No habrá Gobierno hasta mediados de junio

¿Qué viene tras las elecciones generales? Estas son las fechas clave para la investidura

Las negociaciones podrían coincidir con el cierre de campaña del 26-J, obligando a retrasar la ronda de consultas que el Rey tiene que celebrar con los partidos para buscar un candidato

Foto: Pedro Sánchez celebra el resultado de las elecciones generales. (Reuters)
Pedro Sánchez celebra el resultado de las elecciones generales. (Reuters)

Pedro Sánchez se ha impuesto en las elecciones generales con un resultado que, en principio, haría necesario el apoyo de Unidas Podemos y ERC de cara a la investidura. Sin embargo, pesos pesados de Ferraz como la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, o la presidenta del partido, Cristina Narbona, ya han expresado su voluntad de intentar gobernar en solitario, para lo cual haría falta la abstención de PP y Ciudadanos, que ya tienen en su nuca el aliento de la CEOE.

Pero las prisas no son buenas consejeras para los socialistas, que no piensan mover ficha hasta que pasen los comicios autonómicos, municipales y europeos del próximo 26 de mayo. "Cada uno vive el tiempo de una forma. Nosotros no lo vivimos con ansiedad", despachó significativamente el secretario de Organización, José Luis Ábalos, al ser preguntado sobre cuándo comenzarán los contactos con el resto de formaciones en la comparecencia posterior a la reunión de la ejectuvia federal de este lunes. Con las negociaciones en la nevera y una nueva campaña electoral de por medio, es imposible predecir el futuro político a corto plazo, pero sí dibujar un esquema con los plazos reglados en mano:

Recuento oficial de las elecciones

Para conocer los resultados definitivos de las elecciones habrá que esperar al recuento oficial que las juntas provinciales llevan a cabo entre el 1 y el 4 de mayo, de acuerdo al calendario establecido por la Junta Electoral Central. Se trata de un escrutinio público que incluirá los votos del extranjero —182.545 de un total de 2.093.977 residentes solicitaron ejercer su derecho— y que podría alterar ligeramente el reparto de escaños en determinadas provincias donde apenas 1.000 votos de diferencia separan a las fuerzas políticas en liza.

Faltan por contabilizar más de 182.000 papeletas electorales

Acreditación en las cámaras

Una vez resueltos todos los recursos, se proclamarán los resultados y las juntas electorales expedirán las credenciales para que los diputados y senadores puedan acreditarse en el Congreso y en el Senado. El desfile de los nuevos parlamentarios se espera a partir del 6 de mayo, si bien los resultados definitivos no se harán oficiales en el Boletín Oficial del Estado (BOE) hasta 40 días después desde que finalice el conteo en cada región.

Constitución de las Cortes

Si todo sigue su curso, las Cortes podrían constituirse, simultáneamente, entre el 21 y el 23 de mayo, 25 días después de los sufragios como máximo, según artículo 68.6 de la Constitución. Será el día en que los representantes juren la Constitución y elijan a los encargados de presidir las Mesas de ambas cámaras. Por entonces, la persona que ocupe la presidencia del Congreso se desplazará al Palacio de la Zarzuela para informar al Rey, con el fin de que éste pueda abrir una ronda de consultas con los partidos representados y decidir a quién encarga la tarea de buscar apoyos para someterse a una investidura.

Negociaciones y cierre de campaña

Las negociaciones podrían coincidir con el cierre de campaña y la celebración del 26-J, aunque el hecho de que la constitución del Congreso se pueda a producir a tan sólo cinco días de esas votaciones obligará, previsiblemente, a retrasar la ronda de consultas que el Rey tiene que celebrar con los partidos para buscar un candidato. Esos contactos suelen producirse los días posteriores a la formación de las cámaras, pero en esta ocasión podría posponerse hasta la última semana de mayo. Paralelamente, se abre un plazo de cinco días para formar los grupos parlamentarios.

El PSOE no descarta ninguna opción de Gobierno

Investidura a principios de junio

Si existe acuerdo entre fuerzas políticas, el pleno de investidura podría celebrarse, como muy pronto, a principios de junio. El candidato necestaría sumar mayoría absoluta (176 diputados) en la sesión para ser proclamado presidente en primera votación, pero si el Congreso no le otorgara su confianza se procederá a una nueva oportunidad dos días después de la anterior en la que sólo será necesario lograr más votos a favor que en contra. Si se ha logrado la investidura en esas fechas, a partir del 10 de junio podría haber ya nuevo Gobierno y sus ministros empezarán a comparecer para exponer sus planes.

¿Y si no hay investidura?

Por el contrario, en caso de no haberse logrado la investidura, se abriría un plazo de dos meses para nuevos intentos. Eso implica que, si hay un fracaso a principios de junio y no se logra una alternativa viable, como ya ocurrió con la votación fallida de Pedro Sánchez en marzo de 2016, habría que disolver las Cortes nuevamente a principios de agosto para acabar celebrando elecciones a finales de septiembre, en función de este hipotético calendario.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios