ALLÍ eS “EL NIETO DE LUCAS”

Cútar, el pueblo malagueño de Albert Rivera que no podrá votar a Ciudadanos

'El Confidencial' visita el municipio malagueño donde nació la madre del político catalán. Tiene todavía familia en el pueblo, donde es conocido como el 'nieto de Lucas', el del bar

Foto: Vista de Cútar, provincia de Málaga. (Toñi Guerrero)
Vista de Cútar, provincia de Málaga. (Toñi Guerrero)

En Cútar, el minúsculo municipio malagueño de 600 habitantes donde nació María Jesús Díaz, la madre de Albert Rivera, nadie podrá votar a Ciudadanos el 24 de mayo. Juan Francisco Gutiérrez, de 24 años, lo intentó. Le animaron militantes de Ciudadanos en la Axarquía, pero al final este estudiante de Económicas de la UMA no reunió apoyos suficientes para montar una candidatura de Ciudadanos en el pueblo de su líder nacional.

La mayoría de los vecinos conocen a Rivera de refilón, poco más; de algunos veranos de la infancia y de las últimas visitas del líder de Ciudadanos para visitar a su abuelo Lucas, fallecido hace un par de años. El bar de Lucas ya está cerrado. También su secuela: La Taberna de Pepa, pero en la campaña de las elecciones autonómicas reabrió el local para acoger la grabación de un vídeo de Rivera con Juan Marín, el candidato andaluz. Allí se vivió el espíritu de Lucas. Albert Rivera no es conocido en Cútar como el político de moda en toda España. Es el nieto de Lucas.

Javier Mérida, alcalde de Cútar, y Antonio Santiago, tío abuelo de Albert Rivera. (Toñi Guerrero)
Javier Mérida, alcalde de Cútar, y Antonio Santiago, tío abuelo de Albert Rivera. (Toñi Guerrero)

Antonio Santiago no aparenta 79 años. Ni siquiera diez menos. Profesor jubilado de EGB, es el tío-abuelo de Rivera. Vive entre Málaga capital y Cútar. En su casa del pueblo nació la madre del líder de Ciudadanos. Es viernes al mediodía y Antonio se asoma a la ventana al oír hablar, más bien gritar, a Félix Recio, albañil de 57 años, retirado del tajo tras dos infartos. Félix lleva una camiseta roja con la palabra Favorite en inglés. Gasta una barba nívea a lo profesor Bacterio y dice que Rivera no es “ni de izquierdas ni de derechas, aunque a parte de su familia le gustaba Franco”. “Me gustar oírle hablar, no es radical”, proclama.

Félix se va calentando. Eleva –incluso más– su voz. Un funcionario del ayuntamiento le oye mientras hace unas fotocopias con cara de viernes mequedaunahoraparaempezarelfinde. El tío-abuelo ya no aguanta más. Félix dice que Rivera llegó al pueblo el pasado invierno para encerrarse unas horas en el antiguo bar de Lucas y no saludó a nadie.

- ¿Qué tenía que hacer? ¿Salir en procesión? Anda ya, a ver si dices las cosas como son.

Félix se va, no sin antes decir que siempre ha votado a IU “y al PCE” y es afiliado de Comisiones Obreras y que como se le pregunte por el PP “sale corriendo”. Vota al PSOE porque IU, como Ciudadanos, no se presenta en Cútar, aunque asegura que el alcalde del pueblo (Javier Mérida, del PP), lo ha hecho “mucho mejor que los anteriores del PSOE”.

Mérida procede de la cosecha de 1971. Lleva 16 años como primer edil y no da mítines. Lo único que hace la última semana de campaña es ir casa por casa pidiendo el voto al vecino. “Estamos muy tranquilos, aquí se vive de otra manera”. Mérida elogia la lentitud. Estudió Filosofía. Le quedan varios cursos para acabar la carrera. “Quiero terminarla”, profetiza sentado en la mesa de despacho decorada en la parte de atrás con trofeos y galardones.

Félix Lozano, vecino de Cútar. (Toñi Guerrero)
Félix Lozano, vecino de Cútar. (Toñi Guerrero)

El bar del abuelo Lucas

“No he tenido el gusto de conocerlo antes, pero su familia sí ha venido aquí con normalidad. Recuerdo a su madre y tíos. Yo era muy pequeñito. A quien sí recuerdo fue a su abuelo Lucas. Estuvo aquí viviendo muchos años, luego se fue y regresó. Su bar era el único que había en el pueblo”, cuenta Mérida. Ahora el único que hay abierto es el Bar Plaza, situado justo detrás del moderno edificio del Ayuntamiento. En la terraza media docena de vecinos de entre 30 y 40 años juegan al chinchón mientras hablan de la alineación del partido de fútbol que enfrentará por la tarde al Cútar Atlético frente a los Veteranos del Málaga CF.

El alcalde ha recibido ofertas. No aclara si de Ciudadanos (pero por su cara no parece descartarlo) para cambiar de partido. “Me han propuesto algo, pero ya llevo muchos años en el partido. Está feo cambiarse ahora. Si hay gente que viene detrás empujando estoy dispuesto a dejarlo, pero de momento voy a continuar donde estoy”. Quien continúa en la misma casa es el tío-abuelo de Rivera. “Albert venía aquí de niño, su madre se sacrificó llevándolo a buenos colegio e hizo la carrera de Derecho. Como dice el Evangelio, por sus obras les conoceréis”, habla Antonio, que presume de la honradez de su sobrino. “Yo, como él, soy apolítico. Él empezó con la lucha contra el nacionalismo catalán y a favor del castellano”, subraya este profesor que durante 40 años enseñó en escuelas rurales.

Marienna Santiago, de la misma edad de Albert Rivera, es uno de los cuatros hijos (tres chicas y un chico) de Antonio. “Desde muy joven era un chico con espíritu crítico e inconformista para reformar el sistema político actual. Desde que tenía 18-20 años vi en él a un líder nato, la gente le seguía a todos lados. Era ya una persona muy respetuosa; no le gustaban nada los radicalismos, muy sencillo, moderado y tolerante. Y a la vez con un sentido del humor muy irónico”. Marienna es locuaz como su primo. Psicóloga, madre de un bebé de 11 meses, no se plantea por ahora el salto a la política, pero tampoco lo descarta. “Yo me pongo a hablar con todo el mundo”, corrobora.

Antonio Lozano, de 50 años, trabaja en el Ayuntamiento. Conduce una furgoneta Mitsubishi blanca por la calle La Fuente, la vía principal del pueblo. Tiene algo de prisa, pero cree que hacen falta políticos como Rivera: “Son como los de la UCD”. “Tiene mucha labia y es muy apañao”, sostiene. David, que trabaja en una obra, viste una camiseta naranja de una constructora malagueña (Hexa). Pero no es un Naranjito. “Yo tengo 40 años y cuando vino por aquí hace unos meses fue la primera vez que le vi. Sólo ha venido cuando le han interesado los votos y se acabó. Yo no digo si voy a votar a Ciudadanos, lo único que tengo muy claro es que no voy a votar al PP”. Juan Manuel, compañero del tajo, aclara: “Yo me voy a hacer de Podemos”.

Vista de Cútar. (Toñi Guerrero)
Vista de Cútar. (Toñi Guerrero)

“Pues a mí no me convence Podemos”, añade Félix, el albañil, mientras recuerda a la madre de Rivera como “muy buena persona y muy guapa”. “En el colegio todos estábamos locos por ella. Nos criamos juntos, allí arriba, casa con casa”, recuerda este comunista rotundo que no se cree que Ciudadanos sea “la marca blanca del PP”. “Yo creo que es más de izquierdas que de derechas”, asegura Félix antes de volver a su casa y asegura que uno de los abuelos de Rivera era “de Franco”. “Déjate de Franquismo, eso es muy antiguo”, responde el tío-abuelo.

El frustrado aspirante por Ciudadanos

Juan Francisco Gutiérrez es el candidato número 19 en las listas de Málaga capital por Ciudadanos. “Con ningún partido me sentía identificado. No tenemos una ideología común. Quizá sea la de acabar con la corrupción”, narra el frustrado aspirante a la Alcaldía de Ciudadanos por Cútar. “No montamos candidatura porque algunos no querían mojarse y eso complicaba la elaboración de lista. Y otros que sí estaban dispuestos pensaba que se metían por otros intereses”, admite el estudiante.

El municipio, de estructura típica árabe con grandes cuestas y calles estrechas, cuenta con un 14% de paro. El presupuesto es de 1,2 millones de euros. “Somos conocidos por el vino dulce, las pasas y también por haberse encontrado manuscritos árabes del siglo XIII”. Una copia del Corán, libros de leyes, dibujos y una tabla de multiplicar aparecieron en junio de 2003. Estaba emparedada en la casa de Antonio Santiago y se localizó tras una obra de su restauración.

Sólo existen tres copias iguales del Corán en todo el mundo. El primer edil aprovechando el tirón Rivera (está “encantado” de haber puesto “en el mapa” a Cútar) planea dar nombre a una calle del pueblo o inaugurar algún centro social y cultural con el nombre de Albert Rivera. “Queremos un homenaje. A ver cómo se desarrollan los acontecimientos”, remata Mérida antes de tomarse una cerveza en el Bar La Plaza, el único de todo Cútar, el pueblo del nieto de Lucas.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios