MÍTINES EN CANARIAS Y ACTO EN BARCELONA

El Gobierno defiende su gestión en Cataluña e insiste a Torra: no existe autodeterminación

Sánchez subraya que "hará lo que tiene que hacer" si se quiebra la legalidad, y reitera al 'president' que antes tiene que hablar con las formaciones constitucionalistas y los policías heridos que con él

Foto: Pedro Sánchez, con el presidente canario, Ángel Víctor Torres, a su dcha., y con el ministro José Luis Ábalos, este 26 de octubre en San Cristóbal de La Laguna. (Eva Ercolanese | PSOE)
Pedro Sánchez, con el presidente canario, Ángel Víctor Torres, a su dcha., y con el ministro José Luis Ábalos, este 26 de octubre en San Cristóbal de La Laguna. (Eva Ercolanese | PSOE)

Pedro Sánchez siente que el tiempo le está dando la razón. Que su decisión de actuar en Cataluña "sin sobreactuaciones" sería más positiva y eficiente, frente a la "competición de aspavientos" en que se han metido, a su juicio, las derechas. Es su mensaje a PP y a Ciudadanos. Y a Quim Torra, que insiste en que habrá un nuevo referéndum de independencia, la respuesta de Carmen Calvo es la misma de siempre: el derecho de autodeterminación, directamente, "no existe".

El presidente del Gobierno en funciones no cree necesario imprimir un giro en la respuesta del Estado al desafío soberanista. No le ha hecho falta, porque los disturbios de la semana pasada no han retornado, si bien sí tiene "información" de que "grupos violentos" quieren "cronificar" la crisis. Pero no ha sentido la necesidad de recurrir a soluciones extraordinarias. Este sábado, el candidato socialista volvió a explicar la posición del Ejecutivo en un acto en la localidad tinerfeña de San Cristóbal de La Laguna, que recuperó su partido tras los comicios del pasado 26 de mayo.

Sánchez hizo hincapié en que, frente al independentismo, siempre ha reivindicado la "firmeza democrática", la defensa de la Constitución y el Estatuto de autonomía, "sin aspavientos, sin sobreactuaciones", porque la "proporcionalidad" es "sinónimo de fortaleza". Y también ha reclamado falta "unidad", y por eso se reunió con los líderes de PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, pero "salieron por la puerta" de la Moncloa y dieron la espalda al Ejecutivo, denunció. Recordó, en ese sentido, cómo los populares reclamaron la dimisión del titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por irse a cenar una hora con su jefe de Gabinete la tercera noche de altercados.

El presidente reivindica su actitud de "firmeza", pero también de "proporcionalidad". Las derechas están en una "competición de aspavientos", critica


"Esta es una sentencia del Supremo sobre unos hechos acaecidos con el PP en el Gobierno. ¡Un poco de corresponsabilidad!", exclamó Sánchez, quien pidió a la oposición que, si no quiere apoyar al Gobierno, "porque no les sale de dentro", que al menos respalde al Estado, que haga "lo mismo" que hizo el PSOE en 2017 con Mariano Rajoy. "Lo único que hemos escuchado de la oposición es una competición de aspavientos". Uno, Albert Rivera, que "lleva tatuado el 155"en la frente como una solución para todo. Y "el otro pidiendo el estado de excepción, [la aplicación de] el 116 de nuestra Constitución". El presidente pretendía referirse al PP, pero esa medida la ha reclamado Vox. Lo que sí ha exigido Pablo Casado es la activación de la Ley de Seguridad Nacional, que el Ejecutivo no considera pertinente porque la coordinación con los Mossos está siendo exquisita.

Calvo: la autodeterminación "no existe"

"Si es así como queréis apoyarme, mejor dejarlo. Porque nosotros estamos haciendo lo que tenemos que hacer, y os garantizo que haremos lo que tengamos que hacer", remarcó el presidente, en un nuevo aviso al independentismo, a quien siempre advierte de que no permitirá un nuevo quebrantamiento de la legalidad. "Lo estamos haciendo solos, pero también pensando que menos mal que lo estamos haciendo nosotros. Porque si con Rajoy su Gobierno se convirtió en una fábrica de independentistas durante siete años, con estos tres [PP, Cs y Vox] en el Gobierno, tendríamos una factoría de independentistas", proclamó entre los aplausos del millar de asistentes al mitin, según la cifra aportada por la organización. Es la tesis de los socialistas: que su respuesta templada, demasiado tibia para la oposición conservadora, es la que está conteniendo el conflicto y desinflamando la situación, sin que aumente el deseo por la segregación de Cataluña. "Si fueran otros los que estuvieran al frente de España, [Carles] Puigdemont y [Quim] Torra harían la ola", añadió, en una reflexión que también se le ha escuchado a lo largo de esta semana.

"Menos mal que lo estamos haciendo nosotros [...], porque con PP, Cs y Vox en el Gobierno habría una factoría de independentistas", advierte

Sánchez se rió del empeño del 'president' en telefonearle a diario, y él lo rechaza. Antes de hacer llamadas "de tarifa interurbana", que las haga "de tarifa urbana", reiteró. O sea, que llame antes a las formaciones no secesionistas, a las que "no reconoce" y que sin embargo "son la mayoría de Cataluña". "Y ya que quiere hacer llamadas", siguió, que las haga a las familias de los policías heridos por las acciones de los violentos. A continuación, arremetió contra Torra por no condenar de manera rotunda los altercados que se extendieron por la comunidad la semana pasada. A juicio del presidente, no hubo "enfrentamientos" entre las Fuerzas de Seguridad y los violentos, sino "un ataque de los violentos a la sociedad catalana", a la que protegían, precisamente, los agentes policiales.

El Gobierno defiende su gestión en Cataluña e insiste a Torra: no existe autodeterminación

El discurso del líder socialista se completó, desde Barcelona, con las palabras de la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo. El Gobierno no puede hablar con Torra si su intención "es romper la unidad territorial de España y separar a Cataluña". "Si ese es su empeño, no podemos hablar de eso. En ninguna democracia existe la posibilidad de romper las reglas del juego unilateralmente", razonó. La respuesta del Ejecutivo es simple: no hablará con Torra del derecho de autodeterminación porque, sencillamente, "no existe". Este sábado el 'president' congregó a los alcaldes separatistas en el Palau de la Generalitat para prometer que el independentismo "lo volverá a hacer", volverá a ejercer el derecho de autodeterminación.

"Claro que decidir y votar es democrático, pero antes es más democrático votar con las leyes en la mano", el día que toca y "con garantías" y "seguridad", replicó Calvo. El Ejecutivo ha dado "muestras más que suficientes de una leal cooperación" con la Generalitat, pero no hablará "de lo que no se puede hablar" en una democracia, y es de un referéndum separatista. "Con las instituciones catalanas hablaremos de todo lo demás: del Corredor Mediterráneo, de la calidad de los servicios públicos en Cataluña, de los funcionarios, y de la profesionalidad de los Mossos", remachó.

Por la tarde, en el segundo mitin de Sánchez del día, ya en Las Palmas, actualizó su mensaje. Lo hizo para contestar a Torra, pero también a Santiago Abascal, que protagonizó un importante acto en la plaza de Colón de Madrid: "El problema del independentismo es que se cree que Cataluña es suya. Es la misma idea de la ultraderecha, que se cree que España es suya y solo suya. Pero, afortunadamente, Cataluña es mucho más grande que la Cataluña chica que quiere dibujar el independentismo y España es también mucho más grande que la España chica a la que que quiere arrinconar la ultraderecha". El presidente comparaba así el separatismo con Vox. Los dos extremos.

El líder socialista compara el independentismo con la ultraderecha, por su idea "chica" de Cataluña y España. Pide que "todos los moderados" le voten

Ese razonamiento enlazó con su siguiente apelación: el 10-N deben unirse "todos los moderados" en torno al PSOE. Unirse todos aquellos que quieren "avanzar en convivencia, concordia y libertad y dejar a un lado los radicalismos y los extremismos, que lo único que quieren es la confrontación y la división del país".

Casado es "educado", no "moderado"

De vuelta a Tenerife, y ya más en clave electoral, de cara al 10-N, Sánchez cargó contra PP, Cs y Unidas Podemos. A estos últimos, por volver a sacar el "trampantojo" de que el PSOE quiere gobernar con la derecha, cuando nunca lo ha hecho. Lo hace, siguió, para "esconder en su bolsillo" ese argumento el día de las elecciones, para "esconder la cruda realidad" de que ha votado "cuatro veces" contra un Gobierno socialista. El PSOE, subrayó, no tiene "nada que ver" con aquellas formaciones que pactan con Vox. Nada que ver, por tanto, con Ciudadanos, los "liberales ibéricos", porque son los únicos, razonó, que en Europa se entienden con la ultraderecha.

Sánchez opone su receta de "progreso, estabilidad y coherencia" con la de PP-Cs: "Recortes, corrupción y bloqueo, y de postre pactar con la ultraderecha"

Nada que ver, añadió, con el PP. Porque Pablo Casado, aunque "se haya dejado barba" y vaya "de moderado", no ha cambiado. No le llama "felón", pero "no insultar no es ser moderado, es ser educado". Serlo es "no pactar, allí donde tiene ocasión, con la ultraderecha", cuya propuesta es derogar las leyes de violencia de género y de memoria histórica, así como los abortos.

El Gobierno defiende su gestión en Cataluña e insiste a Torra: no existe autodeterminación

En suma, la "receta de la derecha es recortes, corrupción y bloqueo, y de postre pactar con la ultraderecha". La del PSOE es bien distinta, dijo: "Progreso, estabilidad y coherencia en la acción de gobierno".

El presidente enlazó con su idea fuerza de campaña: la pregunta a la que hay que responder en las generales de dentro de 15 días es si se quiere "avanzar o continuar bloqueados". Claro que hay problemas acuciantes que hay que resolver, convino, pero "si no hay Gobierno" no se pueden solventar. Sánchez hizo una llamada a la movilización masiva —"no podemos faltar a la cita con las urnas"— y a "concentrar todo el voto en la única organización que puede garantizar que hay avance". "El resto solo puede garantizar el bloqueo, que es lo que han hecho en los últimos meses".

"La indecisión no desbloquea"

Puede haber "multipartidismo", alegó, pero no hay "múltiples respuestas a la pregunta" de si hay que avanzar o bloquear. El presidente se dirigió entonces a los que no saben qué hacer: "La indecisión no desbloquea la situación". "Una España movilizada es una España desbloqueada", remachó.

Sánchez reitera que la exhumación de Franco es una "victoria de la democracia" y también una "lección" para los que hablan de "Estado represor"

Sánchez dedicó un último apartado de su mitin a la memoria histórica. La exhumación de Francisco Franco. El presidente indicó que es la semana en la que más veces le han dado las gracias en su vida, gracias por un "acto de dignidad" que fue muy "emocionante". "La democracia hizo historia y algunos responsables reaccionaron con histeria", pero confía en que se acabe concibiendo con una "victoria de la democracia" incluso para aquellos que "aún hoy no la consideran como propia".

El Gobierno defiende su gestión en Cataluña e insiste a Torra: no existe autodeterminación

El candidato hilvanó la salida del dictador del Valle de los Caídos con Cataluña: la unanimidad de los tres poderes del Estado es una "gran lección para los que dicen que la democracia española es de baja intensidad", que España es un "Estado represor". No lo es, apostilló, es una "democracia sana y sólida" en la que ejecutivo, legislativo y judicial han "ido de la mano" para acabar con la "contradicción" de que "verdugo y víctimas" descansaran en el mismo espacio. El jueves pasado se comenzaron a "saldar" algunas cuentas con el pasado, pero "queda mucho por hacer". Porque un país se construye con "perdón", sí, pero no puede ser "fruto del olvido", como a su juicio quieren las derechas.

Sánchez compartió escenario en la localidad canaria con el nuevo presidente del archipiélago y secretario general del PSOE en las islas, Ángel Víctor Torres; con el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez; la candidata socialista al Senado por Tenerife, Olivia Delgado, y el cabeza de cartel por el Congreso por la provincia y secretario de Internacional de la ejecutiva federal, Héctor Gómez. Torres también se desplazó con el presidente del Gobierno en funciones a Las Palmas para el mitin de la tarde.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios