CON EL APOYO DE CIUDADANOS

Cristina Cifuentes será investida presidenta de la Comunidad de Madrid el miércoles

El martes a las doce del mediodía ofrecerá su discurso de investidura. El miércoles será la votación. Los 17 diputados de Ciudadanos se han comprometido a darle su apoyo

Foto: Ignacio Aguado y Cristina Cifuentes escenifican el acuerdo al que han llegado. (EFE)
Ignacio Aguado y Cristina Cifuentes escenifican el acuerdo al que han llegado. (EFE)

Mariano Rajoy puede respirar tranquilo. Cristina Cifuentes ha salvado la gobernabilidad en la Comunidad de Madrid, donde el PP lleva las riendas desde 1995, gracias al apoyo de Ciudadanos. La ex delegada del Gobierno se ha reunido durante la mañana de este jueves con la presidenta del Pleno de la Asamblea, Paloma Adrados, que convocará un Pleno extraordinario para investir a la futura presidenta. Cifuentes dará su discurso de investidura el martes 22 de junio a las 12 del mediodía y el miércoles será la votación.

A cambio de que los 17 diputados de Albert Rivera en Madrid bendigan la investidura de la exdelegada del Gobierno como presidenta, la popular se ha comprometido a aprobar durante la presente legislatura 82 puntos que la formación naranja recogía en su programa. Algunas de las propuestas estrella son debatir en sede parlamentaria la primera ley de servicios públicos no privatizables de la Comunidad de Madrid, contratar 500 profesores más para las escuelas públicas y mantener el Canal de Isabel II como un ente público.

Desde la noche del 24 de mayo, cuando los resultados electorales pronosticaban que Cifuentes sólo podría gobernar con el apoyo de Ciudadanos, los miembros de las dos formaciones daban prácticamente por hecho un pacto que nunca incluyó que Ciudadanos formara parte del Gobierno autonómico. La única condición que impusieron nada más comenzar las negociaciones fue que el PP cediera una silla en la Mesa de la Asamblea de Madrid, el órgano rector sobre el que pivota gran parte del trabajo diario del Parlamento, y Cifuentes les dejó que ocuparan la vicepresidencia primera. Era el primer guiño a un acercamiento que se consumó a última hora de ayer.

Cerrado el acuerdo de Gobierno en la Comunidad de Madrid

Pese a que Ciudadanos nunca puso en riesgo la investidura de Cifuentes como presidenta, hubo un momento particularmente tenso entre las dos fuerzas políticas: el número 7 de la lista de la popularÁlvaro Ballarín, estaba imputado la noche electoral. Una mancha en el expediente que suponía expulsión inmediata a no ser que los demandantes se echaran para atrás y retiraran la demanda, como sucedió. Fue el momento más difícil para Ciudadanos, que tuvo que explicar por activa y por pasiva que, sin imputación, no exigirían la baja del diputado electo.

Aguado también enfrió las negociaciones cuando estalló la segunda fase de la Operación Púnica, en la que fueron imputados dos consejeros del Gobierno de Ignacio González, Lucía Figar y Salvador Victoria. Ciudadanos volvía a poner contra las cuerdas a una Cifuentes que tenía las manos atadas para reestablecer las conversaciones. Sus compañeros de partido, con cargo institucional en el PP de Madrid que preside Esperanza Aguirre, cedieron a las presiones y voluntariamente dimitieron para allanar el camino a la candidata.

Aguado entregó el viernes pasado un documento con 82 propuestas que incluía en su programa y que quería llevar a cabo durante esta legislatura

Con las dimisiones en caliente, Ciudadanos vendía a su electorado que el partido se instalaba en Madrid para vigilar de cerca los desmanes del PP y que aplicaría mano de hierro contra la corrupción. De hecho, los de Rivera entregaron un documento de regeneración democrática innegociable para dar el beneplácito a la investidura de la lista más votada. Un informe que finalmente se tradujo en diez puntos que Cifuentes firmó y está obligada a cumplir. El punto de mayor controversia fue que Ciudadanos obliga al PP a celebrar sus elecciones a través de un proceso de primarias y limitar el mandato del presidente y sus consejeros a dos legislaturas.

La investidura, en un Pleno la próxima semana

El segundo bloque de negociación se centró en cuestiones relacionadas con la economía, la educación y los servicios sociales. Aguado entregó el viernes pasado un documento con 82 propuestas que incluía en su programa y que quería llevar a cabo durante esta legislatura. El lunes, en otra reunión de grupo, cerraron 52 puntos. Ayer por la tarde volvieron a sentarse en la misma mesa de una sala de la Asamblea de Madrid y acordaron otros 30 puntos más, que desvelarán este viernes.  

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios