Sin pelos en la lengua

El barómetro infalible de la peluquería: "La izquierda sufrirá el voto de castigo"

Según su particular barómetro, el desempleo, la vivienda y las pensiones ocupan el 'ranking' de las preocupaciones de los españoles. "La gente está disgustada", aseguran

Foto: Gloria y Enriquen sitúan a su clientela en el centro izquierda. (Fernando Ruso)
Gloria y Enriquen sitúan a su clientela en el centro izquierda. (Fernando Ruso)

Diseccionan la opinión pública navaja o tijeras en mano. Son confesores naturales, testigos y partícipes de conversaciones livianas, empujadas por un silencio incómodo y de duración finita: el debate transcurre en lo que ocupa un corte de pelo. Todo cuanto se habla queda protegido por un oficioso secreto profesional. Es la España vista por sus peluqueros ante una nueva llamada a las urnas.

"La gente está un poco disgustada con el panorama", sostiene Enrique Ruiz, un joven peluquero de señoras y caballeros de Sevilla. Por Bald Monkey, el negocio que montó junto a su socia Gloria, pasa una ecléctica clientela de entre 27 y 50 años. Dada su cercanía con la zona alternativa de la ciudad, la Alameda de Hércules, preponderan los clientes de tendencia progresista, "aunque aquí hay de todo, incluso votantes de Vox", advierte. Un corte de pelo sale, de media, a unos 18 euros. Y un gran grafiti multicolor preside el espacio, que derrocha modernidad a raudales.

Gloria Rufo y Enrique Ruiz, en 'Bald Monkey'. (Fernando Ruso)
Gloria Rufo y Enrique Ruiz, en 'Bald Monkey'. (Fernando Ruso)

Actualmente, atienden más a mujeres que a hombres, de clase media o alta. Y sitúan a su clientela en el centro izquierda. Sobre todo, del PSOE y de Podemos. "Los de derechas son más reservados a la hora de hablar de política", confiesa Enrique. "Aunque la gente suele dejarse llevar en las conversaciones por lo que ven en la televisión: Cataluña cuando toca, la corrupción, la falta de acuerdo para formar Gobierno…".

—¿Habrá voto de castigo?

—Sí, al PSOE. Habituales de Podemos votaron al PSOE en las últimas, pero ahora no volverán a hacerlo. No entienden la posición de Pedro Sánchez, tampoco la perdonan. No le ven el sentido.

Recuerda Enrique el día en el que coincidieron en dos sillones contiguos de su peluquería un votante de Vox y otro de Podemos. "Verídico, eh", advierte. "El encuentro fue un poco tenso", comenta entre risas. La porfía acabó alargándose más allá del tiempo que duró el corte de pelo, y en la calle. No llegaron a las manos.

Un casco secador de estilo vintage en 'Bald Monkey'. Foto Fernando Ruso
Un casco secador de estilo vintage en 'Bald Monkey'. Foto Fernando Ruso

Bald Monkey y el voto de castigo al PSOE

Para la próxima cita electoral augura que las izquierdas sufrirán el peso de la abstención. "Hay quien dice que Pablo Iglesias empieza a sobrar en Podemos, aunque Errejón tampoco convence por su cercanía con el PSOE", revela. "Hubo quien votó a los socialistas llevados por el miedo a Vox haciendo valer eso del voto útil que ruló por las redes sociales y que ahora no volverá a votarlos", advierte Enrique, que tiene entre sus clientes ocasionales a Mario Jiménez, mano derecha de Susana Díaz en su etapa como presidenta de la Junta de Andalucía y crítico voraz con Pedro Sánchez. "Hablamos de cómic, no de política", apunta el peluquero sobre el ahora defenestrado por la líder socialista de Triana.

Por lo general, la política suele estar más presente en las conversaciones cuando todo está más agitado. Aunque se queja Enrique que los políticos se dejan llevar más por el espectáculo que por los problemas "de largo alcance, a los que —según critica— tienen miedo de afrontar". "Se mantienen en la seguridad de las cuestiones más ideológicas", destaca.

Enrique Ruiz, 30 años. Peluquero. (Fernando Ruso)
Enrique Ruiz, 30 años. Peluquero. (Fernando Ruso)

Y señala los problemas que, según su sondeo como peluquero, preocupan a los españoles. "A la gente le importa la economía, pero a nivel de calle; que salir a cenar sea más o menos caro", revela. En segundo lugar, está el acceso a la vivienda, protagonista ineludible de las conversaciones de sillón en los últimos meses. "Los alquileres altos, arrastrados por el turismo insostenible", apunta el peluquero. "La gente se está yendo a otros barrios, y eso preocupa a todos, porque el centro de las ciudades se está vaciando, tanto de residentes como de negocios y lo que queda es una zona reservada a los turistas", critica.

En cuanto a estética, Enrique percibe que el cambio de imagen de Pablo Casado, el líder del Partido Popular, pretende subrayar un cambio en sus políticas, para distanciarse de la estrategia, "tendente a Vox", que tan malos resultados le dio en los últimos comicios. "La barba le encaja, pero no tanto como a Abascal, al que le encaja ese estilo de conquistador", zanja el peluquero.

Los clientes de Gloria y Enrique se sitúan entre los 27 y los 50 años de edad. (F.R.)
Los clientes de Gloria y Enrique se sitúan entre los 27 y los 50 años de edad. (F.R.)

Según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) —ya habiéndose convocado las elecciones para el 10 de noviembre—, el PSOE cae 3,5 puntos en intención de voto directo hasta el 27%. Sin embargo, aplicando la nueva métrica ideada por el equipo de Tezanos los socialistas se impondrían a sus rivales alcanzando el 34,2% de los votos, el doble que el Partido Popular, con 17,1%. Tras ellos estarían Unidas Podemos, con un 15,5%; Ciudadanos, con un 12,9; y Vox con el 7,5%.

Manoli, y su clientela del PSOE "de piñón fijo"

Entre la clientela de Manoli no hay votantes de Vox. En lo que va de mañana, esta peluquera de 70 años lleva atendidas tres clientas de 86, 90 y 95 años. Ninguna de las que pasan por su pequeño espacio de apenas diez metros cuadrados baja de la barrera se los setenta. Está jubilada y pela por afición. Es incapaz de resignarse con una vida de pensionista y sigue poniéndole los rulos y el moldeante a aquellas mujeres para las que ya es tarde cambiarse de peluquera. "Son amigas, nos lo contamos todo", explica Manoli. Se lleva 15 euros por corte, pero solo para los costes de materiales.

Manoli mantiene el contacto con sus exclientas, que ya tienen entre 70 y 103 años. (Fernando Ruso)
Manoli mantiene el contacto con sus exclientas, que ya tienen entre 70 y 103 años. (Fernando Ruso)

"Mi clientela es de piñón fijo: del PSOE de toda la vida", advierte la peluquera. "Es difícil quitarle una ideología a una persona pasada ya una edad", sostiene.

El retrato de un torero destaca en la peluquería, situada en el interior de un patio interior. No hay letreros en el exterior, huele a moldeante y a laca Nelly. "Es mi marido, Félix de Triana, banderillero de Paquirri y Espartaco. Murió a los 39 años de un infarto, así que llevo 35 años viuda", revela Manoli. En el mostrador hay fotos ya amarillentas de Isabel Pantoja con Paquirri, Espartaco y su difunto marido. "Esto es de cuando ellos —por la tonadillera y el torero— estaban de novios". Su hija menor, de 35 años, vive en el piso de arriba.

Útiles de la peluquería de señoras de Manoli, en el interior de un corralón de Triana. (Foto Fernando Ruso)
Útiles de la peluquería de señoras de Manoli, en el interior de un corralón de Triana. (Foto Fernando Ruso)

Reconoce Manoli que su clientela, "a su edad", ya no habla de política. "Aunque lo primero que me dicen es que nos vamos a quedar sin la paga", comenta. "La mayoría la tienen buenecita —por la paga, la pensión; generalmente de viudedad—, pero hay otras a las que no les da para vivir".

Según su sondeo, las pensiones son el principal problema de los españoles. "Sobre todo ahora que todas se ven obligadas a mantener a sus hijos, que han vuelto a casa o han perdido el trabajo—revela Manoli—; muchas se quitan de comprarse cosas para dárselo a los suyos, algunas les arriman algo de dinero para las hipotecas, así consiguen que los niños lleguen a final de mes".

La nueva llamada a las urnas también se comenta en la peluquería de Manoli, que solo abre por las mañanas. "Por las tardes las clientas se encuentran peorcillas y no salen a la calle", justifica. Hay veces que pela a domicilio. "Tengo una mujer con 103 años, Milagros, que no perdona unas elecciones —señala Manoli—; siempre vota, y eso que ha estado sin ascensor un tiempo, pero la bajaban para ir a votar, con la de veces que llevamos en los últimos años". "Me dice que esto de votar no se va a acabar nunca", asegura la confidente. "Y se queja, claro, pero cumplirá como siempre e irá a votar".

—¿Cree que la falta de entendimiento entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias les pasará factura?

—Yo creo que sí, pero a Podemos.

Manoli es viuda de Félix de Triana, banderillero de Paquirri y Espartaco. (F.R.)
Manoli es viuda de Félix de Triana, banderillero de Paquirri y Espartaco. (F.R.)

Manoli vive en un segundo piso. En el local de abajo hay un local privado en el que se fuma marihuana. Por los extractores se escapan los vapores que suben hasta su casa. "A mí me huele a margaritas recién cortadas", explica. En el piso de arriba, en el tercero, vive el vicepresidente segundo del Congreso de los Diputados y exdelegado del Gobierno en Andalucía, el socialista Alfonso Gómez de Celis. "No hablamos de política, porque él es muy reservado, y es un encanto que se involucra mucho en las cosas de la comunidad de vecinos", zanja la peluquera septuagenaria.

Melado: "Tendrán que ponerse de acuerdo"

Pocas veces un barbero ha acaparado tanta atención como él. Aunque él no es un barbero cualquiera. Es escritor, compositor de sevillanas, cantaor, locutor de radio y 'speaker' del Real Betis Balompié durante 17 años. Cuenta Manuel Melado —de oficio peluquero— que una vez leyó sobre un barbero que era requerido por determinados monarcas para que estos le informaran sobre las preocupaciones del pueblo. "Ellos le transmitían el sentir que los clientes les manifestaban en el sillón", apunta el poliédrico personaje, con 79 años y sin jubilarse.

Siguiendo con la faena de sus predecesores, Manuel Melado alerta a quien quiera leer del "gran desencanto" de los ciudadanos con respecto a los políticos. "Yo escucho y opino con mucho tacto, debido al enorme cabreo que algunos manifiestan con la situación actual —sigue el peluquero—; pero es evidente que ante esta vorágine de partidos, los electores no abrigan muchas esperanzas de que surjan políticas que les puedan ilusionar".

Manuel Melado es poeta, letrista, escritor, exspeaker del Betis, pero ante todo peluquero. (F. Ruso)
Manuel Melado es poeta, letrista, escritor, exspeaker del Betis, pero ante todo peluquero. (F. Ruso)

En su peluquería hay fotos suyas con Rita Pavone, Fernando Arrabal o con José María García con pelo. En otra sale con "la plana mayor de la copla": Juanita Reina, Marifé de Triana, el Principe Gitano, Juanito Valderrama y varios más. Sobre la mesa hay ejemplares de Esquire, Mortadelo y Filemón y varios periódicos locales. Un busto suyo saluda al visitante. El pelado cuesta 14 euros, 16 si hay lavado de cabeza. Todos los muebles son de 1968.

Su clientela es "fundamentalmente clásica, y de clase media; aunque algunos sean de un mayor poder adquisitivo", explica Melado mientras que su hijo Antonio atiende a un caballero encanado. Por sus manos ha pasado Alfonso Guerra y Jaime Morey, a quien peló un día antes de su participación en el festival de Eurovisión de 1972. Quedó en la décima posición.

—¿Se atreve con un vaticinio para el 10-N?

Manuel Melado es poeta, letrista, escritor, exspeaker del Betis, pero ante todo peluquero. (Fernando Ruso)
Manuel Melado es poeta, letrista, escritor, exspeaker del Betis, pero ante todo peluquero. (Fernando Ruso)

—El gran problema es que, sea cual sea el resultado que se dé, se tendrán que poner de acuerdo. La gente indignada no aguantaría más otra comedia como la que hemos vivido. Pero lo lamentable es que tanto a la derecha como a la izquierda solo se debaten el liderazgo.

Lamenta Melado la "ambigüedad" de los políticos ante los grandes problemas de los ciudadanos. Según su barómetro, los políticos y las pensiones se sitúan como las principales cuestiones que afectan a los españoles. "La gente se queja de la falta de líderes, de la escasa preparación de una serie de advenedizos, que no aportan nada y lo que se les ocurre nada tiene que ver que las soluciones urgentes que los ciudadanos demandan", zanja.

Manuel Melado atendiendo a uno de sus clientes habituales
Manuel Melado atendiendo a uno de sus clientes habituales

Echando mano del CIS, el 32,1% de los encuestados coloca ya a los políticos y los partidos como principal problema de los españoles, solo por detrás del paro (61,8%). El 34,7% de los ciudadanos considera que la situación política actual es mala; muy mala en un 29,5%; y regular en un 28,7%. Los problemas de naturaleza económica se colocan en tercer lugar, adelantando también a la corrupción, con un 25,7%.

Las barberas de Sevilla: "Ni fútbol ni política"

"Tenemos vetados dos temas: el fútbol y la política", sentencia Sara Maldonado antes de empezar la entrevista en Las barberas de Sevilla, una barbería en la que son ellas las que les cortan el pelo a ellos. "Tuvimos que poner esa norma porque hemos llegado a mantener conversaciones incómodas, sobre todo por la política —confiesa—; así que tratamos de evitar estos temas". Pese al esfuerzo, no siempre lo consiguen.

Sara Maldonado, 25 años. Barbera. (Fernando Ruso)
Sara Maldonado, 25 años. Barbera. (Fernando Ruso)

"Sé lidiar con todo tipo de clientes", apunta Sara, una joven de 25 años a la que le rebosan los tatuajes por todo el cuerpo. "Teniendo en cuenta el estilo, atendemos a una clientela muy ambigua, está tanto el que vota a Vox hasta quien vota a Podemos". Un corte de pelo, lavado y peinado, sale a 18,50 euros. Quienes esperan a ser atendidos disfrutan de cervezas y café. Sara habla mientras hace unas rastras a un joven.

En 'Barberas de Sevilla' no se habla ni de fútbol ni de política. (Fernando Ruso)
En 'Barberas de Sevilla' no se habla ni de fútbol ni de política. (Fernando Ruso)

—¿De qué se quejan los clientes?

—La sociedad está cansada de sentirse engañada por unos y otros, de que jueguen con nosotros, que nos prometan y que no cumplan… y eso en el público se nota. No estamos contentos con la clase política actual.

Por lo que ve y oye en los sillones de la barbería en la que trabaja, el trabajo, la vivienda y la emigración son los temas que preocupan a los españoles. "Tenemos clientes que se han ido a Alemania, a Austria o a otros países de Europa; aquí o tienes un bien trabajo o los jóvenes no tenemos la posibilidad de pagar los alquileres que nos imponen: esto es un éxodo", defiende Sara antes de recordar la máxima con la que acaba la conversación. "No se habla ni de fútbol ni de política".

Un corte de pelo, lavado y peinado, en 'Barberas de Sevilla' sale a 18,50 euros. (Fernando Ruso)
Un corte de pelo, lavado y peinado, en 'Barberas de Sevilla' sale a 18,50 euros. (Fernando Ruso)

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios