"Ocupar la plaza de san antonio"

Una convocatoria por WhatsApp en Cádiz calienta el diálogo PSOE-Podemos

El PP está cerca de ser desbancado de cinco de las principales alcaldías que gobernaba en Andalucía tras la pérdida de sus mayorías absolutas en los pasados comicios

Foto: 'Kichi' con su novia, Teresa Rodríguez (EFE)
'Kichi' con su novia, Teresa Rodríguez (EFE)

La encrucijada en la que se encuentra el PSOE en Cádiz es quizás la más complicada que afronta en las alcaldías andaluzas. Este jueves por vez primera se verán las caras el aspirante a la alcaldía, José María González Kichi, de Por Cádiz sí se puede, marca blanca de Podemos, y el candidato socialista, Fran González.

La reunión, según fuentes de la dirección regional del PSOE, será determinante para que los socialistas decidan de una vez si desbanca a la alcaldesa, Teófila Martínez, y ponen fin a 20 años de Partido Popular en la ciudad con uno de los índices de paro más elevado de Andalucía. El PSOE sigue siendo un mar de dudas. El partido está dividido entre quienes elegirían el camino de Podemos y quienes defienden que lo mejor es que los concejales socialistas cojan su propia papeleta aunque eso suponga dejar que el PP sigue gobernando.

La situación se agrava ante la convocatoria anónima de una concentración ciudadana que llama a "ocupar la Plaza de San Antonio", donde se encuentra la sede socialista, para presionar a favor de una alianza de las fuerzas de izquierda. Una cadena de WhatsApp, de origen anónimo, difunde una serie de mensajes pidiendo a los ciudadanos que salgan a la calle a pedir el cambio que aseguran han reivindicado las urnas.

Los mensajes han sido recibidos por muchos militantes socialistas. Se les reclama que presionen a favor del acuerdo con Podemos en un hecho que los dirigentes del PSOE califican de "insólito". Aunque desde la agrupación de Kichi aseguran que se trata de un movimiento ciudadano no orquestado ni dirigido desde el partido, los socialistas están indignados con esta medida de presión por el cambio. En este ambiente, los dos partidos se verán las caras por vez primera para abordar una posible alianza que daría la alcaldía a la pareja de la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez.

Teófila Martínez (Efe).
Teófila Martínez (Efe).

"No hay nada cerrado"

Una vez resuelta la investidura de Susana Díaz a manos de Ciudadanos, el PSOE no depende de los votos de Podemos para desbloquear el Gobierno andaluz. El partido se siente "con total libertad", aseguran varios de sus dirigentes, para tomar una decisión en Cádiz capital en función de las propuestas que Por Cádiz sí se puede ponga sobre la mesa. Desde la dirección de Susana Díaz, que sigue muy de cerca las negociaciones, aseguran que ahora mismo la única indicación es que el diálogo debe centrarse en "propuestas concretas y un programa de gobierno".

La cúpula regional de los socialistas insiste en que no hay nada cerrado y hay que esperar a ver qué medidas plantea el aspirante a la alcaldía. Haga lo que haga el PSOE en Cádiz, que se encuentra en una posición de máxima debilidad y ha rozado su suelo electoral en la última cita con las urnas, saben que van a pagarlo caro. El análisis de los propios dirigentes socialistas consultados por El Confidencial es descarnado.

Si mantienen a Teófila Martínez, tras 20 años de mayorías absolutas en los que consideran que ha maltratado sin compasión a la oposición, se cavarán su tumba. Si dan paso al candidato de Podemos, con un equipo en el que aseguran que faltan personas solventes y medidas realizables para una ciudad que roza la emergencia social, también corren muchos riesgos. Para rematar la difícil situación, la falta de sintonía de muchos socialistas con el candidato de Podemos es total. Las relaciones entre el PSOE de Susana Díaz y este partido han terminado a jirones tras las fallidas y tensas negociaciones por la investidura andaluza.

Cádiz es una de las grandes incógnitas por despejar en el mapa de alcaldías de Andalucía. Otra gran ciudad que podría perder el PP es Jerez, donde también se fragua un posible tripartito de PSOE e IU con el apoyo de Ganemos desde fuera del consistorio municipal para desbancar a la alcaldesa popular. Las negociaciones aún no han cristalizado, pero el diálogo sigue abierto. Donde sí hay acuerdo sellado para desalojar a los populares es en Marbella.

Juan Cassà, candidato de Ciudadanos en Málaga (Efe).
Juan Cassà, candidato de Ciudadanos en Málaga (Efe).

Acuerdo cerrado

En Córdoba también hay ya un acuerdo cerrado entre PSOE, Ganemos e IU, lo que situaría en la alcaldía cordobesa por primera vez en su historia a una alcaldesa socialista. En Huelva, las negociaciones entre PSOE e IU se han enquistado por la negativa de los minoritarios a entrar en el Gobierno. En Sevilla, el diálogo del tripartito que forman los partidos de izquierda también está muy cerca de llevar a la alcaldía al socialista Juan Espadas, desbancando también al PP. Los populares serían así desalojados de la mayoría de las grandes ciudades andaluzas, cinco de doce, tras la sangría de votos de las pasadas municipales y la pérdida de las mayorías absolutas que consagraron su cota más alta de poder en Andalucía en 2011.

Si se cumplen los pronósticos y no hay sorpresas de última hora, el PP podría conservar gracias a acuerdos con Ciudadanos los gobiernos municipales de Almería, Jaén y Málaga. Desde la dirección del PP andaluz dan por seguras estas alcaldías. Sin embargo, Juan Cassá, candidato de Ciudadanos en Málaga, coquetea con el PSOE para arrebatar esta ciudad al PP tras 20 años de Gobierno de Francisco de la Torre. Cassá declaró a El Confidencial: "No descarto apoyar al PSOE: María Gámez tiene una idea interesante de ciudad".

También hay muchas dudas sobre lo que finalmente ocurrirá en Granada, una capital en la que la falta total de sintonía entre el candidato de Ciudadanos, Luis Salvador, exmilitante socialista, y el regidor popular, José Torres Hurtado, tiene todavía en el aire el gobierno de la ciudad. Los socialistas mantienen abiertas las negociaciones con el partido de Rivera, aunque no hay todavía nada cerrado. El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, critica ya duramente en abierto el supuesto frente anti-PP consumado por el PSOE en Andalucía. "Susana Díaz consuma el frente anti-PP sin respetar la voluntad de los ciudadanos ni el futuro de los ayuntamientos. El poder por el poder", señaló en las redes sociales.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios