Acto de campaña en Galicía

Casado también se abre a pactar con el PSOE y asegura que el 10-N "va de desbloqueo"

El candidato 'popular' a la Moncloa se ha posicionado como el líder del "desbloqueo" y ha pedido a los partidos de centro-derecha que no se divida el voto en provincias

Foto: El presidente del Partido Popular, Pablo Casado y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

Este fin de semana de precampaña gira entorno a los pactos y sobre todo, como ha asegurado Pablo Casado en Oleiros (A Coruña), los próximos comicios "van de desbloqueo". En este escenario el líder 'popular' quiere afrontar la situación como la "fuerza más votada" para establecer pactos con "todos los partidos constitucionalistas, incluso con el PSOE". Este golpe de timón centrista también lo ha dado Ciudadanos al levantar finalmente el veto expreso a los socialistas y abrirse a pactar con Pedro Sánchez.

Durante el encuentro con los 'populares' de toda Galicia y arropado por el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, Casado se ha posicionado como el líder del "desbloqueo" que "paraliza el país" y ha anunciado que contará con el PSOE si es necesario.

El candidato 'popular' a la Moncloa ha expresado que entiende "el cabreo" que suponen estas elecciones para la ciudadanía, pero ha animado a todos "los votantes de centro derecha" que apuestan por un partido "reformista y liberal" como el PP, a acudir a las urnas el próximo 10 de noviembre.

El Partido Popular va a volver a demostrar "gobernabilidad" y lo hará consolidándose como "la fuerza más votada el 10 de noviembre", según Casado. El presidente del PP aboga por pactar pero "encabezando esa disposición" de acuerdos para "salvar a España" de un "gobierno presidido por los socialistas" que, a su juicio, llevarán a una "tercera crisis" que el mismo Pedro Sánchez ha reconocido con la "desaceleración y el enfriamiento económico". En este sentido, el líder 'popular' ha apuntado que "siempre que el PSOE deja una crisis, tiene que ir el PP a salvar" el país.

Casado también se abre a pactar con el PSOE y asegura que el 10-N "va de desbloqueo"

Casado apela a Cs y Vox

Pablo Casado también ha apelado a otros partidos de centro-derecha para que no se divida el voto en provincias en las que se reparten pocos escaños y ha prometido que, si consigue un escaño más que el PSOE en las elecciones del 10-N, desbloqueará el Gobierno.

"Entiendo que haya partidos de centro y derecha que prefieran sacar escaños antes que el PP, pero no que antes de que los saque el PP prefieran que los saque el partido socialista y prefieran que gane las elecciones, solo para acercarse más al PP", ha indicado. Eso sería "irresponsable" y "contrario" a lo que algunos pregonan, sostuvo el líder conservador.

En definitiva, Casado apela a "más hacer y menos hablar" y a más demostrar y "menos quiebros de última hora, bandazos e intentos tácticos de mejorar simplemente una posición personal o de partido". "Si dividimos el voto, el Partido Socialista será la primera fuerza", ha insistido antes de afirmar que los gallegos están "cansados, decepcionados y molestos" con el Gobierno central, pues "la certeza en España es la incerteza permanente" y a Galicia le afectan "las discriminaciones".

En su intervención, Casado también se ha referido a su propuesta de 'España Suma', la gran coalición de fuerzas de derechas que el PP propuso para estos comicios y que fue rechazada por Ciudadanos. Así, el 'popular' considera que su partido "ya lo ha dado todo" y "no tiene que hacer nada más", porque estuvo dispuesto a cambiar las siglas que "llevan 40 años en España" por aglutinar el voto "en una sola plataforma".

Golpe de timón de Ciudadanos

El escenario electoral no es el del 28 de abril, por lo que algunos partidos se han visto obligados a modificar sus estrategias electorales. Ciudadanos logró el mejor resultado de su historia en las pasadas elecciones (57 escaños, solo 9 menos que el PP). Con estos números, socialistas y naranjas sumaban mayoría absoluta y tuvieron la oportunidad de formar gobierno. Pero el veto expreso de Rivera a Sánchez evitó que se diera cualquier acercamiento.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. EFE
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. EFE

Desde el sábado, ese veto al líder socialista por parte del partido naranja ya es historia. Rivera pidió en Madrid "volver a la política noble y útil para los españoles" y salir del bloqueo político de una vez por todas. Por ello anunció que está dispuesto a pactar con el PSOE. "Si el 10 de noviembre sumamos con Pablo Casado, le llamaré y en un mes prometo poner en marcha un Gobierno. Pero me comprometo a algo todavía mayor: a convencer al Partido Socialista para que rectifique y vuelva al lugar del que no debió salir, y apoye o lidere esas grandes reformas de Estado si los españoles así lo deciden", tal y como informaba el sábado Paloma Esteban en este periódico.

Casado también se abre a pactar con el PSOE y asegura que el 10-N "va de desbloqueo"

La formación naranja explicó que su apoyo a Sánchez no es gratuito. A cambio, tendría que salir adelante en la próxima legislatura una agenda política de 10 grandes reformas de Estado.

"El pánico hace milagros"

Los socialistas, antes de que se convocaran estas nuevas elecciones, tuvieron la oportunidad de formar gobierno con Unidas Podemos. Pero después de unas tensas negociaciones y los cruces de acusaciones entre ambos líderes, las relaciones de ambos partidos terminaron por enfriarse y no llegaron a ningún acuerdo.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su intervención este domingo. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su intervención este domingo. (EFE)

Según la encuesta publicada hoy por este diario el PSOE volvería a ganar las elecciones (obtendría un 28,3% de los votos) y la derecha, aunque se uniera, no llegaría a sumar mayoría. Ante este nuevo escenario los socialistas están siguiendo una estrategia basada en dar una imagen de estabilidad y progresismo. Precisamente este domingo, en un mitin en Barakaldo (Vizcaya), Pedro Sánchez se ha autoproclamado como la única opción capaz de hacer frente al bloqueo y de aportar un Ejecutivo progresista.

Durante el mitin el presidente en funciones también ha respondido a Rivera y ha ironizado al señalar que "el pánico hace milagros". También ha criticado a Pablo Iglesias por sacar otra vez "el trampantojo de la gran coalición", reprochándole al líder morado que tras los comicios la formación morada volverá a "impedir que haya un Gobierno socialista". Sánchez sostiene que no logró formar gobierno porque no podía aceptar la "imposición" de Unidas Podemos, y por ello antepuso los intereses generales del país a los del partido y a los suyos propios.

Unos y otros líderes políticos han iniciado la precampaña echándose la culpa de que España no cuente con un Gobierno estable. El resultado hasta ahora ha sido el bloqueo y el anuncio de nuevas elecciones para el 10 de noviembre. Ahora está por ver si dentro de un mes se producirá realmente el "desbloqueo".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios