LAS BATALLAS DE CADA BLOQUE, CALLE A CALLE

Tabarnia, el sur de Madrid... el mapa del sorpaso de Vox al PP en los barrios obreros

PP frente a Vox, PSOE frente a Unidas Podemos, PSOE frente a PP... Plasmamos en un mapa interactivo, calle a calle, las principales batallas a cara de perro dentro de cada bloque político

Foto: Santiago Abascal y Pablo Casado durante la concentración en la Plaza Colón en febrero (EFE)
Santiago Abascal y Pablo Casado durante la concentración en la Plaza Colón en febrero (EFE)

En Tarragona ciudad, el río Francolí hace de frontera política natural. En la margen derecha, el PSOE fue el partido más votado. En la otra orilla, en pleno casco urbano, ERC se alzó con el triunfo en todas las manzanas. Pero el Francolí también hace de frontera política entre los dos partidos nacionales de derechas, PP y Vox. En los barrios socialistas, Vox se impuso al PP, mientras que en las manzanas de ERC, los populares ganaron a la formación de ultraderecha.

Mapa del 10-N de secciones censales de Tarragona: partido más votado (i) y PP frente a Vox (d).
Mapa del 10-N de secciones censales de Tarragona: partido más votado (i) y PP frente a Vox (d).

Que Vox se imponga al PP en los barrios de la izquierda no es un fenómeno aislado de Tarragona. La misma situación se repite en Jerez de la Frontera, Córdoba, Madrid… La cuestión no es tanto que los rojos de Vallecas estén votando a Vox, sino que los votantes de derechas de Vallecas y de los barrios obreros de las grandes ciudades –que haberlos haylos, igual que las meigas– se están decantando por Vox en detrimento del PP. Al fin y a cabo, como también pasa en la Fórmula 1, tu primer rival es tu compañero de equipo/ideología.

El mapa de la batalla fratricida de las formaciones de derecha el pasado 10-N marca otra frontera entre el norte y sur de España. Los populares resisten en el norte, especialmente en Galicia, donde se impusieron en las 2.161 secciones censales a Vox. A medida que bajamos de latitud, Vox empieza a irrumpir en los barrios del extrarradio de capitales de provincia como Salamanca, Valladolid o Zaragoza, circunstancia que se acentúa en las ciudades del Mediterráneo, como el caso de Tarragona. Pero el triunfo de Vox sobre el PP es rotundo en tres áreas significadas: los alrededores de Madrid, incluidos los municipios fronterizos de Toledo y Guadalajara; Tabarnia, y Andalucía-Murcia. En estas zonas, el verde de Vox domina al azul del PP.

Los casos de Tabarnia y Andalucía son especialmente significativos. En la región catalana que va de Barcelona a Tarragona, ERC y PSC se alternaron como los partidos más votados, mientras que los socialistas dominaron en Andalucía. Pero si nos centramos en la batalla de la derecha entre PP y Vox, el partido de Santiago Abascal se impone en estas regiones a los populares. La frontera que se da en Tarragona entre PSOE-Vox y ERC-PP también se observa en ciudades mediterráneas y andaluzas como Castellón, Valencia, Sevilla, Córdoba o Jerez de la Frontera.

Mapa del 10-N de secciones censales de Jerez de la Frontera: partido más votado (i) y PP frente a Vox (d).
Mapa del 10-N de secciones censales de Jerez de la Frontera: partido más votado (i) y PP frente a Vox (d).

Este fenómeno también se observa en Madrid capital, donde Vox se impone al PP en manzanas socialistas de Vallecas, Orcasitas, Tetuán o San Blas. Incluso en la única manzana frente a las Cuatro Torres donde ganó el PSOE, el partido de ultraderecha recibió más votos que el PP, y eso a pesar de que esta sección censal está rodeada de bloques donde la formación de Pablo Casado fue la más votada.

Mapa del 10-N de secciones censales del norte de Madrid: partido más votado (i) y PP frente a Vox (d).
Mapa del 10-N de secciones censales del norte de Madrid: partido más votado (i) y PP frente a Vox (d).

Sin movimientos entre los bloques

Nada más conocerse los resultados del pasado domingo, Santiago Abascal afirmó que Vox había recibido 300.000 votantes de la izquierda, aunque luego no supo precisar de dónde salía ese dato. En realidad, los 'trackings' preelectorales que han manejado los partidos y las empresas de sondeos, que se acercaron bastante a la realidad, indican un trasvase mucho menor. "Sí que hubo un pico de 300.000 votantes de izquierdas a Vox después del debate pero luego fue bajando y al final sería de 100.000 o 150.000", explica un asesor electoral que pide no ser citado hasta que esté listo el análisis poselectoral fino. Como Vox tuvo 3,6 millones de votos, entre un 2,7% y un 4% de sus votantes vendría de la izquierda.

Vox ha intentado venderse como un partido más transversal de lo que es. Es un discurso muy atractivo electoralmente

José Pablo Ferrándiz, investigador principal de Metroscopia, coincide en que ellos tampoco detectaron casi movimiento de votantes de izquierda a derecha: "Las encuestas veían que no hay movimiento interbloques, que son graníticos. Los movimientos han sido intrabloques. Lo que vemos es que las transferencias de Ciudadanos se han ido a la abstención, al PP y finalmente a Vox y solo una parte muy pequeña al PSOE". "El análisis preelectoral nos dice que la transferencia nacional de PSOE a Vox sería en torno a 100.000 votantes y de Podemos era por debajo del 0,5%. Después del debate sí hubo un pico momentáneo", añade Ferrándiz.

Después de cada elección, Vox intenta venderse como un partido que también recibe votos de izquierda. En Andalucía, Abascal afirmó que Vox había ganado a Podemos en las Tres Mil Viviendas. Vox obtuvo un 6% y Adelante Andalucía un 22%.

Ferrándiz explica esta estrategia: " Evidentemente, al haber crecido se modifica algo el perfil del votante pero Vox ha intentado venderse como un partido más transversal de lo que es. Es un discurso muy atractivo electoralmente decir que también le vota la izquierda".

La batalla del bloque de la izquierda

En cuanto a la batalla dentro del bloque de la izquierda, el PSOE se ha impuesto en casi todo el territorio sobre Unidas Podemos. La formación de Pablo Iglesias solo ha logrado imponerse en algunas zonas de País Vasco, Navarra y Cataluña. Incluso en Madrid, uno de sus principales feudos, la formación morada solo gana al PSOE en su bastión de Arganzuela. En la inmensa mayoría de las secciones censales donde se impuso la formación morada sobre el PSOE el ganador de esa manzana fue el propio partido de Iglesias o un partido nacionalista.

En los centros urbanos más poblados de País Vasco, Unidas Podemos solo logra imponerse en las zonas cercanas al centro urbano como Bilbao La Vieja, una de las zonas más pobres de la comunidad. En cambio, en las ciudades obreras de la margen izquierda, como Barakaldo, Sestao, Portugalete o Santurtzi, los socialistas mantienen su dominio histórico entre los votantes de izquierdas.

Mapa de secciones censales de la ría de Bilbao: partido más votado (i) y PSOE frente a UP.
Mapa de secciones censales de la ría de Bilbao: partido más votado (i) y PSOE frente a UP.

En Cataluña, sin embargo, la relación no es tan lineal. En las zonas más pobres de Badalona o Santa Coloma Gramenet, la lucha entre UP y PSOE se la lleva la formación liderada por Pedro Sánchez e incluso logra ser el partido más votado. En cambio, en algunos puntos de Badalona, donde la renta es más alta, la que se lleva más votos es la formación morada pero el partido más votado es ERC.

En la ciudad de Barcelona también existen casos parecidos. En El Raval, una de las zonas con menor renta, se impone el PSC mientras que en sus alrededores (barrio Gótico o San Antoni) gana Unidas Podemos.

El bipartidismo no cambia

Y si el PSOE pierde con UP en zonas donde los partidos independentistas se hacen fuertes, la votación del PP es aún más baja. Tanto en Cataluña como en País Vasco, el partido liderado por Pablo Casado solo logra imponerse en los lugares de mayor renta.

En País Vasco, los populares apenas se imponen sobre el PSOE en algunas zonas de Getxo (el único lugar de toda la comunidad donde el PP fue el partido más votado). En el resto del país, el bipartidismo se reparte el poder de forma muy similar al 28-A. El sur del país, salvo en Murcia, donde el PP se impone al PSOE y Vox fue la fuerza más votada, es mayoritariamente socialista y el noroeste es la zona fuerte del PP, a excepción de Asturias.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios