SATISFACCIÓN EN GENOVA CON EL EXPRESIDENTE

Aznar asume el papel de antídoto frente a la fuga de votantes del PP a Ciudadanos

En la dirección del PP están encantados con la participación de Aznar en la campaña porque aporta imagen de unidad y un llamamiento a la reconciliación con las bases del más autorizado para hacerlo

Foto: José María Aznar, en Zaragoza, en un acto de campaña junto a Luisa Fernanda Rudi. (Efe)
José María Aznar, en Zaragoza, en un acto de campaña junto a Luisa Fernanda Rudi. (Efe)

Después de algunas dudas previas, en la dirección del PP están encantados con la participación de José María Aznar en la campaña. El expresidente del Gobierno aporta imagen de unidad, mensajes contundentes y un llamamiento a la reconciliación con las bases del más autorizado para hacerlo. En la sede de Génova reconocen ahora que puede ser el mejor antídoto para frenar el trasvase de votantes desencantados con el Gobierno de Mariano Rajoy hacia Ciudadanos. Es el principal reto del PP para salvar los muebles en las elecciones del 24 de mayo.

Traspasado el ecuador de la campaña, la obsesión del PP sigue siendo la formación de Albert Rivera. El objetivo de sus dirigentes es continuar como primer partido en todas o casi todas las comunidades autónomas para imponerse con claridad en los mapas de resultados de la noche electoral, garantizar Madrid y que María Dolores de Cospedal siga al frente de la Junta de Castilla-La Mancha. Pero también reconocen que la mayoría de los gobiernos autonómicos dependerán después de los pactos con partidos que han hecho de la ambigüedad general y en materia de alianzas en especial sus señas de identidad. En especial el de Rivera.

El drama del PP consiste en que Ciudadanos haya logrado convertirse en el mejor refugio para sus votantes desencantados, como si la fragmentación del centroderecha fuera inocua, no beneficiara a la izquierda y los votos para Rivera fueran a parar al PP automáticamente en caso necesario.

El drama del PP consiste en que Ciudadanos haya logrado convertirse en el mejor refugio para sus votantes desencantados

El mejor argumentario que manejan estos días los principales candidatos del PP para lidiar el problema de Ciudadanos es un breve análisis del secretario general del Faes, Javier Zarzalejos, titulado 'La ruta del voto'. “Se consolida la creencia entre algún segmento del electorado popular de que el PP y Ciudadanos son votos intercambiables, que tienen un origen común y que en las instituciones tendrán un mismo destino”, avisa quien fuera mano derecha de Aznar en La Moncloa.

Zarzalejos apela a la pura lógica para recordar a los ingenuos que Rivera disputa a los populares votos y espacio político y su objetivo no puede ser otro que “acabar con ese Partido Popular que a partir de 1990 reúne a todo lo que está a la derecha de la izquierda y derrota a ésta en tres de las cinco elecciones generales habidas desde 1996, dos de ellas con mayorías absolutas”. También recuerda el secretario general de Faes que Ciudadanos tenía un “socio deseado” que era UPyD (ya se ha merendado parte de sus bases y candidatos) y que la “lógica de poder” sitúa al partido emergente “en rumbo de colisión con el PP, ahora y después de las elecciones”.

Las diferencias entre la formación refundada por Aznar y la levantada por Rivera “se plasmará en opciones de poder que no pasarán por el Partido Popular sino, a menudo, contra el Partido Popular y, en todo caso, para la sustitución del Partido Popular como objetivo”. Esa es la conclusión de Zarzalejos sobre el “mensaje poco sincero de amable antipolítica” que practica Rivera.

Los llamamientos de Aznar al votante desencantado del PP y la doctrina de Faes se han convertido en las mejores noticias de la campaña de los populares, según reconocen sus responsable. “Nos está ayudando mucho y en lo fundamental: imagen de unidad y mensajes para parar a Ciudadanos". Y sin pactar ni hablar nada previamente, admiten en ambas partes. Pura mecánica de apoyo olvidada en anteriores comicios como las elecciones europeas. Faes aporta ideas y argumentarios y el expresidente remacha desde su posición más alejada de la práctica diaria del partido. Así lo ha hecho ya desde Aragón (en apoyo a Luisa Fernanda Rudi), Logroño (Pedro Sanz) y Ávila (Juan Vicente Herrera) y continua en Madrid (Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes) y Toledo.

Luisa Fernanda Rudi, junto a José María Aznar, Ana Alós y Eloy Suárez. (Efe/ Javier Belver)
Luisa Fernanda Rudi, junto a José María Aznar, Ana Alós y Eloy Suárez. (Efe/ Javier Belver)

El miedo al fracaso y a perder al poder autonómico y local ha unido en cierre de filas obligado a todos los sectores y generaciones del PP. Los barones de la vieja guardia fueron los primeros en pedir la colaboración de Aznar y hasta la secretaria general, María Dolores de Cospedal, quiso después que no quedara ni un hilo suelto en su campaña: el ex presidente cierra su particular periplo de apoyo con un acto en Toledo el próximo martes.

La otra baza inesperada que ha encontrado el PP en su campaña para combatir la fuga de voto hacia Ciudadanos han sido las ocurrencias de su presidente y candidatos, tanto en declaraciones como en las propuestas programáticas económicas de autor. Rivera ha reconocido que puede pactar “con el PSOE, con el PP y hasta con Podemos” y que es partidario de jubilar a los dirigentes políticos nacidos antes de 1978. Le da la razón a Zarzalejos y más munición a Aznar.

“Si algo es una Nación -y España es una gran Nación- es un gran pacto entre generaciones, un compromiso generoso de solidaridad, una voluntad compartida de continuidad y de futuro, un legado de convivencia que debemos cuidar porque no nos pertenece y que tenemos la obligación de transmitir a los que vienen detrás de nosotros”. Así replicó el expresidente, jubilado por su partido desde 2004 pero llamado a filas para salvar estas elecciones.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios