EL MIÉRCOLES, NUEVOS CONTACTOS

El tripartito valenciano definirá cinco ejes políticos comunes antes de hablar de cargos

Estas líneas deberán concretarse en medidas concretas que tendrán que elaborar las comisiones negociadoras sectoriales que empezarán a reunirse a partir del miércoles

Foto: El candidato socialista a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig. (EFE)
El candidato socialista a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig. (EFE)

La primera reunión de los tres partidos llamados a formar el futuro gobierno valenciano, PSOE, Compromís y Podemos, ha servido para reducir la tensión que se ha había acumulado en la última semana y ha sentado las bases de una negociación que se alargará a lo largo de las próximas semanas. Ximo Puig, Mònica Oltra y Antonio Montiel han protagonizado un encuentro en el que el punto que más polémica ha levantado estos días, el nombre del futuro presidente, ha quedado fuera de la agenda.

De momento las tres formaciones han acordado desarrollar un plan de gobierno que incluya cinco líneas prioritarias de actuación, centradas en el desarrollo de un nuevo tejido productivo, un plan de acción contra la pobreza, la garantía de los servicios públicos, la reclamación de un nuevo sistema de financiación autonómica y la realización de una auditoría interna. Estas líneas deberán concretarse en medidas concretas que tendrán que elaborar las comisiones negociadoras sectoriales que empezarán a reunirse a partir del miércoles.

El único acuerdo firme que se ha adoptado en el encuentro hace referencia a la composición de la mesa de Les Corts. PSOE, Compromís y Podemos ofrecerán a Ciudadanos y al PP formar parte del órgano parlamentario, con un miembro cada uno de los cinco partidos. Sobre quién la presidirá no se ha tomado ninguna decisión. 

"De momento vamos a fijar el qué, los quién vendrán después. Tenemos tiempo para hacerlo", ha explicado Mònica Oltra al final de la reunión. Con este mensaje ha intentado también de evitar responder a la pregunta de si mantiene su aspiración a disputar a Puig la presidencia. "No es el momento ahora, pero lo cierto es que los ciudadanos han optado por apoyar a dos partidos que tienen un programa muy similar, como son Compromís y Podemos, y que junto tenemos 32 diputados [19 y 13 respectivamente], lo que nos convertiría en primera fuerza", ha dicho Oltra. 

 

La candidata de Compromís a la Presidencia de la Generalitat, Mònica Oltra. (EFE)
La candidata de Compromís a la Presidencia de la Generalitat, Mònica Oltra. (EFE)

Puig, por su parte, ha reiterado que se considera legitimado para presidir la Generalitat y que no renuncia a ello. Fuentes socialistas consultadas por El Confidencial han asegurado que pese a que el asunto no estaba sobre la mesa de la reunión de hoy, la delegación del PSOE sí ha querido dejar claro en la misma que el liderazgo del Puig en el futuro Consell es irrenunciable.

Montiel, por su parte, no ha querido descartar ninguna opción sobre la participación de Podemos en el futuro Consell, y esperará a ver los avances de la negociación para adoptar la decisión final de participar o no en el gobierno autonómico.

Aunque la próxima cita formal de la comisión negociadora para empezar a definir las políticas del pacto se celebrará el próximo miércoles en la sede del PSOE en la calle Blanqueríes de Valencia -los contactos irán rotando tras el primer encuentro en terreno neutral- tanto desde el PSOE como de Compromís asegurán que se producirán contactos bilaterales desde ya mismo. 

¿Quién será el presidente valenciano?

Las tres fuerzas de izquierdas que están llamadas a formar el gobierno de la Generalitat Valenciana tras las elecciones del 24-M, PSOE, Compromís y Podemos, se reunían este lunes por primera vez en un ambiente enrarecido cuando no han pasado más que ocho días desde la jornada electoral.

Pese a que ni los candidatos de las tres formaciones ni las comisiones negociadoras se han reunido ni una sola vez aún, o quizá por ello, el cruce de declaraciones en los medios de comunicación sobre quién debe asumir la presidencia –si el socialista Ximo Puig, que tiene 23 escaños, o Mònica Oltra, con 19 pero con un indudable tirón popular que arrastra a los votantes de Podemos ha generado un clima de tensión que las tres formaciones tratarán de limar en el primer encuentro.

La cita la convocó oficialmente el candidato de PodemosAntonio Montiel, y junto a él han acudido Puig y Oltra, acompañados de sus negociadores oficiales. En este primer encuentro se esperaba que todas las partes pusieran sobre la mesa alguna de sus cartas, pero no todas. Aunque este tripartito es el 'natural' tras el resultado de en las urnas, lo cierto es que hay alternativas que pueden condicionar las negociaciones.

El punto de partida para el PSOE es claro: de las tres fuerzas es la que mayor respaldo tiene, pese a ser el peor resultado en la historia de los socialistas en la Comunitat Valenciana. Por tanto, Ximo Puig debe ser el futuro presidente de la Generalitat. Esa es una condición irrenunciable. A partir de ahí, todo abierto, desde el papel que pueda jugar Oltra como vicepresidenta o el reparto de las consellerias o de la Mesa de Les Corts.

Compromís, por su parte, no renuncia a jugar su carta para aupar a Oltra a la presidencia: el apoyo de Podemos. Esta alianza, "un pacto anti-PP que incluye un pacto anti-PSOE", según un veterano socialista, superaría en escaños al PSOE. La clave, en todo caso, es que sin los socialistas, Compromís y Podemos no podrían formar gobierno, mientras que al PSOE le quedaría otra carta: pactar con Ciudadanos, lo que le daría la mayoría suficiente si el PP se abstuviese. Los socialistas, por su parte, también prefieren un acuerdo marco con Compromís para que gobierne la lista más votada de los dos en todos los ayuntamientos donde la aritmética dé.

Antonio Montiel, junto a Pablo Iglesias en un mitin en Alicante. (EFE)
Antonio Montiel, junto a Pablo Iglesias en un mitin en Alicante. (EFE)

Con la excepción de Compromís, que tiene su centro de decisión en la Comunitat Valenciana, el resto de partidos está supuestamente a merced de decisiones de sus órganos nacionales.

Podemos llega a la cita con un plan A y un plan B. En uno aceptará integrarse en un Consell presidido por Oltra. El B sería abstenerse si socialistas y Compromís llegan a un acuerdo para que sea Puig presidente, lo que garantiza la investidura.

Pero la partida se juega más larga. Según fuentes del entorno de Podemos y Compromís consultadas por El Confidencial, las cúpulas de las dos direcciones estarían barajando estudiar un acuerdo para concurrir de forma conjunta en las elecciones generales en la Comunitat Valenciana. La relación personal de Oltra y de alguna de sus más estrechas colaboradoras con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón hace viable esta opción.

Pese a que en el seno de Compromís hay tensiones sobre qué relación debe existir con Podemos, especialmente el sector nacionalista del Bloc, la posibilidad de optar a un grupo parlamentario propio es especialmente atractiva para el valencianismo político, reducido a un solo diputado en el Congreso hasta ahora, Joan Baldoví.

Para Podemos, que inicialmente descartaba estas alianzas para las generales, la posibilidad de hacer excepciones en determinados territorios con partidos homologables programáticamente, como es el caso de la Comunitat Valenciana o también Cataluña o Galicia, empieza a ponerse sobre la mesa. "El objetivo es no perder ni un voto ante una posible investidura entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias", explican las fuentes valencianas de Podemos consultadas por este diario.

Para el PSPV, Ximo Puig debe ser el futuro presidente de la Generalitat. Esa es una condición irrenunciable. A partir de ahí, todo abierto

En todo caso, las tres formaciones políticas, incluido Podemos, cuyo líder en la Comunitat Valenciana, Antonio Montiel, está dispuesto a tomar decisiones por cuenta propia frente a las directrices de Madrid por la peculiaridad del escenario valenciano, quieren centrar el debate en la Generalitat, si bien todo cuenta. "El hipotético acuerdo para las generales no debe influir en las negociaciones por la Generalitat, pero tampoco hay que ser ingenuos…", explican las mismas fuentes.

PSOE y Compromís confían en que el inicio formal de las negociaciones acabe con el cruce de declaraciones en los medios. Se pactarán las líneas programáticas y buscarán el acuerdo sobre la presidencia. "Todo tiene que estar antes del día 11, cuando se constituyan Les Corts". Diez días por delante para definir un modelo de relaciones y de gobierno que tomará el relevo a los 20 años del PP en la Generalitat.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios