propuestas comunes

La ejecutiva de Podemos se reúne para fijar líneas rojas en los pactos autonómicos

José Manuel López ya ha avanzado que exigirá la creación de una comisión de investigación en la Asamblea sobre la corrupción y la deuda pública

Foto: Pablo Iglesias en una imagen de archivo (EFE)
Pablo Iglesias en una imagen de archivo (EFE)

Podemos ha empezado a marcar sus líneas rojas en las negociaciones que han arrancado esta semana para la constitución de ayuntamientos y comunidades, y en ese contexto la ejecutiva del partido se reúne este miércoles y analizará el proceso de diálogo abierto con otras fuerzas políticas.

De momento, en Madrid, el candidato de Podemos a la Presidencia de la Comunidad, José Manuel López, ya ha avanzado hoy que exigirá la creación de una comisión de investigación en la Asamblea sobre la corrupción y la deuda pública, y esa será una "línea roja" ante cualquier acuerdo, también el de constitución de la Mesa.

En ese sentido irán también las propuestas que Podemos irá planteando en el resto de comunidades para facilitar la investidura de los presidentes autonómicos en los distintos territorios.

Se ha visto también Castilla-La Mancha, donde Podemos y el PSOE negocian sobre tres ejes básicos para permitir la investidura del socialista Emiliano García-Page (transparencia política, rescate ciudadano y reforma democrática); y en Extremadura, donde el secretario regional del PSOE, Guillermo Fernández Vara, ha subrayado la "sintonía" con Podemos sobre los problemas importantes.

Podemos partirá de esas propuestas "comunes" en todas las comunidades autónomas para cualquier acuerdo, según fuentes de la formación, que recalcan que no van a favorecer investiduras, ni siquiera con la abstención, si no se cumplen unos "mínimos". Y esos "mínimos comunes" en las distintas autonomías irán destinados, no a reclamar cargos, sino medidas para salir de la crisis, más transparencia, reformas en beneficio de una mayoría social que paren las políticas de austeridad y planes de rescate ciudadano.

"No habrá cheque en blanco para nadie", insisten las fuentes consultadas, que defienden que se trata de "cambiar las políticas" y que, una vez que ya han dejado claro que no entrarán en gobiernos presididos por el PSOE, tampoco tienen intención de facilitar la investidura de los socialistas "a costa de la ciudadanía".

El camino a seguir ya se marcó en Andalucía, donde el PSOE, según lamentaba la secretaria general de Podemos en esta comunidad, Teresa Rodríguez, aún no ha dado respuesta a las condiciones impuestas por su partido sobre la ruptura con los bancos que aplican desahucios, en los que la Junta tiene cuentas, y la eliminación de altos cargos para contratar sanitarios y profesores.

De seguir la misma senda, las negociaciones en algunas comunidades pueden plantearles largas y complejas, ya que lo que Podemos quiere negociar no es si hay un presidente u otro, sino las políticas que se van a acometer.

En Valencia, Podemos también ha dejado ya claro que es más proclive a apoyar un Gobierno de Mónica Oltra (Compromís) que de Ximo Puig (PSPV), pero de momento estas tres fuerzas políticas han fijado cinco ejes programáticos en los que centrar el diálogo.

Cinco ámbitos que sintonizan con los criterios que marca Podemos: un plan de choque contra la pobreza y a favor del rescate de personas, la lucha contra la corrupción, el cambio de modelo productivo, auditoría y financiación autonómica, y reflotar los servicios públicos.

La correlación de fuerzas es también muy ajustada en Aragón, donde el candidato de Podemos a la Presidencia, Pablo Echenique, quien ya ayer advertía de que hablará con el líder del PSOE, Javier Lambán, "de medidas, no de reparto de sillones ni de reparto del pastel".

Con este escenario tan abierto, los secretarios generales de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, tienen pendiente ese encuentro o conversación que quedaron en mantener esta semana para analizar con más detalle su posición de cara a posibles pactos.

Aunque, de puertas para afuera, Sánchez ya ha advertido de que el PSOE no tiene que dar ningún giro, mientras Iglesias le avisaba de que, si no gira con Podemos, no habrá acuerdo.

Unos y otros se piden humildad mutuamente y hoy mismo volvía a hacerlo el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, quien ha augurado un "proceso largo y complejo" de pactos poselectorales, en el que, como en la Transición, va a haber que "dialogar mucho, con mucha humildad, modestia, renuncias y buena voluntad". 

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios