'número 13' de aguado a la cam

Garrido tras su marcha a Cs: "Esto no es una venganza. El juego sucio se lo dejo a otros"

Justo cuando se cumple un año de la dimisión de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad de Madrid, deja claro que él no es un tránsfuga y que esto no es una 'vendetta' contra el PP

Foto: El expresidente de la Comunidad de Madrid Angel Garrido acompañado por el candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado. (EFE)
El expresidente de la Comunidad de Madrid Angel Garrido acompañado por el candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado. (EFE)

"Este (el PP) era un partido en el que ya no me sentía cómodo. (...) Me gusta la política y mientras pueda, seguiré trabajando en ella". Así ha defendido Ángel Garrido su decisión de marcharse a Ciudadanos, algo que ha cogido por sorpresa al PP de Pablo Casado después de ponerle de 'número cuatro' en las listas del PP para las elecciones europeas del 26 de mayo.

Este jueves, cuando se cumple un año de la dimisión de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad de Madrid, Garrido ha querido dejar claro que él no es un tránsfuga y que esto no es una 'vendetta' contra el Partido Popular. "No es ninguna venganza ni nada parecido. (...) Jamás he dicho una mala palabra sobre mi partido ni cargado contra la organización", ha afirmado, sin dudar en disculparse por el momento en el que ha anunciado su salida del PP para 'fichar' por la formación de Rivera a solo cuatro días de las elecciones generales. "Lamento que no parezca el mejor momento. No había otro", ha apuntado en una entrevista en 'Más de Uno' de Onda Cero en la que ha pedido "respeto" a su decisión. "Los partidos no nos deben nada a los que militamos en ellos o tenemos alguna responsabilidad. El día que nos vamos, nos vamos", ha apuntillado.

"Agradecer a Casado que contara conmigo"

Garrido, que ha insistido en varias ocasiones en que "nunca" perjudicaría al PP, ha lanzado una pulla a los más críticos al afirmar que "ese tipo de juego sucio se lo dejo a otros". Eso sí, sin dar nombre ni apellidos. El expresidente de la Comunidad de Madrid, que sustituyó a Cifuentes durante casi un año, ha aprovechado a dar las gracias a Casado por su apoyo en todo este tiempo. "Primero, agradecer a Pablo Casado que contara conmigo", ha dicho en referencia a su elección para ir en las listas para las europeas del 26 de mayo, todo un varapalo para Garrido, que vio cómo Isabel Díaz Ayuso le arrebataba, por decisión del presidente 'popular', liderar la lista del partido a la Asamblea de Madrid sin primarias. A pesar de ello, ha dicho tener "solo buenas palabras para mi partido" tras 28 años de militancia.

Su decisión de irse a Ciudadanos, como número 13 en la lista de Ignacio Aguado a la Comunidad de Madrid, ha venido dada por su deseo de "militar en un partido en el que me sintiera cómodo dentro de las posiciones que siempre he mantenido, el espacio de centro". En este sentido, y preguntado por sus críticas a la formación naranja como presidente de la CAM, Garrido ha afirmado que él "nunca" ha hablado mal de Cs. De hecho, ha agradecido el trabajo de este partido, "sobre todo al aprobar los Presupuestos y leyes importantes". "Lo demás son rifirrafes parlamentarios", añade.

Una negociación en 48 horas y 'enfermo'

Garrido ha confirmado la información publicada este jueves por El Confidencial sobre cómo se produjo su fichaje a espaldas de Casado: "El contacto con Cs se produjo el lunes y fue cuando lo acordamos", previa llamada a Aguado el fin de semana. El expresidente de la CAM ha sido sumamente discreto. No solo no se lo dijo a nadie, sino que alegó encontrarse mal de salud lunes y martes para evitar pisar Génova cuando lo que en realidad estaba haciendo era negociar su llegada al equipo de Aguado. Ahora Cs y PP deben hacer cambios en sus listas, que precisamente se publicaron en el BOE este miércoles. Los dos partidos tienen 48 horas para hacerlo: los 'populares' deben eliminarle de la lista de las europeas y buscarle sustituto/a y los 'naranjas' incluirle de 13 a las autonómicas, puesto que le asegura un asiento en la Asamblea de Madrid los próximos cuatro años.

En cuanto a los mensajes de WhatsApp que circulan, Garrido ha explicado que se los envía "a personas en una conversación confidencial", por lo que jamás va "a desvelar una conversación que entiende que es de carácter personal". Y aunque recalca que no va "a desmentir nunca ni afirmar sobre un mensaje porque es personal", destaca que "jamás ha mandado un WhatsApp diciendo: No se ha ejecutado lo mío", como se ha publicado.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios