CONCHA DANCAUSA LA SUSTITUYE

Cifuentes 'hace las maletas' en la Delegación e intenta cerrar su lista a la Comunidad

La ya exdelegada hizo un paréntesis este jueves para recoger su despacho. Ahí atesoraba una fofucha, un cuadro de Tintín y muchas fotografías. La más especial: la que posa con su padre

Un viernes, el 6 de marzo, se enteró en su despacho de la Delegación del Gobierno de que era la candidata del Partido Popular a la Comunidad de Madrid. Apenas un mes después, el jueves 10 de abril, El Confidencial acompañó a Cristina Cifuentes a recoger el despacho que a partir de la próxima semana ocupará Concha Dancausa, hasta ahora mano derecha de Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid y que en un principio iba a estar en la lista municipal de Esperanza Aguirre. Mientras hacen hueco a Cifuentes en la calle Génova, donde se instalará hasta que se sepa cuál será su nuevo destino tras el 24 de mayo, se reúne casi a diario con la presidencia del PP de Madrid para intentar cerrar la lista electoral, el mayor quebradero de cabeza de la ya ex delegada del Gobierno.

La Delegación del Gobierno es uno de los edificios más emblemáticos de Madrid. En este palacete de Borghetto, un edificio afrancesado que antes que Delegación fue la Embajada de Japón, Cifuentes ha pasado más de tres años y es donde guardaba, hasta esta semana, gran parte de sus recuerdos: un cuadro de Tintín que colocó en el lugar que antes ocupaban los reyes eméritos; una carta al ratoncito Pérez de uno de sus hijos; la imagen de ella con los Reyes Felipe y Letizia y muchas otras instantánea de momentos clave en su larga vida política, casi todas con el jefe, Mariano Rajoy, quien la ha encomendado una de las tareas más complicadas este año: no perder la Comunidad de Madrid.

Antes de que el Consejo de Ministros del viernes anunciara el cese y el nuevo nombramiento, Cifuentes hizo un paréntesis en su precampaña electoral para meter en cajas todas sus cosas: un centro de mesa que se hizo con piedras que arrancaron para lanzarlas a la Policía en la batalla campal del 22M; una fofucha de la propia Cristina con el uniforme de Policía; un muñeco de Trancas, la seña de identidad de El Hormiguero y la fotografía más especial: la que sale posando con su padre, recién fallecido.  

Cifuentes hace balance de su gestión al frente de la Delegación del Gobierno, un día antes de dejar el cargo para centrarse en la campaña. (Efe)
Cifuentes hace balance de su gestión al frente de la Delegación del Gobierno, un día antes de dejar el cargo para centrarse en la campaña. (Efe)

Despedida ya de su era como delegada, ahora Cifuentes se centra en hacer una campaña limpia y personalizada donde se ha propuesto no prometer nada que no sea capaz de cumplir. Lo más duro, de momento, está siendo confeccionar con Esperanza Aguirre la lista electoral. Los nombres que estén por encima del puesto 45 tienen más o menos asegurado el escaño. El problema vendrá con los que tenga que colocar en la parte final de la lista, los que probablemente no consigan entrar en el Parlamento.

Según ha podido saber El Confidencial, la presidenta del PP de Madrid y la candidata a la Comunidad llevan varios días intensos cerrando los flecos de la lista a la Cámara autonómica, que tiene que estar finiquitada antes del 20 de abril y de la que aún no se ha desvelado ningún nombre. Parece que los que ya están incluidos son los concejales del Ayuntamiento de Madrid Diego Sanjuanbenito y Enrique Núñez, que acaba de asumir las competencias de Dancausa, la nueva delegada del Gobierno.

Sin hueco para todos en la lista

Cifuentes también se va a quedar con algunos de los consejeros que han acompañado a Ignacio González en su etapa como presidente de la Comunidad. Todo parece indicar que los consejeros Borja Sarasola (Medio Ambiente) y Jesús Fermosel (Asuntos Sociales) seguirán trabajando en la Asamblea. El consejero de Transportes, Pablo Cavero, va a dar el salto a la política municipal y ya ha pasado los ‘test de honradez’ que ha puesto en marcha Aguirre para configurar su equipo. Ni una ni otra contarán con otros dos consejeros, Lucía Figar (Educación) y Salvador Victoria (Presidencia), que abandonan la primera línea política por razones bien distintas. Otros consejeros, Enrique Ossorio (Economía) y Javier Maldonado (Sanidad), también han pedido continuar en la Asamblea. La última palabra la tomarán en consenso Cifuentes y Aguirre, que harán pública su decisión en unos días.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda