas, y recordaba que en este último mandato ha tejido acuerdos a izquierda y derecha.

En Extremadura y Castilla-La Mancha, bastiones históricos del PSOE, el partido conseguiría sus mejores resultados: 45,6% y 40,3% de los votos


Castilla-La Mancha es otra de las comunidades históricamente socialistas. Emiliano García-Page está muy cerca de revalidar su Ejecutivo, en esta ocasión como primera fuerza. Cosecharía el 40,3% de los votos y entre 15 y 18 diputados (tuvo 15 hace cuatro años). Las Cortes regionales, tras la reforma introducida por el PP de María Dolores de Cospedal, se componen de 33 parlamentarios, por lo que la mayoría absoluta queda en los 17 representantes. Page podría apoyarse en Unidas Podemos, con el que ya cogobierna la comunidad, que lograría 2-3 actas. El PP, que se quedó con 16 parlamentarios en las últimas autonómicas, baja hasta los 11-14, y Ciudadanos, que no consiguió un solo escaño en aquellos comicios, entraría con 2-3, y Vox, con 0-1. Las derechas, no obstante, sí llegarían a sumar si se tienen en cuenta las horquillas más altas.

En Asturias, el PSOE ya era primera fuerza, condición que mantendría este 26-M. Sus 14 diputados de 2015 podrían ser entre 15 y 18 en las elecciones de dentro de dos semanas. Por detrás quedarían el PP, con 10-11 actas (tenía 11), y Podemos, con entre siete y nueve (también consiguió nueve en las últimas). Ciudadanos e Izquierda Unida empatarían, ambos obtendrían entre cuatro y cinco diputados, mientras que la ultraderecha entraría en la Junta General del Principado con un representante. Foro Asturias, el partido fundado por el exministro del PP Francisco Álvarez-Cascos, se desfonda y podría quedarse sin escaño (el CIS le otorga entre ninguna y un acta). La mayoría de la izquierda está asegurada y el socialista Adrián Barbón, sucesor del actual jefe del Principado, Javier Fernández, podría convertirse en el nuevo presidente.

Afianzada Aragón

En Baleares, el PP ganó en 2015, pero no pudo gobernar. Ahora, sería el PSOE de la presidenta del archipiélago, Francina Armengol, quien vencería el 26-M, y conseguiría entre 17 y 19 diputados (tuvo 14 hace cuatro años). Le seguiría el PP, que lograría entre 14 y 16 representantes —frente a los 20 anteriores—, y la tercera fuerza sería Ciudadanos, con entre nueve y diez escaños (eran dos en 2015). El cuarto y quinto partido de las islas serían Unidas Podemos (7-8 actas) y MÉS (7-8). En la cola se situarían El Pi-Proposta per les Illes (2-3) y Vox (0-1). De darse la mejor proyección para los partidos de centro derecha, su única opción para gobernar pasaría por aliarse con El Pi.

Ángel Gabilondo podría arrebatar al PP su joya de la corona, la Comunidad de Madrid, con los apoyos de Podemos y de Más Madrid

Los socialistas también retendrían la última comunidad que presiden y que se somete al escrutinio de las urnas este 26-M: Aragón. Javier Lambán ganaría los comicios y obtendría entre 20 y 22 escaños (tenía 18). La segunda fuerza sería el PP, con entre 18 y 19 diputados (por los 21 de 2015), y le seguirían Podemos-Equo (10-12). Ciudadanos (9-10), el Partido Aragonés (3-4), Izquierda Unida (3) y, por último, la Chunta Aragonesista (0-1). Vox se queda fuera. La izquierda lograría el 50,1% de los votos y podría formar gobierno en el mejor de los escenarios que prevé el CIS, con 38 escaños, cuatro más de los necesarios, ya que las Cortes se componen de 67 diputados. Las derechas, con el 40,9% de los sufragios (o un 43,9% si se suma al partido de Santiago Abascal), no podrían pilotar la comunidad, pues en la horquilla más alta sumarían 33 actas, una por debajo de la mayoría absoluta. Zaragoza también podría caer en manos del PSOE, liderada por Pilar Alegría.

El PSOE ganaría en 10 de las 12 CCAA, retendría sus gobiernos y sumaría Madrid

La sexta autonomía que presiden hoy los socialistas es la Comunitat Valenciana, que ya celebró sus elecciones el 28 de abril: el 'president', Ximo Puig, tiene garantizada la reválida si firma de nuevo una alianza con Compromís y Unidas Podemos. Las tres formaciones alcanzan la mayoría absoluta en Les Corts.

El líder socialista, Pedro Sánchez (2i), Patxi López (3d), el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (2d), el de Aragón, Javier Lambán (d), el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page (i), y la de Baleares, Francina Armengol (3i), a su llegada a la escuela de buen gobierno del PSOE, el 17 de marzo de 2018 en Madrid. (EFE)
El líder socialista, Pedro Sánchez (2i), Patxi López (3d), el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (2d), el de Aragón, Javier Lambán (d), el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page (i), y la de Baleares, Francina Armengol (3i), a su llegada a la escuela de buen gobierno del PSOE, el 17 de marzo de 2018 en Madrid. (EFE)

Pero este CIS revela que el PSOE podría conseguir arrebatar otros feudos del PP. El más simbólico de todos ellos es Madrid. La joya de la corona de los populares, que lleva en sus manos desde 1995. Ángel Gabilondo ganaría los comicios del 26-M (26,1% de los votos) y sentaría a 33-38 diputados y podría gobernar con el apoyo de Podemos (Isabel Serra), tercera fuerza (13% y 17-19 actas) y Más Madrid, la formación liderada por Íñigo Errejón (12,8% y 16-18 representantes). En la horquilla baja, los tres partidos suman 66 diputados, a uno de la mayoría absoluta (67), ya que la Asamblea de Madrid que se elegirá el 26-M crecerá en asientos, hasta los 132.

El PP quedaría segundo (29-33), y Ciudadanos (21-24), tercero. Vox entraría en la Cámara con entre seis y ocho diputados. En el mejor de los escenarios, las derechas aglutinarían 65 escaños, a uno de la mayoría absoluta. La izquierda también podría retener el Ayuntamiento de Madrid, ya que Más Madrid, la formación que en la ciudad lidera la alcaldesa, Manuela Carmena, tendría 21-23 concejales, y con el PSOE de Pepu Hernández (10-12 ediles) alcanzaría la mayoría absoluta. El PP obtendría entre 13 y 15 actas, por las 8-9 de Ciudadanos y las 2-3 de Vox.

Menos opciones en Murcia y Castilla y León

Los socialistas ya ganaron las autonómicas de 2015 en Canarias, pero en aquel momento obtuvieron menos escaños que CC. Ahora, vencerían tanto en sufragios (27,8%) como en diputados: sentaría a entre 20 y 23 de los 70 asientos de la nueva Cámara. Podría conformar un Gobierno de izquierdas con los apoyos de Sí Podemos (6-8) y Nueva Canarias (4-7). CC, la fuerza que lleva en el poder desde 1993, descendería de sus 18 escaños actuales a una horquilla entre 12 y 15, pese a que en estos comicios, tras la reforma legal, elige diez representantes más que en 2015 (uno más por Fuerteventura y nueve en la nueva lista autonómica). El PP tendría entre 9 y 11 parlamentarios; Ciudadanos, entre 6 y 8, y Vox, entre 0 y 1. El CIS estima 2-3 sillones para la Agrupación Socialista Gomera (ASG), escisión del PSOE.

En Canarias, el PSOE volvería a ganar los comicios, pero esta vez también vencería en escaños, y podría sumar con Sí Podemos y Nueva Canarias

En otras dos comunidades, Murcia y Castilla y León, el PSOE ganaría los comicios, aunque tendría más complicado formar gobierno. En la primera, los socialistas lograrían entre 14 y 17 diputados (31,1% de los votos), frente a los 13 de 2015. Podemos-Equo tendría 4-5 parlamentarios y Cambiar la Región de Murcia (IU-Verdes-Anticapitalistas), entre uno y dos. La Asamblea murciana la integran 45 representantes, por lo que la mayoría absoluta se sitúa en los 23. Ese umbral lo superarían por los pelos, y en la horquilla más alta, la izquierda. El PP, que gobierna la comunidad desde 1995, pasa de los 22 diputados a 12-14, mientras que Cs saltaría de cuatro a 7-8 actas. Vox entraría en la Cámara con entre cuatro y cinco parlamentarios. Conservadores y naranjas, en el mejor escenario, sumarían 22 diputados, por lo que requerirían a la ultraderecha para alcanzar la mayoría absoluta. Se reeditaría, por tanto, la alianza a la andaluza. Con estos resultados, Cs tendría la llave de la gobernabilidad.

El presidente de Murcia, Fernando López Miras, el pasado 6 de abril. (EFE)
El presidente de Murcia, Fernando López Miras, el pasado 6 de abril. (EFE)

El Ejecutivo de Castilla y León también dependería de los pactos poselectorales. El PSOE vencería en las urnas (32,9%) y obtendría entre 30 y 31 asientos (tuvieron 25 hace cuatro años), frente a los entre 28 y 29 procuradores del PP (42 en 2015). Ciudadanos crecería hasta los 10-13 escaños. Podemos-Equo se queda en ocho actas. Para IU, Vox y Unión del Pueblo Leonés, el CIS maneja una horquilla de entre 0 y 1 parlamentarios. El acuerdo más factible, por tanto, sería el de PP y Cs, aunque por primera vez los naranjas también podrían alcanzar la mayoría con los socialistas. Para el 26-M, las Cortes regionales pierden tres asientos por la bajada de población en León, Salamanca y Segovia: tendrán 81 sillones, por lo que el listón está en los 41 procuradores.

Reedición del pacto PRC-PSOE

En La Rioja, la hegemonía del PP también peligra. El PSOE sería primera fuerza (12-14 actas), seguido de los populares (11-13), Ciudadanos (3-4) y Unidas Podemos (2-3). Vox no entraría en la Cámara, pero sí volvería a ella el Partido Riojano (2-3). Estos resultados hacen que la gobernabilidad pueda recaer en los regionalistas. El Parlamento tiene 33 sillas, por lo que la mayoría absoluta se sitúa en los 17 diputados.

En Navarra, queda primera la coalición de PP, Cs y Vox, y segunda fuerza el PSOE. El cuatripartito de Geroa Bai, Podemos, Bildu e I-E pierde la mayoría

Cantabria y Navarra son las dos únicas comunidades, de las 12 que tienen comicios este 26-M —no los celebran Cataluña, Euskadi, Andalucía, Galicia y Valencia—, en las que el PSOE no se impone en las urnas. En la primera, ni siquiera es segunda fuerza. Tiene por delante al Partido Regionalista de Cantabria (PRC), del presidente Miguel Ángel Revilla, que con un 33,8% de los sufragios se llevaría entre 12 y 13 escaños (tenía 12), y al PP, que podría obtener entre 8 y 10, frente a los 13 de los últimos comicios. El PSOE, con su 18,1%, sacaría entre cinco y siete diputados. En 2015 consiguió cinco. Cs y Podemos se ubicarían en la banda de los 2-3 parlamentarios y Vox podría entrar y conseguir 1-2 escaños. La mayoría absoluta se encuentra en los 18 asientos, cifra que podrían alcanzar los actuales socios de gobierno, PRC y PSOE. Las derechas, ni en el mejor de los escenarios lograrían gobernar.

Miguel Ángel Revilla y la vicepresidenta cántabra, Eva Díaz Tezanos (PSOE), en agosto de 2017. (EFE)
Miguel Ángel Revilla y la vicepresidenta cántabra, Eva Díaz Tezanos (PSOE), en agosto de 2017. (EFE)

En la comunidad foral, la primera posición es para Navarra Suma (Na+), la alianza de Unión del Pueblo Navarro, PP y Cs, que con un 30,2% de las papeletas, tendría entre 16 y 17 diputados (en 2015, UPN tenía 15 actas y el PP, dos). Los socialistas son segunda fuerza, y pasarían de sus siete escaños a entre 11 y 12. El cuatripartito, que conforman Geroa Bai (7-9), EH Bildu (7-8), Podemos (6) e Izquierda-Ezkerra (1-2), pierde su mayoría, que se sitúa en los 26 representantes de una Cámara de 50.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios