ALEMANY OBLIGÓ A REPETIR PRIMARIAS EN HOSPITALET

Ada Colau y esposo, la “dura” pareja que controla el cambio en Barcelona

Ada Colau, cabeza de lista de Barcelona en Comú, tiene detrás a Adrià Alemany, compañero no sólo de fatigas familiares: también políticas. A la pareja le critican su control del frente municipalista

Foto: Los fundadores de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) Ada Colau y Adrià Alemany. (EFE)
Los fundadores de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) Ada Colau y Adrià Alemany. (EFE)

Ser político tiene sus inconvenientes: uno está expuesto en un escaparate. Eso es lo que le pasa a Ada Colau, candidata de BComú a la alcaldía de Barcelona, quien ha celebrado la victoria en las elecciones municipales y ha asegurado que "sí se podía", al conseguir ser la lista más votada en la capital catalana, por delante de CiU.

Ada es una de las caras nuevas de la política post-15M. Barcelona en Comú agrupa a ICV-EUiA, Procés Constituent, Podemos y Equo. Durante las últimas semanas, fueron conociéndose algunas de las anécdotas de esta cara nueva. Por ejemplo, cómo se había caracterizado de heroína de cómic en 2007 para V de Vivienda irrumpiendo en un mitin de ICV, hoy en sus listas. O que había sido una de las protagonistas de una efímera serie de televisión llamada Dos+Una, de la que Antena 3 emitió 13 episodios en 2001. Pero no fue sólo eso. Durante su vida, se disfrazó también de gata y de Papá Noel para regalar globos a los niños. Y también ofició de encuestadora y de azafata, aunque su verdadera ocupación fue siempre la de activista social.

La monja Teresa Forcades. (EFE)
La monja Teresa Forcades. (EFE)

Desde que en el instituto se afilió al Moviment de Crítica Radical (MCR), su trayectoria fue una continua montaña rusa. Precisamente en el MCR, una formación de corte italianizante de la que fue secretaria general a pesar de tener sólo 20 años, impulsó la publicación La Monja Enana. No se refería, claro, a Teresa Forcades, hoy monja comprometida políticamente y líder de Procés Constituent, el partido independentista que está coaligado con el Guanyem de Ada Colau. Pero algo premonitorio sí fue el nombre de la revista.

V de Vivienda

Su salto al activismo social fue en el 2001, cuando estallan los movimientos antiglobalización. En los siguientes años, comienza a participar en los colectivos a favor de una vivienda digna y es así como se articula V de Vivienda, que luego daría paso a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), creada en el 2009. En 2007, sin embargo, Ada se integra en el Observatori DESC, una organización no gubernamental dirigida por el ecosocialista Jordi Borja, exteniente de alcalde de Barcelona. Gracias a esta ONG, V de Vivienda pudo llevar a Barcelona al relator de Naciones Unidas sobre las deficiencias en el derecho a la vivienda. La presencia de Colau, no obstante, se deja notar también en todas las movilizaciones sociales de principios de la pasada década, desde las marchas y acciones contra el Banco Mundial hasta las manifestaciones contra la guerra de Irak.

El Vaticano llama la atención a Sor Lucía y a Teresa Forcades

Vídeo: El Vaticano llama la atención a Sor Lucía y a Teresa Forcades

Sus inicios en el asunto de las reivindicaciones a favor de una vivienda asequible a todos hay que buscarlos en los movimientos antisistema y de okupas en los primeros años del siglo XXI. Ada Colau pasó por colectivos como Miles de Viviendas (que llegó a okupar, entre otros edificios, el antiguo cuartel de la Guardia Civil del casco antiguo de Barcelona) o el Espai Social Magdalenes, que acabó siendo desalojado en abril de 2010.

Desde estas dos organizaciones, impulsó el Taller Contra la Violencia Inmobiliaria y Urbanística y las denuncias de acoso inmobiliario, hasta cristalizar todo ello en V de Vivienda. Paralelamente, Ada entró en las juntas de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) y la Confavb, las dos organizaciones vecinales que tradicionalmente lideraron las movilizaciones sociales en la capital catalana. En el Observatorio DESC, al que llegó en 2007, fue primero técnica de cooperación y más tarde asumió la responsabilidad del área de Derecho a la Vivienda y a la Ciudad.

Las subvenciones al Observatorio

Un documento revela ahora las cuantiosas subvenciones recibidas por el Observatori DESC: casi 2 millones de euros desde el año 2003. Enta ONG no comenzó a ser tenida en cuenta hasta ese año, a pesar de tener detrás a Jordi Borja. Precisamente este ocupa el puesto número 37 de la lista de Colau al Ayuntamiento de Barcelona. En 2001, el Gobierno de CiU le dio sólo 1.500.000 pesetas (9.000 euros) para el proyecto “Derechos humanos: garantía para la paz (Cataluña)”. Sin embargo, en 2003, el año de las elecciones que supusieron el desalojo de los convergentes del Palau de la Generalitat, le concedió 180.000 euros para un programa de defensa de derechos económicos, sociales y culturales en América Latina. Fue la primera pista de lo que habría de ser una fecunda amistad entre la Administración y el Observatori.

Ada Colau (3d) junto a Vanesa Valiño (c), presidenta del Observatori DESC. (EFE)
Ada Colau (3d) junto a Vanesa Valiño (c), presidenta del Observatori DESC. (EFE)

A partir de ahí, las partidas públicas de la Generalitat fueron constantes: 263.000 euros en 2004; 3.264 en 2005; 227.000 en 2006; 547.921 en 2007; 100.000 en 2008; 220.632 en 2009; 224.000 en 2010; y 95.000 en 2011. En total, más de 1.857.000 euros. A ellos hay que añadir pequeñas cantidades del Gobierno central hasta que el Ministerio de Asuntos Exteriores subvencionó a la ONG con 228.505 euros en 2012 para el “fortalecimiento de organizaciones campesinas paraguayas con enfoque de género para defensa y exigibilidad de los derechos humanos a nivel nacional y regional”.

Evidentemente, el dinero no fue concedido a Ada Colau, como se encargan de destacar personas de su entorno, sino a Observatori DESC, “una ONG sin ánimo de lucro que recibe subvenciones como otras muchas  y que se dedica a funciones sociales. Además, todo el dinero recibido fue debidamente justificado y se destinó a la función para la que había sido donado”. Colau, cuyos ingresos brutos anuales apenas superan los 30.000 euros, ha prometido que, si resulta elegida alcaldesa, se rebajará el sueldo a 2.200 euros netos mensuales. El actual alcalde de Barcelona es el mejor pagado de España, con un salario bruto de casi 150.000 euros (o sea, casi el doble que el propio presidente del Gobierno español), contando sueldo municipal y cuantiosas dietas que, sólo en el caso del ente Área Metropolitana de Barcelona (AMB), llegan casi hasta los 40.000 euros al año.

El papel de su marido, Adrià Alemany

En la candidatura electoral en la que está inmersa ahora, no obstante, tiene un peso crucial su marido, Adrià Alemany, siempre atento a todo lo que se mueve alrededor de la activista. En 2007, Ada se unió sentimentalmente a Alemany, que más tarde sería secretario de la PAH cuando Ada era la presidenta de esa plataforma. Decidieron formar una familia y ahora tienen un hijo en común. Adrià, que trabaja de técnico en la Fundación del FC Barcelona, cogió vacaciones este mes de mayo para poder ocuparse de su hijo de corta edad mientras Ada participa en la campaña electoral. “Adrià es el cerebro en la sombra, el que hace y deshace. Ada es la imagen y él la mano ejecutora”, dice una persona que los conoce a ambos.

En Hospitalet de Llobregat, el marido de Colau se las tuvo que ver con sus socios de candidatura. Habían pactado que un insigne activista de la PAH debía ir en las listas de la candidatura Hospitalet en Comú, similar a la de Barcelona. Según un escrito interno de Podemos, ese candidato fue marginado y “alguien” decidió anular las primarias que se habían hecho y convocar otras. ¿Por qué? Porque Adrià tomó cartas en el asunto: “El procedimiento no ha sido transparente. Si no se deja participar/competir a Juan, vamos a estudiar de nuevo la cesión del nombre y dudo que podamos avalar el proceso y la candidatura municipalista como un proyecto hermano”, amenazó el marido de Colau a sus socios de Hospitalet. En otras palabras, amenazaba con retirar el permiso para que la candidatura pudiese llamarse Hospitalet en Comú y utilizar así la misma marca que en Barcelona. Y luego insistía en que “voy a ser claro para que no quepan dudas a interpretaciones. O se enmienda el error, que no debería haberse cometido nunca, o no cederemos el nombre”.

Ada Colau y esposo, la “dura” pareja que controla el cambio en Barcelona

Adrià Alemany ordenó a sus compañeros de la segunda ciudad más importante de Cataluña “parar las primarias en seco” porque “son un simulacro” y subrayaba que el candidato que había quedado fuera “es el candidato de Guanyem y el que garantiza que el proceso de primarias sea algo más que un reparto de vieja política. Repetir las primarias es lo único que salva el proceso de cara a la galería”. El que se mueva no sale en la foto.

Según manifiestan fuentes críticas de la lista, “lo que hubo fue primarias y los candidatos que ellos propusieron fueron los menos votados. Lo mismo pasó en la segunda votación, pero querían que hubiese alguien de Guanyem en los primeros puestos. ¿Eso es reparto de sillas o no?”. Y subrayan que “esta pareja lleva muchos años trabajando junta. Han puesto en marcha muchos proyectos y se entienden a la perfección. Ahora han llegado a primera división y volverán a pasar la apisonadora para hacer su camino”.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios