Elecciones 10-N

PP y PSOE empatan en diputados en Galicia a menos de un año de las autonómicas

Ciudadanos corre una suerte similar que en el resto de España y el nacionalismo del BNG regresa al Congreso, mientras se mantiene En Común-Unidas Podemos

Foto: Inicio de campaña del PP en Vigo.
Inicio de campaña del PP en Vigo.

A menos de un año para las elecciones autonómicas, la pugna entre PP y el PSOE es ya a cara de perro. Los socialistas de Gonzalo Caballero lograron en las generales un hito histórico: superar al PP por primera vez en democracia. Los populares se reponen y suman más votos que su gran rival electoral (en torno a 10.000 de diferencia), aunque empatan con los mismos 10 diputados. Es uno más que los que consiguió el partido de Alberto Núñez Feijóo en abril, pero el contexto para la derecha no le favorece, porque tras el descalabro de Ciudadanos, que pierde sus dos escaños, el escenario lo completan En Común-Unidas Podemos, con dos, y el BNG, que regresa al Congreso con un acta.

Son casi cinco los puntos que recuperan los populares, que pasan del 27,42% al 32%, más incluso que los que obtuvo el PSOE hace seis meses. Los socialistas bajan del 32,09% que sumaron entonces a un 31,28%: una caída leve que permite mantener en sus filas el optimismo de cara a las inminentes autonómicas. La gran incógnita para esa nueva cita electoral es la identidad del candidato del PP. Con un reparto de votos tan ajustado, el factor Feijóo se vislumbra fundamental para decantar la balanza en favor del partido que gobierna la Xunta desde 2009.

El resto del panorama apunta a la izquierda, porque Ciudadanos corre en Galicia una suerte similar que en el resto de España. Los dos diputados con los que debutó en abril se volatilizan, tras reducir a menos de la mitad su porcentaje de apoyos. Del 11,18% de las anteriores generales pasa a apenas el 4,31%. En términos absolutos, su caída es extraordinaria, al quedarse con 62.000 votos de los 184.045 que llegó a sumar. Y la otra opción de la derecha, Vox, sufre una mejoría muy leve que no alcanza para lograr representación en ninguna de las cuatro provincias. Se queda en un 7,8% de sufragios, frente al 5,29% de abril.

Como ocurre en el Parlamento de Galicia, el PP se convierte así en la única opción con representación en el ámbito de la derecha. A su izquierda, a los 10 del PSOE —los mismos que tenía antes de la repetición de los comicios— hay que sumar los dos de En Común-Unidas Podemos y el que vuelve a ostentar el BNG, que recupera su presencia en un Congreso que en 2016 se quedó por primera vez sin ningún representante del nacionalismo gallego. La coalición del partido morado baja del 14,46% de apoyos al 12,62%, lo que no afecta a los dos diputados que obtuvo en las pasadas generales. El BNG, mientras, sube del 5,74% al 8,14%, lo que le permite obtener un representante por A Coruña. El resto del panorama electoral en Galicia se completa con pequeñas formaciones que no superan el 1,52% de Más País-Equo.

El PP se convierte en la única opción con representación en el ámbito de la derecha

El reparto porcentual de los votos entre los grandes bloques tiende también a la izquierda. Si en abril la suma de PSOE, En Común y BNG alcanzó el 52,3%, en esta ocasión llega al 53,53%, si se incluye al Más País de Íñigo Errejón. La gran diferencia respecto a las anteriores generales es que el llamamiento de Feijóo a unir el voto de la derecha en torno al PP ha surtido efecto, aunque de forma insuficiente.

Cambios en A Coruña y Pontevedra

Los cambios respecto a las pasadas elecciones se concentran en las provincias de A Coruña y Pontevedra. Frente a las de Ourense y Lugo, donde las cosas quedan con el mismo reparto de dos diputados para el PP y otros tantos para el PSOE en cada una de ellas, en A Coruña el cambio se sustancia en el trasvase de un diputado de Ciudadanos para el BNG, mientras que PP y PSOE suman tres cada uno. En Pontevedra, el que pierden los de Albert Rivera se lo adjudica el PP, que obtiene así tres escaños, los mismos que el PSOE, frente a uno de Unidas Podemos. Es en la circunscripción coruñesa en la que mayor porcentaje de apoyos recuperan los populares, que pasan del 25,51% al 30,50%. En Pontevedra aumentan cuatro puntos, pero siguen por detrás del PSOE, que los aventaja en casi un 3% (31,89% frente a 29,07%).

Tanto en A Coruña como en Lugo y Ourense, el PP es el partido ganador en número de votos, aunque en todos los casos con márgenes estrechos. El voto urbano sigue favoreciendo a los socialistas, que son el partido más votado en las tres mayores ciudades: Vigo, A Coruña y Ourense, además de en Pontevedra y en Ferrol. En la capital, Santiago, el liderazgo lo recupera el PP, que también es el que más apoyos consigue en la ciudad de Lugo.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios