elecciones del 10 de noviembre

Encuestas, propaganda y otros dramas de las elecciones: ¿por qué están prohibidos?

La legislación prohíbe la publicación de encuestas y sondeos durante la última semana antes de unas elecciones, una medida que muchos expertos ven anacrónica

Foto: Durante la jornada de reflexión no se puede repartir propaganda electoral
Durante la jornada de reflexión no se puede repartir propaganda electoral
Autor
Tiempo de lectura3 min

El próximo domingo, 10 de noviembre, arranca uno de los procesos electorales más decisivos de la historia de la democracia española. Tras no conseguir el respaldo del Congreso, cinco candidatos principales se disputarán la Presidencia, cuatro de ellos con representación antes de la pasada cita y un quinto que irrumpió en el Congreso para darle un vuelco a la escena política. La campaña electoral arrancó el pasado 1 de noviembre y culminará con la jornada de reflexión del día 9, un día para pensar en el voto en el que tanto las manifestaciones políticas con posibilidad de influir en el voto como el reparto de propaganda están prohibidos. Además de esta medida, hay otras prohibiciones en el marco de la última semana de campaña electoral.

Es el caso de la publicación o difusión de encuestas y sondeos electorales: esta norma causa cierta sorpresa en otros países, aunque tiene sentido en su origen. Esta prohibición es fruto del momento político de la Transición cuando, después de una larga dictadura, los legisladores quisieron ser cautos y optaron por un sistema garantista repleto de reglas impensables en otras democracias. La legislación española es especialmente estricta sobre la publicación de encuestas. Están prohibidas desde cinco días antes de los comicios, esto es, el lunes previo al domingo electoral.

A pesar de esto, desde hace años se siguen publicando encuestas en periódicos de la vecina Andorra que, a su vez, se reproducen en los diarios españoles cambiando los partidos por frutas y hortalizas con los colores de cada una de las formaciones. "Claramente no tiene sentido esta prohibición", subraya Ángel Rivero, profesor de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid. Una idea que repite también Herrera, que es partidario de levantar esa veda para que los ciudadanos cuenten con toda la información disponible antes de acudir a las urnas.Incluso la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, avanzó hace unas semanas que, de seguir en el Ejecutivo, el PSOE abordaría una reforma electoral para eliminar normas obsoletas, como la que impide difundir encuestas la última semana de campaña.

Las 'fruterías de Andorra'

Ante esta normativa, surge el ingenio. Durante las elecciones generales de 2015, la entrada en vigor de esta prohibición dio paso al ingenio de los usuarios de redes sociales y a los medios de comunicación, que llegaron a publicar los resultados de sondeos utilizando ciertas alternativas. La más destacada fue la cuenta de Electograph, una web dedicada a sondeos y resultados electorales que convirtió a los partidos políticos en productos de la cesta de la compra, y sus resultados en el precio de esos productos.

En 2018, con las elecciones catalanas, no fueron menos y los mismos decidieron recurrir a 'la frutería de Andorra', al constatar que su idea funcionó tan bien que a pesar de que las cosas cambien "la esencia" debe permanecer. Así, se fueron publicando diferentes encuestas sobre cómo se cree que quedarán establecidas las mesas de los comensales de la cena de Navidad. Además, Electrograph estimó que el 80% de los convocados a la comida navideña asistirían a la cita, algo que luego se tradujo en realidad: más del 81% de los catalanes asistieron a las urnas a ejercer su derecho al voto.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios