ASEGURA QUE MÁS PAÍS APUNTALA EL BIPARTIDISMO

Iglesias, frente a Más País: no facilitará un Gobierno PSOE-Cs como pidió Errejón

Sitúa a Sánchez y Errejón en un mismo objetivo: apuntalar el bipartidismo y permitir que los poderosos "duerman tranquilos" impidiendo que Podemos esté en el Gobierno

Foto: Reunión del consejo ciudadano
Reunión del consejo ciudadano

El bloque de la izquierda está roto y sus principales actores distribuyen entre ellos sus ataques, cada vez con más virulencia. PSOE, Unidas Podemos y Más País compiten por un mismo electorado, y los primeros días de precampaña -permanente- están dando cuenta de su enfrentamiento y de cómo el guante blanco que utilizaron Sánchez e Iglesias entre ellos en la anterior campaña desaparece en favor de una declaración de guerra. El líder de Unidas Podemos ha sido especialmente beligerante este sábado durante su intervención en la reunión de la dirección morada tanto con Sánchez como con su excompañero de filas, Íñigo Errejón. A ambos los situó en un mismo objetivo: apuntalar el bipartidismo y permitir que los poderosos "duerman tranquilos" impidiendo que Podemos esté en el Gobierno.

Pese a saludar la iniciativa de su excompañero de filas de concurrir a las elecciones del 10-N -"los partidos no son nuestros adversarios, menos los progresistas"-, advirtió que al contrario que Errejón, nunca facilitaría la construcción de un gobierno entre Sánchez y Rivera, como habría reclamado el exnúmero dos de Podemos en 2016. Y señaló que tampoco permitiría la investidura de Sánchez "gratis y sin garantías", después de que este miércoles Errejón anunciase en el lanzamiento de su candidatura que pondría sus diputados "al servicio de un Gobierno progresista" y que para ello no se podía exigir un programa de máximos.

“Nuestro papel no es dar estabilidad al bipartidismo”, sino luchar por la justicia social y los derechos de la gente, trasladó Iglesias a los suyos durante la reunión del denominado Consejo Ciudadano Estatal, el máximo órgano de dirección entre asambleas, para acabar de perfilar la hoja de ruta electoral de cara al 10-N. Más referencias a su excompañero de filas, a quien empujó hacia el centro y la moderación del ‘no se puede’. “Nosotros no vinimos a la política para ser una fuerza subalterna, para decidir si gobierna el PSOE o el PP ni para ser útiles al bipartidismo, sino para producir cambios”, defendió sin concretar su destinatario pero con unas palabras dirigidas a la línea de flotación del proyecto de Íñigo Errejón.

Iglesias ha querido dejar claro ante los suyos, en un momento marcado por las fugas de última hora a la escisión de Errejón, que se mantendrán en una posición de firmeza tras el 10-N si sus votos vuelven a ser claves para la formación de Gobierno: "No votaremos para que duerman mejor los poderosos". En esta línea, realizó más ataques a Más País situándolo como un espejo del PSOE, siglas que evitó nombrar durante toda su intervención, remarcando las diferencias entre ambos proyectos políticos: "Frente a quienes no vienen a transformar la realidad, sino a adaptarse a ella, en Podemos defenderemos los derechos de la gente y diremos la verdad, le duela a quien le duela".

En unos momentos de incertidumbre en las bases por el "efecto Errejón" en las circunscripciones medianas donde su irrupción puede dejar sin representación al denominado espacio del cambio, Iglesias ha vuelto a preparar a los suyos. Tras varios días insistiendo en que "hay que naturalizar las escisiones", el líder de Unidas Podemos advirtió a su militancia que "van a intentar desmoralizarnos, que bajemos los brazos, que no se puede". Ante ello, aseguró que en estas elecciones Podemos "es la pieza de caza mayor" y pidió un empujón para no rendirse porque "cuando la gente se mueve las cosas cambian".

La bandera blanca entre PSOE y Unidas Podemos ha quedado enterrada. Si este viernes Sánchez decía en una entrevista en la CNN que Podemos era "extrema izquierda", Iglesias le devolvía hoy el golpe acusándolo de "ganar las elecciones pidiendo el voto de la izquierda para que no gobierne la derecha" y haber acabado "pidiendo el voto de la derecha para que no gobierne la izquierda". Asimismo afeó que Sánchez llamase "extrema izquierda" a quienes fueron sus potenciales socios y puso en duda que con ello lance un mensaje contra los seis barones socialistas que gobiernan con Podemos.

Los puentes entre socialistas y morados están prácticamente rotos, y por las posiciones de unos y otros todo parece indicar que solo se reconstruirían si a Sánchez no le quedase ninguna alternativa aritmética tras el 10-N que no fuese contar con los votos de Podemos, sin descartarse tampoco la opción de una gran coalición. En esta línea, el líder de Podemos dedicó una buena parte de su intervención a relatar cómo desde 2016 Sánchez habría priorizado siempre una hoja de ruta para sacar a Podemos de la ecuación de gobierno. Su única autocrítica, también en forma de reproche al líder de los socialistas: "Creer la palabra de Pedro Sánchez. Asumo mi responsabilidad por el error de creer su palabra. Sánchez mintió".

Pablo Iglesias, a su llegada a la reunión, junto a Isa Serra. (EFE)
Pablo Iglesias, a su llegada a la reunión, junto a Isa Serra. (EFE)

A escasas horas de la reunión de la dirección se produjo la dimisión del secretario general de Murcia, Óscar Urralburu, para pasarse a las filas de Más País, liderando su candidatura en la Región. Un movimiento que generó especulaciones sobre si se abría la veda, incrementando el temor de contagio a otros territorios. Su marcha se daba por descontada hace unos meses, precisamente porque ya fue la voz más crítica con el liderazgo de Iglesias en la última cita del CEE y vinculó su fidelidad a las siglas a que recuperase el espacio político de 2015, en alusión al papel que jugaba entonces Errejón. Sin embargo, el hecho de que a estas alturas no hubiese dado pistas sobre sus intenciones había hecho bajar la guardia en el cuartel general de Podemos. Y es que su renuncia para saltar de Podemos a Más País se produjo solo cuatro días antes de que rematase el plazo para registrar las coaliciones electorales.

A la ausencia de Errejón se sumaron las del secretario general por Aragón, Nacho Escartín, que se justificó por problemas familiares y tenía previsto intervenir mediante videoconferencia, y la de Teresa Rodríguez, la líder de Podemos Andalucía, que fue sustituida por su número dos, Pablo Ganfornina, quien ha acabado cediendo en su intención de presentar una lista única tanto por el rechazo de Iglesias como de Errejón. Con este último intentaron ponerse en contacto pero ni siquiera habría accedido a hablar. Con todo, desde Andalucía se comprometerán a hacer campaña con Unidas Podemos y han advertido sobre el riesgo de fragmentar el voto del espacio a la izquierda del PSOE en dos candidaturas. Asimismo, la organización andaluza ha anunciado que retrasarán la conferencia política prevista para este fin de semana a después de las elecciones para comenzar a trabajar en la campaña electoral "desde ya".

La dirección andaluza ha renunciado a presentar una lista única de Adelante Andalucía, tras constatar el rechazo de Iglesias y de Errejón


Durante los últimos días, han saltado a la luz las diferencias respecto a la hoja de ruta electoral entre Madrid y las direcciones autonómicas de Aragón y Andalucía, pero sin que ninguna de estas últimas haya barajado la posibilidad de escindirse con Íñigo Errejón. El secretario general aragonés incluso negoció con la Chunta Aragonesista una alianza electoral para cerrar el paso a Errejón, aunque finalmente la formación liderada por José Soro ha anunciado este viernes que concurrirá en coalición con Más País. Lo hará a cambio de que sea la CHA quien encabece la lista por Zaragoza.

En Andalucía, Teresa Rodríguez también elevó las presiones para concurrir a las elecciones con la marca Adelante Andalucía, incluso abriendo la puerta a integrar al nuevo partido de Errejón en una alianza amplia que también incluyese a IU y los andalucistas. La negativa tanto de Podemos como de IU descartaron estos planes, mientras que Más País, un proyecto frente al que los anticapitalistas andaluces remarcan sus distancias, ya había avanzado su intención de presentar listas, al menos, en las circunscripciones de Málaga y Sevilla.

Elecciones Generales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios