entrevista al candidato del psoe en la comunidad

Gabilondo: "Podemos llegar a acuerdos con quien sea, no es cuestión de siglas"

Ángel Gabilondo no tiene carné del PSOE, pero el próximo 24 de mayo intentará recuperar para esas siglas la Comunidad de Madrid, en manos del PP ininterrumpidamente desde 1995

Ángel Gabilondo (San Sebastián, 1949) cuenta divertido la anécdota de que, cuando José Luis Rodríguez Zapatero le propuso en 2009 ser ministro de Educación –cargo que, finalmente, aceptó–, su hijo menor le dijo: "Papá, ¿estás seguro de lo que vas a hacer, con la edad que tienes?". Ahora, seis años después, este hombretón vasco pero afincado en Madrid desde hace cuatro décadas ha vuelto a vencer más de una duda antes de dar el a Pedro Sánchez para ser el candidato del PSOE –él no tiene carné del partido– a la Comunidad de Madrid. Pese a los casi tres años que estuvo al frente de la cartera de Educación, Gabilondo parece hoy un recién llegado a la política, un ingenuo socarrón que irradia bonhomía y tolerancia, y que afirma detestar la prepotencia y la arrogancia. Tras cerca de 45 minutos de conversación, es incapaz de lanzar la más leve crítica sobre cualquiera de sus rivales el próximo 24 de mayo. "Mi rival es la pobreza, la injusticia, la desigualdad...".

PREGUNTA: Si usted gana y logra apoyos suficientes, obviamente será presidente de la Comunidad de Madrid. Pero ¿qué hará si pierde? ¿Se ve usted cuatro años en el banquillo de la oposición?

RESPUESTA: Estaré donde me pongan los ciudadanos, defendiendo los intereses de Madrid donde los ciudadanos me digan. Mi intención es ser presidente de la Comunidad, pero iré donde me digan los ciudadanos; y si es en la oposición, estaré en la oposición. No he venido aquí para estar un mes y medio.

P.: ¿Tiene buena relación con Tomás Gómez?

R.: Sí. No la cultivo, pero tampoco antes la cultivaba. Tengo la mejor consideración y estima hacia él. Para mí no representa ningún problema.

Ángel Gabilondo. (El Confidencial TV)
Ángel Gabilondo. (El Confidencial TV)

P.: Tiene usted dicho que la política no es exclusiva de los políticos, que estos no pueden acapararla. ¿Cree que la profesionalización de la política es una de las razones de su actual desprestigio entre los ciudadanos?

R.: Lo que me parece mal es que uno se apropie de la política como si fuera patrimonio exclusivo de los partidos. Yo creo que la política es una dimensión del ser humano y pertenece a todos, a los que están en partidos y a los que no están. Hay muchísimos ciudadanos con un gran compromiso social, político y público y no militan en partido alguno. Me gusta que haya personas que, desde su profesión, esporádicamente participen en los asuntos públicos. Esto es bueno, está pasando y creo que va a reactivar la vida política.

P.: En cualquier caso, imagino que esta nueva experiencia política, tras haber sido ministro de Educación, va a ser una estación de paso...

R.: Así lo entendí también cuando fui nombrado ministro. Yo soy un profesor, pero soy un profesor que, como tantos, también tiene un compromiso social, político y público. Ser profesor de universidad no significa que no tengas esa sensibilidad. El deber cívico no es patrimonio del profesional de la política.

P.: ¿Usted publicaría la lista de las personas, incluidas las del PSOE, que se acogieron a la amnistía fiscal aprobada en 2012?

R.: A mí me parece que es bueno que esto se sepa.

P.: ¿Se identifica usted con la O de Obrero del PSOE o le sobra esa letra al partido?

R.: Esa O ahora representa también a aquellos que viven de su trabajo, aquellos que, como la mayoría de los ciudadanos, tienen una forma de vida que está vinculada a una concepción de ser eficientes y productivos para el país. Es una O escrita hace 136 años, en aquel momento con una dimensión, y que ahora se puede reescribir en la dirección que le digo. Pero también hay una S que es la S de dimensión social; yo sobre todo creo en las personas que tienen conciencia social.

Ángel Gabilondo, durante su visita a un instituto de enseñanza secundaria. (EFE)
Ángel Gabilondo, durante su visita a un instituto de enseñanza secundaria. (EFE)

P.: ¿Las chicas menores de edad deben abortar con o sin el consentimiento de sus padres?

R.: A mí me parece que es fundamental no el consentimiento, sino el conocimiento de los padres, la ayuda de los padres, la posibilidad de tener a alguien cerca que te pueda hacer ver lo que las cosas son o significan. Lo que ocurre es que hay algunas situaciones en las que ni siquiera hay entorno familiar estable, no existe la posibilidad de poder hablar con alguien. Eso es durísimo, es terrible, y a veces las menores tienen que tomar las decisiones, lamentablemente, en una situación de soledad. Yo no modificaría la Ley del Aborto vigente.

P.: ¿Cómo le convenció Pedro Sánchez para que diera usted el paso de dejar la docencia y convertirse en candidato?

R.:  No sé si me convenció o no... En algún momento sí me consultó la disponibilidad. Pero es difícil convencer a alguien de sus propias convicciones. No sé si me convencí yo a mí mismo. Es cierto que había cosas que no me gustaban, y además en este momento de gran crisis de la política y de los partidos, tiempos tan complejos para la política y el país... No quiero hacer ostentación de nada, soy como tantos, pero creí que debía responder a mis convicciones más que a mis comodidades.

P.: Ha centrado su campaña en el lema Soluciones justas. ¿Cuál cree que es actualmente el mayor problema que tiene la Comunidad de Madrid y cómo lo solucionaría?

R.: El mayor problema siempre es la indefensión, las personas que están en situación de vulnerabilidad, la pobreza... la pobreza en todos los sentidos de la palabra. No sólo pobreza de recursos, sino también de horizontes, de perspectivas... La gente que está mal. Yo encuentro que esto es una absoluta prioridad. Pero como las elecciones en Madrid, sobre todo las autonómicas, son elecciones de servicios públicos, de políticas públicas, creo que la educación, la sanidad y, desde luego, las políticas sociales son una absoluta prioridad. Pero si no hay empleo, y empleo de calidad, empleo justo, entonces lo demás se desdibuja.

Ángel Gabilondo presentado a los miembros de la candidatura del PSM-PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. (EFE)
Ángel Gabilondo presentado a los miembros de la candidatura del PSM-PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. (EFE)

P.: ¿Me equivoco si digo que usted jamás pactaría ni con Podemos ni con el PP?

R.: De entrada, no pactaría con nadie que no defienda las políticas públicas y sociales de las que he hablado. Nosotros podemos llegar a acuerdos con quien sea; no es una cuestión de siglas, sino de convicciones y de políticas.

P.: ¿Cómo se resuelve el problema de los ninis, los jóvenes que ni estudian ni trabajan?

R.: Este es un problema tremendo, que obedece también a que éramos un país que en un momento creyó que lo que había que hacer era ganar dinero fácil y rápido, ir a la construcción, los servicios, el turismo, el 'hijo mío, como saques malas notas te pongo a trabajar'... Tener buena formación es mejor para la dignidad personal, incluso para la empleabilidad. Lo que sí hace falta es una buena formación profesional; por eso creemos que es importante que no haya tasas en la formación profesional, y que bajen sustancialmente las tasas de los másteres y los estudios universitarios de grado. Y, en general, todo lo que tenga que ver con programas de empleo para jóvenes, y muy especialmente las mujeres, que a veces son las mayores víctimas de la falta de políticas públicas.

P.: ¿Quién ha sido el mejor presidente de la Comunidad de Madrid?

R.: No voy a poner notas a los demás. Soy, además, muy malo para calificar personas. A mí me gusta más siempre hablar de ideas, de proyectos, de conceptos, de medidas concretas, de los problemas de los ciudadanos...

P.: ¿Qué haría con la prostitución, la legalizaría?

R.: No soy partidario de legalizar la prostitución. Me parece claro que la mayoría de las personas que ejercen la prostitución están en ámbitos de mafias, donde no pueden siquiera hacer valer sus derechos. Lo que tenemos que hacer es luchar contra las mafias y contra aquellos que impiden la libertad de la mujer.

P.: ¿Qué defecto no tolera en los demás?

R.: No me gusta la prepotencia, la arrogancia, la gente suficiente. A mí siempre me ha parecido que la arrogancia es un síntoma de ignorancia, y lo que haya en mí de eso tampoco me gusta.

P.: Esperanza Aguirre presume de que la mejor medida que implantó como presidenta de la Comunidad de Madrid es el bilingüismo en las aulas. ¿Hay que aplaudir al PP por esta medida?

R.: Hay que aplaudir a todo el que tome iniciativas de transformación para la mejora. A mí sí me parece que es buena idea que la enseñanza sea bilingüe. Lo que hay que lograr es extender el bilingüismo, evitar que en unos centros sí y en otros no, que no se utilice como un elemento de discriminación... Pero desde luego no seré yo quien vea con malos ojos el bilingüismo, me parece muy importante. También amar y querer tu propia lengua, el castellano, y a partir de ahí construir el conocimiento de otras lenguas.

Presentación de Gabilondo como canidato a la Comunidad de Madrid. (EFE)
Presentación de Gabilondo como canidato a la Comunidad de Madrid. (EFE)

P.: Imagínese que ya es presidente de la Comunidad de Madrid: ¿cuál es la primera medida que le gustaría adoptar?

R.: En Madrid hay pobreza infantil, y es una comunidad con buenos resultados económicos. Me gustaría que nadie se quedara en la indefensión. También hay que tomar medidas urgentes que defiendan la sanidad y la educación pública.

P.: ¿Los madrileños pagan muchos impuestos?

R.: ¿En comparación con quién? Lo que está claro es que en Madrid hay determinados ámbitos donde se debería hacer un esfuerzo mayor, aunque a la mayoría de los ciudadanos no se les puede pedir más. No me gusta hacer discursos de pobres y ricos, explotados y no explotados. Pero sí creo que los que tienen más deben hacer un esfuerzo mayor para garantizar los servicios públicos.

P.: Vamos a situarnos en el día 25 de mayo, el día después de las elecciones. Si Cristina Cifuentes consigue un solo voto más que usted, ¿le dejará formar gobierno?

R.: Sí. La persona que tenga más votos deberá, al menos, iniciar las consultas para buscar una mayoría. Y juego con la hipótesis de que seré yo.

P.: ¿Qué cree que tiene Albert Rivera que gusta tanto al electorado?

R.: Se ve que no sólo gusta a electorado, también a los medios de comunicación y a personas e instituciones que ven su propuesta factible. Tiene también la novedad de ser una propuesta distinta y se nota que busca, con templanza, espacios de compromiso.

P.: Le voy a pedir que regale a los lectores de El Confidencial una sola de las medidas que va a incluir en su programa electoral.

R.: Déjeme decir más de una. Es indispensable invertir 400 millones de euros para la recuperación de talento y analizar los contratos de privatización de hospitales públicos. No sólo se trata de hacer las cosas, sino que hay hacerlas bien y ser eficientes.  

P.: Ayer fue el día de Sant Jordi. ¿Qué libro le regalaría al rey Felipe VI si hubiera tenido ocasión?

R.: El pensamiento de Marco Aurelio. Es un libro breve, de meditación, de alguien que está en la gestión política. En la vida hay que vivir como si fuera un instante irrepetible y estar a la altura de lo que uno es.

Ángel Gabilondo. (El Confidencial TV)
Ángel Gabilondo. (El Confidencial TV)

P.: Si Zapatero y Bono le hubieran invitado a aquella famosa comida que tuvieron con la cúpula de Podemos, ¿habría asistido?

R.: No sé si fue tan secreta. En general, yo suelo ser cortés con las invitaciones y voy a los sitios que me invitan. 

P.: ¿Cristina Cifuentes es su rival más fuerte?

R.: Sinceramente, no veo así la política. Mi rival es la pobreza, la injusticia, la desigualdad, la falta de educación y una sanidad inadecuada. Yo mismo soy mi propio rival si no estoy a la altura del desafío para el que he sido convocado. A mí me gustaría luchar a su lado para lograr que Madrid sea una comunidad a la altura de otras regiones europeas, porque puede y debe serlo.

P.: ¿Ser guapo o guapa es una ayuda en política o un hándicap, por aquello de que los guapos tienen que demostrar que no son tontos?

R.: Yo siempre digo que lo más importante es ser bello. Que la verdadera belleza es la forma de vida. Para mí, la belleza son las ideas que defiendo y los proyectos que tengo. Esa belleza me parece necesaria para ser líder y poder proponer algo.

P.: ¿Real Madrid o Atlético de Madrid?

R.: Yo soy de la Real Sociedad, pero llevo en Madrid 40 años. Real Madrid, Atleti, Rayo Vallecano, Getafe, Alcorcón, Leganés... ¡Es que yo soy candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid! 

Elecciones Municipales y Autonómicas