negocia el gobierno regional con ps y més

La línea roja de Podemos Baleares: abrir al pueblo los jardines de Marivent

El Partido Socialista, la coalición Més y Podemos siguen negociando quién será el próximo presidente del Govern. Por ahora, debaten los programas y uno de los puntos calientes es la gestión de Marivent

Foto: Mariano Rajoy y el rey Felipe VI se saludan en los jardines de Marivent. (EFE)
Mariano Rajoy y el rey Felipe VI se saludan en los jardines de Marivent. (EFE)

La presidencia del próximo Govern de las Islas Baleares continúa en el aire. Representantes del Partido Socialista (PSIB), Podemos y la coalición nacionalista Més se encuentran en plenas negociaciones acerca de las principales iniciativas de cada grupo y, sobre todo, sus líneas rojas. Los resultados electorales del 24 de mayo dejan esta opción de tripartito como la única para lograr la gobernabilidad en el Parlamento autonómico al haber obtenido 14, 10 y 6 escaños respectivamente. La suma de PP (fue la lista más votada con 20) y Ciudadanos (tan sólo 2), queda muy lejos de los 30 escaños que establecen la mayoría.

Será a partir de la semana que viene cuando realmente se inicien conversaciones sobre quiénes ocuparán las sillas y presidirán el organigrama. Hasta entonces, durante la jornada del jueves y la de este viernes, las tres opciones políticas continúan debatiendo acerca de los puntos más polémicos de sus programas. Entre ellos, la implantación de la 'ecotasa', la esperada instauración de la Facultad de Medicina en las islas y la controvertida gestión del Palacio de Marivent, residencia estival de los Reyes de España.

La candidatura 'morada' que encabeza Alberto Jarabo en las islas ha puesto sobre la mesa como una de sus propuestas más firmes que los jardines del palacio se abran al público para que todos los mallorquines puedan disfrutar de su uso. Podemos no concibe que las instalaciones de la finca, situada en el núcleo turístico de Cala Major –en la que no existe ningún parque ni zona verde– permanezcan cerradas al pueblo de Mallorca, cuando el Monarca y su familia “hacen uso de las mismas una semana al año”, explican fuentes de la formación.

Y en la reunión celebrada el jueves, que finalizó ya entrada la noche, se logró un cierto consenso. "El Govern planteará al Estado y a la Casa Real la apertura de los jardines durante nueve o diez meses al año", reza el comunicado. La coalición Més ya presentó en 2013 una proposición no de ley en el Parlament en la que instaba al Ejecutivo regional “a reconsiderar el uso y convertirlo en una sede cultural y artística”. El Partido Popular la rechazó insistiendo en que no participaría en nada “que pudiera enturbiar la presencia de la Familia Real en Mallorca”. La coalición nacionalista insistió entonces en otros usos institucionales dados a Marivent, como las visitas y recepciones oficiales recibidas por el Rey y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, puesto que la sede oficial de la Jefatura del Estado en Baleares es el palacio de la Almudaina.

Primer posado de Felipe VI, Letizia y sus hijas en Marivent. (Gtres)
Primer posado de Felipe VI, Letizia y sus hijas en Marivent. (Gtres)

Marivent nunca ha estado exento de polémica. El palacio, residencia de verano del rey Juan Carlos I y ahora de Felipe VI, siguiendo la tradición de la Familia Real, que acude desde hace años a las competiciones de veleros en Palma de Mallorca, no pertenece a Patrimonio Nacional, sino a la Comunidad Autónoma de Islas Baleares. Perteneció al pintor egipcio Juan de Saridakis, y su mujer lo cedió al enviudar a la Diputación Provincial en los años sesenta, poniendo como única condición que se crease un museo con el nombre de su difunto marido. Años después, la Diputación cedió la finca a los entonces Príncipes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, incumpliendo el requisito de la donación. Desde entonces, la Familia Real española la utiliza como residencia estival.

Revisar el Premio Príncipe de Viana de la Cultura

Marivent no es el único tema político que afecta a la Casa Real tras las elecciones del 24-M. La que se postula como la próxima presidenta del Parlamento Autonómico de Navarra, Uxue Barkos, reconoció esta semana que está “más que dispuesta” a revisar el Premio Príncipe de Viana de la Cultura, que entregan en la comunidad foral los Reyes Don Felipe y Doña Letizia, antes Príncipes de Asturias y de Viana.

La cabeza de lista de Geroa Bai insistió en que “los propios símbolos de Navarra han de tener perfil bien definido”, y respecto al nombre del Premio, recordó que su grupo político ya presentó una moción que no fue atendida en la que señalaron la importancia que para ellos “tenía el hecho de que cualquier derivación en la figura del Príncipe de Viana se haga no por vinculación a la Corona española, sino atendiendo a la propia personalidad del título navarro”.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios