Podemos: “No viene ningún lobo”

El PSOE vuelve a Marbella tras 24 años: “Vamos a gobernar para la gente”

La toma de posesión del nuevo alcalde de Marbella, el socialista José Bernal, ha estado arropada por frases de Gandhi y palabras de concordia y entendimiento

Foto: José Bernal, PSOE, Miguel Díaz, IU, José Carlos Núñez, Costa del Sol Sí Puede, y Rafael Piña, Opción Sampedreña, miembros del cuatripartito. (EFE)
José Bernal, PSOE, Miguel Díaz, IU, José Carlos Núñez, Costa del Sol Sí Puede, y Rafael Piña, Opción Sampedreña, miembros del cuatripartito. (EFE)

Un pleno muy diferente al que ha estado acostumbrado el salón del consistorio de Marbella en los últimos tiempos. La toma de posesión del nuevo alcalde de la ciudad, el socialista José Bernal, fue arropada por frases de Gandhi y palabras de concordia y entendimiento. Fuera, gritos y pitadas de los últimos coletazos del PP, que en la plaza de los Naranjos increpaban a los que entraban diciendoles: “Cuidado, que dentro está Podemos y esos son peor que lobos”.

Anécdotas aparte, el socialista Bernal, nacido en la tierra, y tras 24 años sin que un marbellero del PSOE tomara el bastón de mando del municipio, dijo: “Vamos a gobernar para la gente pero con la gente” y juró el compromiso con la ciudad que le vio nacer. Dentro de esa declaración de intenciones está la más importante: un compromiso político para que haya inversión pública y prudencia para evitar que el cambio de sillones ocasione algún desmán en las inversiones privadas. Con esa premisa y la de “gobernar para la gente pero con la gente” se abre un nuevo periodo democrático en la ciudad costasoleña. Los ediles del PSOE, Opción Sampedreña, Costa del Sol Sí Puede e Izquierda Unida rubricaron en una comparecencia pública el acuerdo de gobierno, al que se ha agregado un apéndice que incluye las inversiones públicas que los socialistas se han comprometido a impulsar tanto desde la Junta de Andalucía como desde el Gobierno central si consiguen ganar las próximas elecciones generales.

En su discurso, el socialista José Bernal ha destacado que los vecinos de Marbella serán su prioridad, y "en especial los que lo están pasando mal". "No hay que temer que se vayan inversiones de la ciudad, vamos a darle facilidades a los empresarios, son vitales para crear empleo". En la alocución del edil, al que se le veía visiblemente emocionado, se enumeraron proyectos como el PGOU, la transformación de La Bajadilla o el Plan Guadaiza, entre otros. Y cómo no, Bernal tuvo palabras comprometidas para sus compañeros de listas de OSP, recordando que San Pedro de Alcántara "demanda una atención especial", en un claro acercamiento a los independentistas sampedreños que han sido 'llave' a la hora de decantar la Alcaldía.

La anterior alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, durante un partido de Copa Davis celebrado en Puerto Banús en 2009. (EFE)
La anterior alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, durante un partido de Copa Davis celebrado en Puerto Banús en 2009. (EFE)

Plaza de los naranjos

Durante el acto de investidura no pararon los pitos y las protestas de “los últimos de Filipinas”, como decía un asistente al pleno. En los aledaños del Ayuntamiento de Marbella se ha gritado "alcaldesa, alcaldesa" y "manos arriba, esto es un atraco", en apoyo a Ángeles Muñoz y contra el pacto cuatripartito. Pero a la salida todo fue muy diferente. Ya no quedaba nadie de los populares y cuando salían los dos miembros de Podemos solo se oía en la plaza “sí se puede” y “hemos podido”.

A la salida del acto de investidura ya no quedaba nadie de los 'populares' y se han podido escuchar gritos de

José Bernal ha destacado que desde la dirección del PSOE existe un compromiso para colaborar y cumplir con el acuerdo de gobierno. “Vamos a comprometernos para que los presupuestos de Andalucía y los presupuestos del gobierno de España después de las elecciones generales miren a esta tierra y a esta ciudad”. El grupo socialista mantiene que la situación económica del Ayuntamiento es insostenible, por lo que es necesario que en esta legislatura andaluza y municipal haya colaboración del gobierno autonómico y del parlamento andaluz para aplazar los pagos del préstamo municipal con la Junta para hacer viable la atención de los servicios públicos.

Política del miedo

El grupo de izquierdas también quiso tener palabras de ánimo para el pueblo de Marbella. El edil de IU Miguel Díaz criticó que la exalcaldesa “lance el mensaje del miedo”. Quienes así actúan, dijo, lo están haciendo de forma irresponsable. “Son ellos los que con sus declaraciones están ahuyentando a esos posibles inversores”. “La estabilidad va venir ya”, afirmó.

Bernal insistió que para el nuevo equipo de gobierno municipal será fundamental atender a aquellos que peor lo están pasando y que más lo necesitan, pero también potenciar la economía de la ciudad y transmitir una imagen “que nunca se tuvo que abandonar de transparencia y participación”. Por su parte, el todavía candidato a alcalde, José Bernal, aseguró que el programa del nuevo gobierno se basa “en un armazón de cuestiones que son fundamentales para el futuro de Marbella, con una gran carga social, planteado desde la participación ciudadana, con transparencia y preocupado sólo en el interés general”.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios