ASÍ SERÁ LA CAMPAÑA CLAVE DE CIUDADANOS

Arrimadas a Cataluña y Rivera encerrado para preparar su última bala: el debate

La número 1 por Barcelona dedicará el fin de semana a Cataluña, mientras que Rivera desaparecerá para preparar el debate. Ciudadanos lo considera la gran bala de fuego

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, junto a la número 1 por Barcelona, Inés Arrimadas. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, junto a la número 1 por Barcelona, Inés Arrimadas. (EFE)
Adelantado en

Este jueves arrancó oficialmente la campaña electoral. Siete intensos días que, en el caso de algunos partidos como Ciudadanos, serán cruciales para el resultado del 10-N y el propio futuro de la formación. El partido de Albert Rivera insiste en no hacer caso a las encuestas, a pesar de que todas dibujan una tendencia clara: Ciudadanos caerá en las próximas generales. Lo que está por ver es si logra resistir y demostrar que tiene un suelo consolidado.

La movilización, una vez más, será clave. En las pasadas generales, un 25% de los electores de Ciudadanos decidió su voto en la última semana de la campaña, según los datos del CIS poselectoral relativos al 28 de abril. No solo eso. También hubo un 15% de votantes que se decantó por la papeleta naranja al inicio de la campaña (apenas 15 días antes de la cita con las urnas) e incluso un 8% lo decidió el mismo día de los comicios. Porcentajes notablemente altos en comparación con sus rivales políticos, que prueban la necesidad que tienen los de Rivera de hacer una campaña sin fallos para darle la vuelta a los sondeos si pretende remontar.

En la pasada campaña hubo un hito destacado para Ciudadanos: los debates electorales. En el primero —en RTVE— el líder naranja consiguió desarmar a Pedro Sánchez ante un Pablo Casado desaparecido. Fue efectista —con golpes como sacar un marco con una fotografía del presidente y Quim Torra— y consiguió colocar todos sus mensajes. En el segundo, el de Atresmedia, se volvió a erigir como protagonista aunque el líder del PP 'despertó' y el centro derecha consiguió hacer la pinza al jefe del Ejecutivo. El socialista fue probablemente el más desdibujado de los líderes.

Ahora más que nunca el equipo de Rivera tiene claro que el debate del 4 de noviembre es la gran oportunidad. El escenario será distinto y además habrá un quinto actor: Santiago Abascal debutará en el primer encuentro a cinco.

El líder de Ciudadanos abrió oficialmente la campaña en Cádiz el jueves por la noche y estuvo este viernes en Málaga. No tiene previstos actos ni sábado ni domingo, precisamente para preparar el debate con dos días de antelación. Inés Arrimadas será la encargada de pilotar el arranque de campaña este fin de semana y lo dedicará entero a Cataluña. El sábado estará en Tarragona y el domingo se desplazará a Hospitalet. La portavoz parlamentaria naranja y número 1 por Barcelona al Congreso ha intensificado su presencia en esa comunidad durante estas semanas de precampaña, pero lo hará todavía más en los próximos días. Que el cierre de campaña —el viernes 9— sea también en la ciudad condal, donde buscarán el acto más multitudinario, tampoco es casual.

El CIS publicado este martes apuntaba a una caída importante en Cataluña. En concreto, el partido naranja se dejaría dos de los cuatro escaños que ostenta actualmente por Barcelona, y perdería el de Tarragona (que consiguió retenerlo incluso en la repetición electoral de 2016). Ciudadanos es la primera fuerza autonómica en esa comunidad desde las elecciones de diciembre de 2017, cuando Arrimadas se convirtió en la jefa de la oposición de Cataluña.

En una entrevista con este diario este miércoles, la portavoz señalaba precisamente el motivo principal para dejar el Parlament: "Yo me presento al Congreso porque sé que es desde aquí y desde el Gobierno de España desde donde se tiene que empezar a frenar el nacionalismo". Para el partido de Rivera será fundamental aguantar los cinco escaños catalanes el próximo 10-N.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en Barcelona hace días. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en Barcelona hace días. (EFE)

Sobre el resto de territorios, el plan de campaña naranja deja claras las prioridades del partido. Después del debate del lunes solo faltarán cuatro jornadas hasta la de reflexión. En esos días Rivera apostará por Valencia, Sevilla, Madrid y el cierre de Barcelona, las principales ciudades de los cuatro feudos autonómicos del partido. El equipo del candidato querría introducir dos viajes más (con toda probabilidad a Castilla y León y Extremadura) si fuera posible, pero esas cuatro capitales son las que tienen asegurados los últimos grandes actos de la semana.

Ciudadanos insistirá en una campaña propositiva, "en positivo" explican fuentes de la formación, con muchos actos sectoriales que sirvan para dar a conocer su programa electoral. El marco continuará siendo el desbloqueo, por el que Ciudadanos apuesta desde hace semanas cuando se abrió incluso a pactar con el PSOE si no hay suma posible con el PP, para acordar grandes reformas de Estado.

El mensaje clave se repetirá: "Es posible sacar a este Gobierno y poner España en marcha". Arrimadas insistía en esa misma idea este jueves en la entrevista: "Cada vez veo más indicios de que es posible un Gobierno de Ciudadanos y PP. Esto mismo nos pasaba en Andalucía", repitió. El pasado viernes quedó patente una de las nuevas consignas de cara a este 10-N cuando en un acto con la militancia en la sede nacional del partido, los asistentes empezaron a corear: "Sí se puede".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios