JOAN RIBÓ CIERRA CON DOS ENCUENTROS LOS APOYOS

El PSOE respalda a Compromís en Valencia sin contrapartidas y mete presión a Oltra

El limpio acuerdo en Valencia contrasta con lo que ocurre a nivel autonómico. Mientras que Ribó no ha puesto trabas a una negociación bilateral, Mònica Oltra sigue en su posición de enroque

Foto: El candidato de Compromís a la Alcaldía de Valencia, Joan Ribó. (EFE)
El candidato de Compromís a la Alcaldía de Valencia, Joan Ribó. (EFE)

Joan Ribó será el nuevo alcalde de Valencia. No han hecho falta ni comisiones negociadoras ni complejas reuniones pr∫gramáticas como las que está viviendo el tripartito que opta a formar un gobierno estable en la Generalitat. Ribó, el candidato de Compromís, sólo ha necesitado de dos encuentros mano a mano con los líderes de València en Comú (la marca de Podemos en la ciudad) y PSOE para cerrar sus apoyos y hacer valer el ser el más votado de los tres partidos de izquierdas. De momento no se sabe quién formará parte de su gobierno municipal -esa negociación ha quedado abierta- pero se ha garantizado la investidura, con lo que sustituirá a Rita Barberá tras 24 años en la Alcaldía.

El rápido y limpio acuerdo en Valencia contrasta con lo que está ocurriendo en la negociación autonómica. Mientras que Ribó no ha tenido complejos ni ha puesto impedimentos a una negociación bilateral y mano a mano, Mònica Oltra sigue en su posición de enroque a encontrarse con Ximo Puig. Sin embargo, distintas fuentes de ambos partidos confiaban este viernes en que lo ocurrido en Valencia suponga un cambio.

Esa postura inflexible de Oltra a sentarse a debatir sobre la presidencia ha empezado a generar críticas de distintos ámbitos de la política local, especialmente de algunos sectores de la izquierda que no quieren que se rompa el posible pacto por tensar demasiado la situación. La propia secretaria general de Compromís, Àgueda Micó, pidió este viernes que "no se criminalice a Oltra" por su posición y aseguró que garantizan el cambio político en la Comunitat Valenciana.

De momento la agenda de los dos principales partidos en la liza, PSOE y Compromís, tiene este sábado citas relevantes. Ambos reúnen a sus máximos órganos entre congresos para avalar la posición negociadora de sus candidatos. El PSPV-PSOE, en su comité nacional, pedirá el apoyo para las negociaciones que puedan establecer, lo que de hecho supone pedir respaldo a abrir conversaciones con Ciudadanos si la situación se encalla con Compromís.

El PSOE ha querido demostrar que apoyará a la fuerza más votada y por ello no ha introducido matiz alguno a la candidatura de Ribó en la ciudad de Valencia

El consell general de Compromís, por su parte, fijará una posición sobre la presidencia de la Generalitat. Lo lógico es que mantengan la opción de Oltra, pese a tener cuatro escaños menos que el PSOE. El apoyo de Podemos en bloque, con 13 diputados, les sitúa en una posición de poder dentro del tripartito.

La cuestión es que el PSOE ha querido demostrar que apoyará a la fuerza más votada y por ello no ha introducido matiz alguno a la candidatura de Ribó en la ciudad de Valencia, la principal plaza en disputa tras la Generalitat.

El próximo lunes se verán de nuevo las caras los tres partidos en la comisión negociadora. Se espera que allí pacten un documento programático, que ha sido la vía que Oltra ha impuesto en la negociación. Esta estrategia es considerada por los socialistas una forma de dilatar el proceso.

Un sector del PSOE quiere abrir las negociaciones con Ciudadanos cuanto antes para evitar llegar al límite de la presentación de candidatos a la presidencia de Les Corts sin acuerdo. Compromís, por su parte, considera que hay tiempo de sobra para aclarar primero las cuestiones de programa y después hablar de las personas. "En ninguna comunidad autónoma hay acuerdo aún, no entendemos las prisas que hay aquí", explicaban fuentes de la formación valencianista.

El tercero en discordia, Podemos, cuyo voto es necesario para una investidura rápida en la Generalitat, también tiene su frente abierto. La declaración pública de Pablo Iglesias apoyando a Mònica Oltra no ha caído bien en el círculo del candidato local Antonio Montiel, que prefería mantener el control sobre la negociación sin que se trasladase a Madrid.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios