CONSEJO CIUDADANO ESTATAL POSTELECTORAL

Iglesias advierte a Sánchez de que "no podrá caminar solo" y pide un cogobierno "estable"

Mañana trasladará a Sánchez durante su reunión en Moncloa un "compromiso de entendimiento y colaboración para un gobierno de coalición que inaugure una nueva etapa"

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), junto al secretario de organización del partido, Pablo Echenique (c), y la Secretaria de Participación Ciudadana Estatal, Noelia Vera, en la reunión de la dirección. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), junto al secretario de organización del partido, Pablo Echenique (c), y la Secretaria de Participación Ciudadana Estatal, Noelia Vera, en la reunión de la dirección. (EFE)

Pablo Iglesias ha vuelto a insistir en la necesidad de formar un cogobierno entre el PSOE y Unidas Podemos, cada uno con el peso proporcional a su fuerza parlamentaria, en aras de garantizar tanto "estabilidad" como "un programa de izquierdas". Así lo ha expresado ante la dirección del partido durante su intervención inicial en el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, el máximo órgano de decisión entre asambleas, adelantando que en su reunión con Pedro Sánchez de mañana en Moncloa le trasladará un "compromiso de entendimiento y colaboración para formar un gobierno de coalición que inaugure una nueva etapa de gobierno progresista, que es lo que España necesita".

Para el líder de Podemos este objetivo es un mandato salido de las urnas, y pese a pasar de un grupo parlamentario de 68 escaños a uno de 42 tras las últimas elecciones, entiende que cuentan con la fuerza suficiente que les permita construir junto a los socialistas un ejecutivo multicolor. Consciente de las resistencias tanto en el seno del propio PSOE como, según ha subrayado, de la banca y la CEOE, además de que hasta después de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo no se producirán cambios de posiciones, ha advertido a los socialistas que "no podrán caminar solos como en otras épocas del pasado", como han expresado ya desde la formación liderada por Pedro Sánchez.

Con todo, ha dejado la pelota en el tejado de Ferraz y reconocido que la iniciativa le toca al PSOE, no sin antes tratar de convencer a los sectores socialistas más reticentes a esta fórmula asegurando que el Gobierno estaría "claramente liderado" por Sánchez al reclamar un peso proporcional a sus escaños, y que las coaliciones son habituales ya en otros países europeos y comunidades autónomas.

Iglesias ha reiterado la necesidad de que "debemos ser conscientes de que todos debemos ceder, escuchar y empatizar para abrir una nueva etapa"

En esta línea, Iglesias ha reiterado la necesidad de que "debemos ser conscientes de que todos debemos ceder, escuchar y empatizar para abrir una nueva etapa de entendimiento, sin líneas rojas, sin arrogancia, con claridad y la verdad por delante". Entre los factores por los que el secretario general de Podemos cree que el PSOE no podrá gobernar solo, ha destacado que la derecha tendría más escaños que los 123 del grupo socialista, aunque en ningún momento amenazó con la hipótesis de bloquear una investidura de Pedro Sánchez. Sí animó a los suyos a que "debemos intentar convencer (al PSOE) de que España necesita políticas progresistas de verdad y estable porque, en su opinión, "no nos podemos permitir una legislatura como la de los últimos meses".

Es por ello que ha extendido la necesidad de buscar fórmulas de entendimiento al nacionalismo vasco y al independentismo catalán, que en última instancia tumbaron los Presupuestos que precipitaron el adelanto electoral, así como a los partidos valencianos (Compromís), cántabros (PRC) y canarios (CC) y hasta a los de tradición democristiana, según los definió, para desarrollar "una agenda que afronte los grandes retos de nuestro país". Entre estos últimos enumeró la realidad plurinacional, la financiación autonómica o la fractura entre el mundo urbano y el mundo rural.

La alternativa a un cogobierno pasaría por un PSOE que "pacte con la derecha cuestiones económicas y acuerde con la izquierda cuestiones simbólicas"

La alternativa a un gobierno de coalición, pasaría según Iglesias por un PSOE que, como desearían algunos sectores en Ferraz según su análisis, pactaría con la derecha cuestiones económicas y acordaría con la izquierda cuestiones simbólicas. Una manera de rehuir de los conflictos con los poderes económicos, que dejaría de lado medidas urgentes para Podemos, como la intervención del mercado de la vivienda para bajar los precios de los alquileres en las zonas tensionadas, limitar el "oligopolio eléctrico" para bajar la factura de la luz, reducir la contratación temporal o buscar vías de diálogo para buscar soluciones al conflicto catalán.

Sin rehuir de la autocrítica, como ya hizo durante la noche electoral tras conocerse los resultados, Iglesias ha lamentado en el Consejo Ciudadano Estatal, al que han acudido además de los miembros de la dirección los diputados electos que no forman parte de este órgano, incluyendo la presencia del cabeza de lista de En Comú Podem Jaume Asens, las disputas internas permanentes. "Las hemos gestionado de manera deficiente, por no decir vergonzosa" y vinculó el descenso de apoyos "a la imagen que hemos dado de pérdida de frescura" y de "parecernos a un partido más", con peleas de sillones y no de ideas, según añadió.

"Hemos hecho nuestra mejor campaña electoral" y mostrado "solvencia en los debates", lo ha habría evitado "la debacle" que vaticinaban los sondeos

La pérdida de casi un millón y medio de votos con respecto a las anteriores elecciones generales, se achacó también "al trabajo de las cloacas", en referencia al espionaje de la llamada policía política con el fin de desprestigiar a esta formación, y a lo que denominó la excepcionalidad catalana, "con dirigentes en prisión y en el exilio", además de la irrupción de Vox, que habrían llevado a muchos de sus antiguos votantes en estas comunidades a optar "por un voto identitario" como respuesta. En conclusión, ha apuntado que han "hecho nuestra mejor campaña electoral" y mostrado "solvencia en los debates", lo que habría permitido a la formación evitar "la debacle" que vaticinaban los sondeos electorales.

Frente a las voces dentro de su formación, encabezadas por Podemos Andalucía, que rechazan abiertamente un gobierno en coalición con los socialistas, Iglesias ha defendido que desde el Gobierno, aunque sea con una presencia minoritaria, existen muchas más posibilidades de contribuir al cambio y a la transformación social. "Desde la comodidad parlamentaria se cambian pocas cosas", aseguró, para lanzar la pregunta retórica de que "si no se pudiese cambiar nada, cómo es posible que la banca diga al PSOE que no gobierne" con ellos o "cómo es posible que la CEOE diga que por favor Unidas Podemos no esté en el Gobierno".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios