ANTES DE SU VIAJE A NUEVA YORK

Sánchez calienta a sus bases para activarlas: "No nos distraigamos mirando a los lados"

El presidente envía una carta a sus bases para que se remangue para una campaña muy difícil. El reto es convencer a los ciudadanos de que "solo hay un voto capaz" de formar Gobierno progresista

Foto: Pedro Sánchez, durante un mitin en Valencia en la campaña de las municipales y europeas, el 16 de mayo pasado. (EFE)
Pedro Sánchez, durante un mitin en Valencia en la campaña de las municipales y europeas, el 16 de mayo pasado. (EFE)

El ambiente para la izquierda de cara al 10-N no puede ser tal vez más complicado. El electorado, según indican las encuestas, está desmovilizado y cansado, frustrado por la incapacidad de PSOE y de Unidas Podemos de entenderse. La posibilidad de una alta abstención complica los cálculos y amenaza el escenario. Pero Pedro Sánchez sabe que antes incluso de agitar a sus votantes debe despertar a sus bases. Una militancia a la que los cuartos medios y barones del partido veían fría en estas semanas. A ella e se dirige el presidente en una carta hecha pública este domingo [aquí en PDF], antes de su viaje a Nueva York, en la que le insiste que ha de salir a la calle a convencer de que “solo hay un voto capaz” de formar un Gobierno progresista. Y para eso no hay que operar "cambios ideológicos" ni "fingir nada". Tampoco conviene "distraerse" mirando "a los lados", a izquierda y derecha.

En su escrito, Sánchez insiste en el que será uno de sus mensajes principales de campaña: España necesita un Ejecutivo "estable" y "sólido", el que no estaba asegurado con una coalición con Unidas Podemos, el que tiene que dar respuesta a las "amenazas inminentes" que acechan, desde un Brexit duro, la "desaceleración económica internacional", la gestión de la sentencia del 'procés'... "Para conseguirlo —señala—, debemos movilizar a todos los progresistas de España, empezando por aquellos que ya nos votaron hace cinco meses. Pero siguiendo por aquellos que se inclinaron por otras opciones y que han comprobado que su voto ha resultado estéril y solo ha servido para prolongar el bloqueo y la inestabilidad de nuestro país". El secretario general está, pues, subrayando que hay que afianzar el votante progresista, sacándole de una presumible abstención, y también pescar en otros caladeros. Y es que la dirección socialista cree que puede arañar papeletas entre los electores desencantados de Ciudadanos, que vieron cómo Albert Rivera se escoraba a la derecha y no ayudaba tampoco a la gobernabilidad. Sánchez persigue, pues, el voto de izquierdas y el de los españoles templados.

Lo decía también la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, este domingo en 'La Razón': "Tenemos que tener la capacidad de plantear una oferta real para el voto moderado, que quizá no tenga tan clara la definición ideológica: que en su día se hubiera conducido hacia Ciudadanos y que hoy está desencantado porque es indistinguible del PP y Vox [...]. Todos los públicos son elegibles, pero tenemos más sintonía con el voto de izquierda y de centro, que lo que quiere es soluciones, no reparto de sillones ni de cargos".

El jefe del Ejecutivo recuerda a los suyos que han de conseguir que el 10-N los españoles envíen "un mensaje aún más alto y más claro" —idea ya expresada en la comparecencia posterior al comunicado del Rey, el pasado martes—, de tal modo que no sea posible "ignorar su voluntad de alcanzar un Gobierno progresista, estable y coherente".

Sánchez llama a movilizar a "todos los progresistas" y aquellos que han visto cómo su voto ha resultado "estéril" y solo ha "prolongado el bloqueo"


La base del compromiso del PSOE, añade, se halla en el programa "profundamente social" que se ofrecerá a los ciudadanos y que incorpora las 370 medidas que se recogieron en el documento planteado a Unidas Podemos y que ambas organizaciones no llegaron siquiera a discutir. Sánchez, como ya dijera el pasado jueves en La Sexta, promete incluir "mecanismos de verificación" para que la sociedad civil fiscalice el cumplimiento del programa.

Llevar el mensaje "a todas partes"

Los aliados de los socialistas, indica, son "todos los españoles dispuestos a construir un país mejor". "A ellos nos debemos y a ellos nos dirigimos. No nos conviene distraernos mirando hacia los lados", a izquierda y derecha. "Nosotros nacimos hace 140 años para mejorar la vida de las mayorías y para construir un país más decente y más próspero. Somos el gran partido de una izquierda que se comporta con moderación porque se dirige a grandes mayorías. Somos el partido de quienes aspiran a construir y no a destruir; somos la opción de quienes quieren avanzar y no seguir atrapados en un camino sin salida. Somos la fuerza de la mayoría progresista que existe en nuestro país y que ha hecho avanzar a España en democracia", escribe.

"Somos una izquierda moderada que defiende la Constitución, una izquierda reformista que combate la injusticia sin embarcarse en aventuras", recuerda

Sánchez pide a sus militantes que actúen de heraldos de su mensaje, que lo lleven, "con orgullo y convicción", "a todas partes", como pedía el fundador del partido, Pablo Iglesias Posse. Les demanda que trasladen sus "ideas y razones" a familiares, amigos y compañeros, dejando de lado los "reproches" —aunque él y su cúpula no ha dejado de hacerlo en las últimas semanas, para armar el relato de la culpa— y procurando que el diálogo se centre en una pregunta: "¿Hay algún partido además del PSOE dispuesto a sacar a España del bloqueo? Que vean que solo hay un voto capaz de dar lugar a un Gobierno de progreso".

Sánchez calienta a sus bases para activarlas: "No nos distraigamos mirando a los lados"

El presidente incide en que para conseguir ese propósito los socialistas no tienen que hacer "ningún cambio ideológico ni fingir nada". "Debemos comportarnos como lo que somos: una izquierda moderada que defiende la Constitución y el Estado de las autonomías. Una izquierda reformista que combate la injusticia sin embarcarse en aventuras". Progresismo y moderación: el PSOE no hace más que dar vueltas a esa idea para dirigirse a sus dos electorados preferentes: izquierda y centro.

Sánchez calienta a sus bases para activarlas: "No nos distraigamos mirando a los lados"

El arranque de la carta es una plasmación más del relato. Del camino de estos cinco meses vacíos, siempre según la óptica de Sánchez. Para empezar, un triunfo "incuestionable" en las elecciones generales del 28 de abril en que los militantes tuvieron "mucho que ver". Pero "desde el primer momento las derechas optaron por el bloqueo y se desentendieron por completo de la gobernabilidad de España". Y por su parte en Unidas Podemos "prevaleció una postura que condicionaba su apoyo a la aceptación de una fórmula de Gobierno de coalición que suponía dos gobiernos en uno, en el que además se atribuían el papel de controlador del Partido Socialista". Sánchez no cita a Iglesias, a quien los socialistas culpan singularmente de su "inflexibilidad".

"Somos constantes"

Sánchez mantiene que su pretensión era configurar un Ejecutivo "estable, coherente", y no uno "dividido desde el inicio", que actuara con el horizonte de una legislatura completa, y no solo para superar una investidura, que no estuviera "condenado al fracaso desde su nacimiento", y por eso rechazó las condiciones de los morados. Haber aceptado sus "imposiciones", aseguró en La Sexta, le habría quitado el sueño. El resultado es que Unidas Podemos impidió "por cuarta vez" la formación de un Gobierno socialista, "en un caso único en Europa". Otra idea que el PSOE repetirá hasta la saciedad en esta campaña.

Ahora tenemos delante un nuevo reto. Tenemos que dejar atrás una política inútil que solo sabe de bloqueo y de destrucción

"Las derechas y la ultraderecha celebran como una victoria esta situación", prosigue el presidente, pero los españoles progresistas sienten la repetición electoral con "frustración", con "decepción": a los socialistas les produce "contrariedad" además que se prolongue la interinidad en España. Pero a continuación Sánchez llama a los suyos a reponerse, a recordar que el PSOE "sabe lo que piensan los españoles" porque es el partido "que más se parece a España", y sus militantes se crecen "en situaciones adversas". "Somos constantes, porque nuestra perseverancia nace de la unidad y de la fuerza de nuestras convicciones", anima.

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su entrevista con el periodista Antonio García Ferreras en 'Al rojo vivo' (La Sexta), el pasado 19 de septiembre en la Moncloa. (Borja Puig de la Bellacasa | Moncloa)
El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su entrevista con el periodista Antonio García Ferreras en 'Al rojo vivo' (La Sexta), el pasado 19 de septiembre en la Moncloa. (Borja Puig de la Bellacasa | Moncloa)

En ese punto, el jefe del Ejecutivo se adentra en la parte más emocional, para despertar a su militancia. Les reconoce que en los últimos años el PSOE ha pasado por "momentos difíciles", pero supo "levantarse" y "vencer" el "escepticismo". El partido regresó al Gobierno en 2018 y demostró, continúa, que "era posible cambiar el rumbo" del país, llevando "limpieza" donde "había corrupción", justicia social donde "antes imperaba la desigualdad", apostando por la convivencia en Cataluña y aparcando la "crispación".

"Ahora tenemos delante un nuevo reto. Tenemos que dejar atrás una política inútil que solo sabe de bloqueo y de destrucción. Tenemos el desafío de avanzar junto con la mayoría de la sociedad española. Tenemos la obligación de responder a las grandes demandas de nuestra sociedad: trabajos dignos y pensiones justas, la lucha contra la desigualdad y la pobreza, el liderazgo en la revolución tecnológica, la respuesta a la emergencia climática, la plena igualdad de la mujer, situar a una España unida y diversa en el corazón y la cabecera de Europa". Y para ello hace falta ese Ejecutivo "estable".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios