EN BUSCA DE GRUPO PARLAMENTARIO

Más País se presentará en las 18 provincias que concentran casi el 70% del censo

El objetivo pasa por alcanzar el 5% del voto para asegurarse grupo propio, al margen de las opciones para obtener representación, de ahí la apuesta por cubrir le mayor parte del censo posible

Foto: El líder de Más País, Íñigo Errejón (2d), durante el lanzamiento de su candidatura, junto a la portavoz municipal, Rita Maestre, y su sustituto en la Asamblea de Madrid, Pablo Gómez. (EFE)
El líder de Más País, Íñigo Errejón (2d), durante el lanzamiento de su candidatura, junto a la portavoz municipal, Rita Maestre, y su sustituto en la Asamblea de Madrid, Pablo Gómez. (EFE)

La estrategia de Más País para estar presente en las circunscripciones más pobladas en las elecciones del 10-N, tratando de maximizar beneficios y reducir los costes de su apuesta, ha llevado a su comité electoral a elegir las circunscripciones donde se reparten a partir de siete escaños —a excepción de Castellón, con cinco—. La papeleta de la plataforma liderada por Íñigo Errejón estará así disponible para casi un 70% del censo electoral, que se concentra en 18 circunscripciones: Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Sevilla, Málaga, Murcia, Cádiz, Baleares, A Coruña, Las Palmas, Vizcaya, Asturias, Granada, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Zaragoza y Castellón.

Ninguna encuesta otorga a Más País representación en todas estas circunscripciones, ni siquiera la interna difundida por el propio partido. Según los datos de este último sondeo, se quedarían fuera del reparto de diputados en Pontevedra, Granada, Castellón, Zaragoza y Santa Cruz de Tenerife. Sin embargo, el objetivo pasa por alcanzar un 5% del voto estatal, con lo cual Más País y su aliado territorial Compromís se asegurarían la conformación de un grupo parlamentario propio en el Congreso. De ahí la apuesta por cubrir la mayor parte posible del censo electoral, independientemente de las opciones para obtener representación.

El protocolo firmado entre Más País y Compromís para su alianza es elocuente respecto al objetivo de conseguir grupo parlamentario propio, al centrarse en definir el reparto de recursos económicos y portavocías correspondientes a un hipotético 'grupo confederal'. La coalición valencianista se asegura una coportavocía, que ocuparía Joan Baldoví, mientras que Íñigo Errejón sería el portavoz, además de la presencia de Compromís en el nombre de dicho "grupo parlamentario confederal". Por otra parte, las subvenciones electorales otorgadas para el funcionamiento y "seguridad de los partidos políticos" se repartirían en un 75% para Compromís y el 25% restante para Más País.

Más País siempre justificó desde el lanzamiento de su candidatura que se presentaría solo en las circunscripciones donde no restase al bloque progresista, limitándose a hacerlo solo allí donde, según sus cálculos, lograría "ensanchar". El propio Íñigo Errejón insistió durante el lanzamiento oficial de su candidatura que la intención pasaba por sumar y no restar. "Conocemos bien cómo funciona el sistema electoral. No vamos a jugar con los escaños", concluyó, para avanzar que se constituiría un órgano electoral que decidiese con base en los datos demoscópicos las circunscripciones en que presentarse.

El discurso de movilizar la abstención y sumar al bloque progresista choca con la presencia de Más País en provincias donde sus propias encuestas internas no les otorgan representación. En varias de ellas existe el temor entre el resto de actores progresistas a que la fragmentación del voto beneficie al bloque conservador. El principal perjudicado sería Podemos, que podría quedarse sin representación en provincias como Zaragoza —Pablo Echenique— o Santa Cruz de Tenerife —donde concurre su secretario de Organización, Alberto Rodríguez—, sin que ello permita a Más País hacerse con ese escaño.

Clara Serra: "Si Más País debe enfrentarse a Colau para conseguir los escaños que necesita, quizás eso es indicativo de que no era aún el momento"

A última hora de la tarde de ayer, la diputada regional de Más Madrid que fue la número dos en las elecciones autonómicas, Clara Serra, presentaba la renuncia a su escaño criticando "la manera concreta en la que Más País va a concurrir a las elecciones generales". Especialmente, señalaba el caso concreto de Barcelona, pues ejemplificaría "una manera de hacer las cosas que no representa el espíritu plurinacional que tanto hemos dicho defender. Para mí, cualquier proyecto que pretenda reforzar y fortalecer el espacio del cambio debe sumarse a las fuerzas territoriales ya existentes, especialmente a aquellas que han funcionado y han conseguido conservar plazas claves institucionales a pesar de todos los terremotos políticos a los que nos hemos tenido que sobreponer. Pienso que si Más País debe enfrentarse a Ada Colau para conseguir los escaños que necesita, quizás eso es indicativo de que no era aún el momento de que Más País concurriera a estas generales en estas condiciones y como partido estatal". Asimismo, afirmaba que "si la política es algo más que la aritmética electoral, considero que debe importarnos cómo queda el espacio del cambio en su conjunto después del 10-N".

El exportavoz de los 'comuns' en el Congreso Xavier Domènech fue de los primeros en criticar públicamente la candidatura del líder de Más País, con quien siempre tuvo cercanía, al entender que una nueva papeleta restará en lugar de sumar: "No sé qué aporta en estos momentos un salto a la política estatal", cuestionaba durante un entrevista televisiva, para concluir que "fragmentar más el espacio político progresista y del cambio, si hubiera algún momento, no sé si es este".

En esta misma línea, el que fuera secretario de la Mesa del Congreso por En Comú Podem y candidato el 10-N, Marcelo Expósito, ponía en entredicho la justificación de Más País para presentarse como fuerza de desbloqueo. "Debilitan el pulso por la izquierda al régimen, compiten en el espacio social-liberal con PSOE-Cs y lo reforzarían desplazando el Congreso al 'centro", añadía a través de las redes sociales. Finalmente, concluía que la presencia de Más País rebajará la fuerza negociadora de Unidas Podemos, además de "hacer perder el escaño a compañeros valiosos y reforzar el deseo social-liberal de Sánchez".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios