ELECCIONES DEL 10-N

El sector anticapitalista de Podemos pide el voto para la CUP y apunta a nuevas alianzas

Anticapitalistas ya compartió el pasado 29 de octubre una mesa de debate en su sede madrileña con la candidata de la CUP al Congreso Eulàlia Reguant

Foto: Los miembros de la CUP Francesc Gabarrell, Mireia Vehí, Albert Botran y Eulàlia Reguant posan frente al Congreso de los Diputados durante la presentación de su candidatura en Madrid. (EFE)
Los miembros de la CUP Francesc Gabarrell, Mireia Vehí, Albert Botran y Eulàlia Reguant posan frente al Congreso de los Diputados durante la presentación de su candidatura en Madrid. (EFE)

"Consideramos una magnífica noticia la presentación de la candidatura de la CUP en Cataluña", concluye el sector Anticapitalistas de Podemos a través de un comunicado en el que animan a "votar críticamente a Unidas Podemos", al mismo tiempo que dicen esperar que la formación independentista catalana "obtenga un buen resultado este 10 de noviembre". Desde la coordinadora de Anticapitalistas en Cataluña, son todavía más explícitos al mostrar su apoyo de cara al 10-N tanto a la CUP como a En Comú Podem, aunque con estos últimos se muestran mucho más críticos, por "haber hecho suya la política de subordinación" al PSOE y al PSC: "Para las próximas elecciones generales del 10-N, desde Anticapitalistas, esperamos que tanto la CUP como En Común Podem obtengan un buen resultado".

[El decodificador de Varela: los mejores análisis de las elecciones en ECPrevium]

Este sector, que participó en la fundación de Podemos, ya no tiene representación en los órganos del partido, aunque en él se referencian la coordinadora andaluza, Teresa Rodríguez, y el eurodiputado Miguel Urbán. Anticapitalistas ya compartió el pasado 29 de octubre una mesa de debate en su sede madrileña con la candidata de la CUP al Congreso, Eulàlia Reguant, bajo el título 'Democracia, libertades y derecho a decidir'. Ahora, defienden que la presencia de la CUP en el Congreso "sería un avance muy positivo para las fuerzas del anticapitalismo, ayudaría a ampliar la audiencia de las legítimas reivindicaciones del pueblo catalán y contribuiría a construir una alianza confederal entre las clases populares de las distintas naciones del Estado y las catalanas, basada en la libertad de los pueblos, diferente a la opresión que propone el nacionalismo español reaccionario".

La organización a nivel estatal apunta así a nuevas alianzas desde una óptica más rupturista, consumando su divorcio de Podemos. Una hoja de ruta que desde su coordinadora catalana especifican más abiertamente. Tras celebrar la presencia de la CUP en esta contienda electoral, indican a través de otro comunicado: "Deseamos que pueda ser un paso para una recomposición política que deberá ir más allá de los espacios preexistentes para agrupar a todos los sectores con un proyecto rupturista y conectar con la nueva generación activista emergente".

A pesar de pedir el "voto crítico" a Podemos fuera de Cataluña y de apoyar tanto a los 'comuns' como a los 'cupaires' en este territorio, los anticapitalistas centran sus críticas en el partido morado. Rechazan de plano su estrategia de buscar un cogobierno con el PSOE, una propuesta, afean, que "consiste en compartir responsabilidades de gobierno bajo el mando de una fuerza neoliberal, abandonando toda perspectiva antisistémica y constituyente". Su perspectiva, añaden, "parece limitarse a lo que ya hacen en sus comunidades autónomas: estar en un Gobierno liderado por el PSOE, lo cual anula la necesaria labor de oposición y alternativa que debería jugar en los territorios".

Los anticapitalistas centran sus críticas en el partido morado. Rechazan de plano su estrategia de buscar un cogobierno con los socialistas

Desde la coordinadora catalana, añaden a estas críticas "el giro gobernista adoptado por la dirección de Podemos", y que también habrían asumido los 'comuns', acusándolos de "desnaturalizar lo que era un proyecto alternativo al bipartidismo y al régimen". Intentar gobernar con el PSOE, lamentan, "ha sido un error que reafirma una lógica creciente de subalternidad". Respecto a los 'comuns', critican que "en ningún caso han mantenido un perfil diferenciado del proyecto estatal, si no que han hecho suya la política de subordinación al PSOE y al PSC. En todos los terrenos se ha priorizado equivocadamente un escenario de cogobierno con el PSOE, en vez de una apuesta por la oposición".

En una línea similar, confrontan con la nueva candidatura a la izquierda del PSOE que lidera Íñigo Errejón. "No tratan de mejorar, corregir o superar las deficiencias de Unidas Podemos sino que las profundizan: un proyecto igual de personalista, pero que nace ya abiertamente con la vocación de facilitar un Gobierno del PSOE 'gratis' y de garantizar la estabilidad del régimen del 78, con propuestas económicas y políticas inofensivas para las clases dominantes y, por lo tanto, inútiles para las clases trabajadoras en un contexto de crisis orgánica del sistema político y económico".

La defensa del "derecho a decidir del pueblo catalán, tanto dentro como fuera de Cataluña", es una apuesta central de este sector, que recientemente ya ha apoyado manifestaciones en este sentido en Madrid. Así, apuestan por una alianza "entre las clases trabajadoras del Estado para que los pueblos puedan decidir libremente y para que cualquier proceso emancipador signifique también una transformación profunda de las relaciones sociales de explotación y opresión".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios